STREAMING

Qué tanto ganan los músicos uruguayos con las plataformas online

La venta de discos cayó un 77,8%, pero el consumo de música se ha mantenido a través de plataformas como Spotify o Youtube.

Plataforma. Spotify quiere erigirse en el principal jugador del mundo podcast.
Plataforma. Spotify quiere erigirse en el principal jugador del mundo podcast.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Está claro que en Uruguay, la música ya no se consume como antes. Entre 2008 y 2018, según cifras proporcionadas por la Cámara Uruguaya, la venta de discos cayó un 77,8%, una tendencia a la velocidad de una especie en extinción. Sin embargo, el consumo de música se ha mantenido, lo que cambian son los medios.

De acuerdo al Perfil del Internauta de 2018 que realiza la consultora Radar, el 90% de los usuarios de internet (que en Uruguay abarca el 89% de la población) consumen música a través de YouTube y 33% a través de Spotify.

Pero ese cambio no ha logrado aún generar un retorno económico justo para los músicos y las compañías. “Al día de hoy lo que se genera por digital no compensa lo que bajó en la venta de discos”, dice Andrés Sanabria, director del sello Bizarro. “Sí está claro que el consumo digital va en un camino ascendente y que en algún momento va a llegar a su tope”.

Youtube
Youtube es la plataforma que más usan los Uruguayos para escuchar música. Foto: Archivo

O sea por ahora no hay mucha plata.

YouTube, por ejemplo, es la plataforma que menos regalías les paga a los músicos, según fuentes del sector. Desde que incluyó publicidad (en mayo) y creó YouTube Music, los músicos comenzaron a cobrar por reproducciones.

Sin embargo, los requisitos para generar dinero dependen de muchos factores. Primero, es necesario que el usuario reproduzca la publicidad y escuche la canción completa. A su vez, el costo de publicidad en distintas regiones genera diferentes ingresos.

Youtube
Youtube. Foto: Archivo

Diego Martínez, director del sello Montevideo Music Group, dice que en Estados Unidos se suele cobrar siete veces más que en Sudamérica, en Europa, 10 veces y en Japón, 15. La publicidad, también depende de la fecha. “Una visualización entre el 15 de diciembre y el 1° de enero paga el doble de lo que paga una reproducción el 15 de enero. En diciembre la publicidad es más cara y más cantidad. Lo mismo pasa si mirás un video varias veces. A partir de la quinta vez seguro ya no aparece publicidad porque tu computadora no paga más”.

Hay más detalles. También es importante el canal en el que una canción o un disco son publicados. No es lo mismo que una canción esté radicada en el canal oficial del artista, en la página del sello o en el canal de un tercero.

“Es muy poco lo que se genera con YouTube”, dice Sanabria. “Si hablás de decenas de millones de reproducciones de varios videos de un canal sí puede ser un dinero interesante, pero tampoco va a ser muy significativo porque el artista que tiene tantas visitas seguro tiene un ingreso mucho mayor porque llena estadios en todo el mundo”.

Spotify
El 33 por ciento de los uruguayos escucha música a través de Spotify. Foto: Archivo

Al ser un mercado tan chico, los artistas uruguayos están muy lejos de lograr las decenas de millones de reproducciones que menciona Sanabria. Jasa Music, uno de los sellos de música tropical más populares de la escena local, tiene 170 mil suscriptores y suma 40 millones de reproducciones en todos sus videos. Su creador, Alejandro Jasa explica que desde hace poco el sello está tramitando una liquidación para empezar a cobrar por las reproducciones de las plataformas.

Los que ganan menos son los artistas independientes. Para Florencia Núñez, que tiene editados dos discos, el ingreso que genera YouTube es “bastante bajo”. Sus canciones con más visitas son “Superwoman”, que tiene 18 mil reproducciones. “Cuando veo mis liquidaciones de plataformas digitales, veo de dónde proviene cada ingreso y YouTube tiene un número mínimo”, explica.

La ventaja de YouTube es la facilidad con la que cada artista o sello puede publicar una canción (solo se necesita crear un canal) y la difusión que genera.

“Antes tenías que estar atento a la radio o comprar un disco para poder escuchar a un artista”, explica Jasa. “Ahora desde cualquier lugar del mundo podés escuchar una canción en YouTube”. Hay otra ventaja: “En YouTube tenés un medidor de audiencia que te dice desde dónde te escuchan y en qué edades. Entonces cuando subís una canción podés seleccionar a qué público querés llegar”.

La nueva radio

La segunda plataforma de streaming más utilizada en Uruguay, Spotify que tiene más de 217 millones de usuarios en todo el mundo. Por lo menos paga mejor aunque, según Sanabria, “tampoco es nada espectacular”.

El método de pago también depende de una ecuación que parece más sencilla. La reproducción completa de una canción se paga entre 0,006 y 0,0084 dólares. La diferencia depende de los planes de escucha del oyente, que puede ser de uso gratuito y Premium con una suscripción mensual.

“Hay artistas que tienen el 70% de sus oyentes en planes Premium, así que cobran más por reproducción”, asegura el Martínez, y nombra que artistas de jazz y de música clásica suelen ser los que tienen más oyentes premium porque el público suele preferir escuchar su obra en mayor calidad de sonido, que es una ventaja sobre el plan gratuito).

Además de las regalías por escucha, la principal diferencia entre las dos plataformas es la manera en que publica el material. Mientras que en YouTube cualquier usuario puede publicar videos, en Spotify es necesario contratar a un agregador digital que se encarga de publicar canciones y discos teniendo en cuenta una serie de requisitos de masterización, créditos e imágenes de alta calidad. El beneficio de un distribuidor digital es que, además de publicar música en Spotify, también sube a Apple Music, Google Play Deezer, ITunes Movistar Música, Claro Música, MUS y Tidal, que algo ayudan.

“Las plataformas ocupan un poco el lugar de lo que antes era una disquería”, dice Núñez. “Las playlists te informan y te recomiendan cosas nuevas todo el tiempo”.

“Aquiles”, una de sus canciones, fue incluida por los curadores de Spotify en una playlist de novedades. “Despegó rapidísimo”, dice. Llegó a 92 mil reproducciones, o sea que le generó alrededor de 650 dólares.

Agadu, la asociación que reúne a los autores y vela por sus derechos, tiene un convenion con la agregadora digital CD Baby. que sube material gratuitamente a 150 servicios de streaming y paga regalías mensualmente..

“A veces se ve a artistas independientes que se quejan porque les llegó una liquidación de seis dólares”, dice Sanabria. “En un país chico como Uruguay, eso no es muy diferente de lo que nos llega a Bizarro por artistas que no son tan conocidos. En ese sentido es igual a la venta de discos: los artistas más populares son los que llevan más en la web”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados