MÚSICA

Cuando lo que importaba era la distorsión y el riff

Def Leppard y la reedición de su obra maestra, "Hysteria", a 30 años de su publicación

Si no puede ver el video, haga click aquí.
A 30 años de su publicación, la banda inglesa —que empezó en el pelotón de la Nueva Ola De Heavy Metal Británico pero luego se desmarcó— reedita este álbum, su punto más alto tanto artístico como comercialmente.

La reedición viene con todo lo que los más obsesivos (y adinerados) quieren: vinilos, libros, fotos inéditas y otros chiches.

Cuando Def Leppard sacó este disco habían pasado cuatro años del lanzamiento anterior, el espléndido Pyromania. Ahí, Def Leppard ya había comenzado a mostrarse como lo que en realidad siempre fue: una banda de rock melódico disfrazada de heavy metal. El registro agudo y gritón de Joe Elliot, la batería atronadora de Rick Allen y los rapidísimos solos de guitarra de Phil Collen eran la fachada de canciones que, en realidad, eran puro estribillos pop.

El accidente de tránsito de Allen en el cual perdió un brazo fue uno de los contratiempos que atrasaron la salida de Hysteria, pero cuando finalmente salió a la calle, arrasó. Con la meticulosa producción de "Mutt" Lange, Hysteria presentó un repertorio que lo tenía prácticamente todo: las canciones derrochaban inventiva, contagiaban y tenían un sonido que irradiaba contundencia y poderío, dos cualidades que toda banda de rock más o menos pesado quiere alcanzar pero que pocas logran.

El éxito fue tal que Def Leppard salió del gueto metalero, más allá de que en esa época ese gueto era uno de los más grandes que había. La balada "Love Bites" sonó tanto que al final se hizo insoportable. Muchos siguen identificando a esa canción como la más importante del álbum y en términos de repercusión están en lo cierto.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Pero Hysteria es mucho más que "Love Bites". Con un lado A en el que cualquiera de las canciones podría haber sido un monstruoso hit (de hecho, "Pour Some Sugar On Me" lo fue), este disco reflejó de manera inapelable su época (ese mismo año Whitesnake sacó su disco homónimo, otro superventas). Hysteria es un notable testimonio de cómo sonó gran parte de la década de 1980: riffs de guitarra elaborados y entradores, solos exhibicionistas y estribillos para corear en masa y levantar los brazos haciendo el saludo de los cuernitos.

Disco: Hysteria 30th Anniversary

¿Está online? No. Esta versión se vende por Amazon a aproximadamente 100 dólares.

¿Está bueno? ¿Es el Papa católico? Obvio que está bueno. Gran disco de pop-metal.

Def Leppard. Foto: Difusión
Def Leppard. Foto: Difusión
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º