MÚSICA

Las inquietudes de un cantautor que es diferente

Zambayonny toca hoy y mañana en La Trastienda, a las 21:00.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cantautor: "Me gusta mucho ese género", dice el argentino. Foto: Difusión

Aunque su cédula diga Diego Perdomo, el que responde las preguntas de El País por mail firma como Zamba, apócope de Zambayonny, su sobrenombre más famoso. Ese bajo el que cultivó un estilo personal, bajo el que editó varios discos y hace poco lanzó Hotel de Canciones, que presenta hoy y mañana a las 21:00 en La Trastienda. Quedan entradas en Red UTS.

"Siempre creo que cada disco es mejor que el anterior a los ojos del autor, ya que mantiene todavía fresco ese motor que lo entusiasma para levantarse de la cama y componerlo. Hotel de Canciones no es la excepción para mí; creo que es el disco más redondo que hemos hecho, está plagado de historias y personajes que me encantan. Pero eso no importa, luego el tiempo y el público ordena y cataloga", dice sobre su más reciente trabajo discográfico.

Hotel de Canciones es, justamente, un disco de canciones, algunas bastante bonitas. Es el disco de un cantautor hecho —"me gusta ese género", admite— que no es sólo el que se hizo conocido por la rima y la metáfora subida de tono, por la guarangada. "El problema no es del género sino de quién lo haga", opina.

No es sólo aquel, y está claro en este último puñado de temas que editó (están en Spotify), pero tampoco dejó de serlo. Zambayonny nunca ha renegado de sus álbumes repletos de lenguaje coloquial y sexualmente (muy) explícito: por el contrario, asegura que entre las canciones que escribió "en estos últimos 30 días", hay algunas que podrían ser de sus primeros discos "tranquilamente" y otras que entrarían en el próximo.

"Siempre hice varias cosas a la vez absolutamente diferentes entre sí y lo sigo haciendo, porque me mantiene atento. Es como un ejercicio literario para mí desde que era muy chico. Me guío por la intuición y por las ganas", explica este singular trovador que se ganó un lugar poco común en los medios para alguien que dice tantas palabras no aptas para el horario de protección al menor. Incluso estuvo nominado a los Premios Gardel con Búfalo de Agua: claro, es un músico en serio.

Tal es así que no sorprende encontrar que distintos medios han comparado su voz con la de Alfredo Zitarrosa, uno de sus artistas de cabecera. "¿Qué me hace sentir eso? Un orgullo inmerecido. Yo soy un fiel oyente de Zitarrosa y me encanta su obra", afirma.

Es fiel oyente de la música uruguaya en general —menciona a Jaime Roos, Leo Maslíah, Alejandro Balbis y Tabaré Cardozo, entre otros—, y en La Trastienda convocará a su amiga, la cantante Lea Ben Sasson, para un par de temas.

—Tu biografía dice que Zambayonny es uno de los seudónimos de Diego Perdomo. ¿Cuáles son los otros?

—Durante algunos años mantuve varios personajes en blogs, Twitter o en discos con diferentes personalidades como Leopoldo Mistral, Gatubelita o Karmelo Restelli. Ahora ya solo me quedan un par pero que son secretos y que tienen muchos más seguidores, amigos y citas que yo.

—¿Y Perdomo quién es?

—Un tipo que hace canciones y escribe cuentos tratando siempre de sorprender, de generar cosas con contenido, de provocar, emocionar y divertir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados