HISTORIA DE UNA CANCIÓN

La historia de "I Just Called To Say I Love You", el gran éxito de Stevie Wonder

El gran músico cumple hoy 70 años y es una buena oportunidad para recordar una de sus más grandes canciones románticas que, además, le dio un Oscar.

Stevie Wonder en 1984. Foto: Motown.
Stevie Wonder en 1984. Foto: Motown.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La escuchamos en publicidades del Día de la Madre y el Día de San Valentín. Suena al menos una vez por día en las radios de oldies uruguayas y su presencia es obligatoria cuando se acerca la Noche de la Nostalgia. “I Just Called To Say I Love You”, de Stevie Wonder —el artista que hoy cumple 70 años—, es uno de esos clásicos que parece que jamás envejecen.

La canción se publicó en 1984 y formó parte de la banda sonora de La chica de rojo, aquella exitosa comedia romántica que fue dirigida y protagonizada por Gene Wilder junto a Kelly LeBrock. “I Just Called To Say I Love You” fue una de las siete canciones que Stevie Wonder compuso para la película. El disco —cuya edición vinilo se suele encontrar fácilmente en las bateas de ofertas de la feria de Tristán Narvaja— también incluía algunas canciones de Dionne Warwick y la balada “It’s You” es un dueto con Wonder, quien aporta el sonido único de su armónica.

Pero del repertorio de ocho temas del vinilo original, la que resistió el paso del tiempo —incluso superando a la película— fue “I Just Called to Say I Love You”. La canción se terminaría convirtiendo en el mayor éxito de Wonder y en 1985 se llevaría el Oscar y el Globo de Oro a mejor canción original.

“Compuse ese tema en cinco minutos. Era simplemente un demo que había quedado arrumbado entre mis archivos pero jamás pensé que se convertiría en el éxito que fue”, recordaría el músico años más tarde en un entrevista. “No está dedicado a una persona específica ni tenía a nadie en mente cuando surgió; se trata de un sentimiento universal”.

La canción, en la que Wonder se encargó de todos los instrumentos —como lo había hecho en su disco de 1972, Music Of My Mind—, se construye sobre ese mensaje simple y directo que resiste el paso del tiempo: la necesidad de decir “te quiero”. “Solo llamé para decirte que te amo / Y lo digo desde el fondo de mi corazón”, insiste en aquel estribillo inolvidable.

Sobre colchones de sintetizadores —el Roland VP-330 se vuelve protagonista—, una batería electrónica y una melodía bien pegadiza, Wonder presenta unos típicos arreglos pop de mitades de los ochenta. El puente incluye unos coros beatle que le agregan todavía más delicadeza a la letra. “Tenía la melodía y la letra para el estribillo. Y al escuchar los acordes sentí una conexión directa con The Beatles”, explicó Wonder.

“Esa idea y ese sentimiento fueron los que me inspiraron a usar el Vocoder, mientras que en mi imaginación siempre me vi a mi mismo y a los Beatles cantando juntos”. El vocoder, un sintetizador que transforma la voz humana en algo robótico —Kraftwerk, Giorgio Moroder y Daft Punk lo usan mucho en sus canciones— le añade un tinte experimental y bizarro a “I Just Called To Say I Love You”, y termina de convertirla en una de las canciones pop que mejor definen lo que pasaba en los ochenta.

Pero si bien los tintes electrónicos hacen que “I Just Called To Say I Love You” se quede atrapado en los ochenta, las imágenes honestas y bien intencionadas de la letra logran que el mensaje se mantenga vigente. “Nada va llenarte el corazón como estas tres palabras”, canta Wonder antes de declarar unos cuantos “I Love You” y de hablar de las excusas para hacer una llamada en cada mes del año: Halloween, Navidad, año nuevo. Si bien en su momento la crítica musical la atacó por su simpleza —bastante alejada de clásicos como “Living For the City”, “Village Ghetto Land” y “Black Man”, que abordaban el racismo y la injusticia—, la canción se ganó un lugar entre lo más destacado de su carrera.

“Pensás que la gente ya se aburrió de las canciones tontas de amor, / Pero veo a mi alrededor y veo que no es verdad, / Algunas personas quieren llenar el mundo de canciones tontas de amor, / ¿Cuál es el problema?”, cantaba Paul McCartney junto a Wings en “Silly Love Songs”, de 1976. “I Just Called To Say I Love You” es el ejemplo perfecto de que la gente sigue disfrutando de esas “canciones tontas de amor”.

El tema llegó al número uno en 17 países. Lideró la lista de éxitos de Estados Unidos durante tres semanas e hizo lo mismo durante seis semanas en las listas británicas. Como se dijo antes, el tema le dio el Oscar a mejor canción original en 1985. Y esa canción simple y universal terminó funcionando como un acto político: cuando Wonder subió a recibir su estatuilla se la dedicó a Nelson Mandela, quien seguía preso en Sudáfrica. De inmediato, sus canciones fueron censuradas en el país africano. “Si ser prohibido ayuda a que la gente sea libre, entonces prohíban mis canciones todas las veces que quieran”, dijo tras enterarse de la noticia.

“I Just Called To Say I Love You” le traería problemas legales al músico. Lee Garrett y Lloyd Chiate, los antiguos colaboradores de Wonder, lo llevaron a juicio alegando que habían escrito el hit en 1976. Sin embargo, el jurado desestimó el pedido y falló a favor de Wonder.

Hoy es el cumpleaños número 70 de Stevie Wonder y volver a encontrarse con “I Just Called To Say I Love You” es una gran manera de celebrar la trayectoria de uno de los músicos estadounidenses más importantes. Escuche, cante el estribillo a todo volumen y —si se anima— llame a un amigo, a un familiar o a su pareja para recordarle que lo quiere.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/