La propia discoteca

Aquel que hizo lo que nadie hizo

De hippie trasnochado, pero con buenas canciones, a una megaestrella sexy de la música mundial

Lenny Kravitz
Lenny Kravitz. Foto: Mathieu Bitton

Parecía mentira entonces que Lenny Kravitz pudiera saltar de ser un hippie trasnochado, pero con buenas canciones, a una megaestrella sexy de la música mundial. Pero vaya si lo consiguió.

Después de un disco debut (Let the Love Rule) que parecía rescatado de fines de la década de 1960, Mama Said fue el primer paso para su dominio global. Y es, además, un gran disco, por la principal razón por la que son grandes los discos: sus temas.

A cargo de casi todos los instrumentos, Kravitz congenia todas sus influencias en un solo envase. Aquí suenan ecos de Hendrix, soul de Filadelfia, jazz y rock en una combinación que con el tiempo Kravitz haría menos evidente.

Es un disco, además, cargado de buenos riffs de guitarra, un recurso sobre el que están construida casi todas las canciones. Y pueden ser usados para la psicodelia de “Fields of Love”, el arrebato rockero de “Always On The Run”, la balada “Stand By My Woman” o esa maravilla de soul con cuerdas que es “It Ain’t Over Til Is Over”, una de las mejores de su repertorio. Kravitz es, por encima de todo, un gran compositor, y acá consiguió la mayor densidad de grandes canciones de toda su carrera. Tenía 27 años.

Desde entonces se ha transformado en una estrella de juventud eterna, y que dos por tres consigue recordarnos ese talento para hacer que una canción sea inolvidable. Su nuevo disco, anunciado para setiembre, tiene algo de esta vieja magia.

Lenny Kravitz "Mama Said"
DiscoMama Saids
Año 1991
¿Está online?Sí, en las plataformas digitales
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)