CRÍTICA - MÚSICA

Homenaje que no lo fue tanto

Fuimos con la ilusión de asistir a un concierto en el que Gerardo Matos Rodríguez fuera el gran homenajeado por los 100 años del estreno de La Cumparsita.

Lamentablemente tanto él como Jaurés Lamarque Pons —del cual se cumple este año el centenario de su nacimiento— fueron un mero complemento en la gala, que parecía más un homenaje al bandoneonista Raúl Jaurena que a los verdaderos agasajados. Jaurena es un diestro ejecutante de bandoneón, pero creemos que se olvidó que era un homenaje a Matos Rodríguez. Fue una pena que la mitad del programa fueran tangos de autores argentinos, olvidando que Matos escribió 76 obras de las cuales 37 son tangos entre los cuales se destacan: "Che papusa oí","Son grupos", "Mocosita", "Canto por no llorar" y "San Telmo" entre otros .

Pensamos que en el supuesto caso de no contar con partituras del homenajeado podrían haberse interpretado tangos de otros autores uruguayos como Gardel,Canaro, Pintín Castellanos y Razzano, entre muchos otros.

En los cuatro arreglos que presentó Jaurena se notó una ampulosidad excesiva tanto en las variaciones como en las cadencias, lo que contribuyó a que las melodías originales se perdieran. Su versión de La Cumparsita fue la más extensa que hemos escuchado, debido a las interminables variaciones y agregados que hicieron que la partitura que consta de dos carillas pasara a ser como de veinte.

El director Martín García evidenció poca afinidad con la obra de Lamarque Pons, salvo en la emotiva "Aria" del Tríptico Montevideano, la mejor interpretación de la noche. Con respecto a las otras obras, García no supo alivianar los metales dejando en la mayoría de las veces opacado al solista. La excesiva cantidad de músicos hizo que se perdiera el intimismo contradiciendo al propio Matos Rodríguez que cuando se refería a su obra decía: "Debe ser más sentida que escuchada".

La inclusión del arpa fue totalmente superflua pues la recargada instrumentación no permitió su lucimiento. Lo mismo se puede decir de la participación como solista de Javier Toledo que tuvo mínimas intervenciones

A pesar de todas estas contrariedades debemos agradecer haber podido escuchar la voz y algunos compases de "La Cumparsita" interpretados al piano por su autor. Fue el momento más emotivo de la noche. También quisiéramos resaltar la excelente confección del programa de sala.

La Cumparsita: Gala 100 años.

Dirección: Martín García. Solista: Raúl Jaurena. Participación especial: Ballet Nacional del Sodre y pianista Javier Toledo. Programa: "Tríptico montevideano" de Jaurés Lamarque Pons, "A media luz" de Edgardo Donato, "Adiós Nonino" de Astor Piazzolla, "Suite New York gotan" de Raúl Jaurena, "El choclo" de Ángel Villoldo y "La cumparsita" de Gerardo Matos Rodríguez. Lugar: Auditorio Nacional del Sodre. Fecha: ,19 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados