Show

Inquilinos del Reggae y una versatilidad que deja huellas

La banda toca hoy en la Sala Hugo Balzo

Inquilinos del Reggae en Pardelion. Foto: Difusión
Inquilinos del Reggae en Pardelion. Foto: Difusión

Para Inquilinos del Reggae, cada concierto en una sala importante implica un trabajo en profundidad. La banda que supera la decena de integrantes y la década de tiempo recorrido, aprovecha cada show para darle “otra búsqueda a los temas”, cuenta en charla con El País el vocalista y guitarrista Santiago Calviño.

“Nos gusta variar la musicalidad, el ensamble con distintos instrumentos, y por eso lleva tanto trabajo, tiempo y cabeza”, cuenta sobre este tipo de preparaciones, para las que se dedican a rearreglar los temas y a modificarlos también en función a los invitados, que aportan matices.

Ese trabajo al detalle será el que se verá hoy desde las 21.00 en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre (entradas en Tickantel), donde la banda presentará el espectáculo Por la huella, que toma el nombre de uno de sus últimos temas editados (en el marco de un EP grabado en la Usina del INJU junto a Chole Gianotti), para convertirlo en un concepto. La idea es mostrar, en escena, “la huella que vamos dejando en este camino que vamos trazando” y recorrer el camino ya hecho, reparando también en los pasos que dejaron marcados los amigos que fueron convocados.

Por eso, Inquilinos del Reggae siente que este año ha estado “cargado de trabajo de preparación”. Porque por un lado estuvo el tiempo dedicado al concierto de hoy, del que participarán Chole, Gastón “Dino” Ciarlo, Fede Graña, Joel Capdeville, Santiago Almada, Marian Camoirán, el cuarteto de saxofones Ellas, Palito Elissalde, Juan Bervejillo y Dostrescinco. Y por otro lado, estuvo la grabación de su participación en el ciclo de videoclips Pardelion, para una temporada que todavía no vio la luz y en la que también contaron con las participaciones de Dino y Graña.

“Pero los temas están ahí, y siguen latentes para un futuro disco”, dice Calviño de cara a las canciones que formarán parte de un nuevo disco.

El que venga, que todavía no ha tomado forma, será el sucesor de La estructura que nos une, un disco en el que la banda buscó plasmar una versatilidad que va más allá del género que aparece en su nombre.

“El reggae fue casi el primer género que salió, o veníamos con esa impronta”, cuenta Calviño. “Y en el barrio también se escuchó reggae; hubo una banda contemporánea a Dostrescinco que se llamaba Curación, y fue una gran fuente de inspiración para nosotros y un empujón para hacer esto. Creo que es un gran mojón, porque ahí nos dimos cuenta que se podía hacer música, agarramos por ahí y estuvo buenísimo”.

“Pero no nos queremos quedar en el reggae”, aclara y sigue: “el nombre cuadró porque cuadró, pero hoy, si nos escucha alguien que no tiene mucha idea de los géneros, no sé si te va a decir que es un reggae. Tomamos eso como base, agarrando condimentos de otros estilos para ir armando algo propio, interesante para nosotros y para el que lo está viendo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º