Entrevista

La historia de "Francis canta Jaime Roos" contada por ella misma

La tanguera relata el proceso que la llevó a grabar el último disco, que presenta este jueves en La Trastienda

Francis Andreu. Foto: Nora Lezano
Francis Andreu. Foto: Nora Lezano

Francis Andreu es tanguera: lo dice, lo repite y lo siente así. Sin embargo, ahora se está redescubriendo en otro lugar que la aleja de ese arrabal del que se apropió por pura caradurez, y la acerca nada menos que a la murga canción. Andreu, así de tanguera como es, se metió al estudio por esas vueltas de la vida, para grabar un disco con canciones de Jaime Roos, que edita en breve el sello Montevideo Music Group.

Es el material que Andreu presentará este jueves y el próximo en La Trastienda, a las 21.00 (entradas en Red UTS), donde no se olvidará de su esencia y donde además, se reencontrará con una adrenalina y unos nervios de los que se había despegado por distintos motivos. De todo eso charló una tardecita con El País, cigarrillo mediante. Lo que sigue a continuación es, en primera persona, el relato de Francis Andreu sobre su historia con Jaime Roos y su renacer como artista.

En primera persona

Palabra de Francis

La barra que labura conmigo se lleva muy bien, nos reímos mucho, y cuando salimos para afuera curtimos música, porque somos amigos. Y claro, salen canciones. Y en esa de fogón, Guzmán (Mendaro, su guitarrista) empezó con que teníamos que hacer los temas de Jaime. “Vos lo amás, te quedan bien”, me decía. Pero yo no soy una gran cantora, soy una intérprete de tango; hay que conocer tus limitaciones. A la hora de interpretar tango, las historias son más complejas y la música es más intensa. Pero lo que sí descubrimos en la música de Jaime es que todas tienen bases así, de milonga o de tango. Si prestás atención, “Los futuros murguistas”, por ejemplo, calza con facilidad: por eso se ve que me quedaban bien naturalmente.

Pero yo no me animaba a grabar un disco de Jaime, de insegura y de conservadora. Es como: puta, ¿yo me voy a meter con este groso? Cuando lo más curioso es que yo lo adoro, él me quiere, tengo un vínculo; cuando arranqué él me apoyó, me dio consejos. Entonces era mucha responsabilidad para mí, aunque de hecho me pasa con el tango: hay tangos que siento que me quedan grandes. Pero un día me levanté y le dije a Guzmán: “Es ahora. Vamos a grabar ese disco”.

Guzmán, como me conoce mucho, encaró el trabajo enseguida, y ponele que en un mes teníamos un repertorio armado. Cuando vimos que era una cosa digna, linda, le mandé mail a Jaime. “Jaime, me encantaría hacer esto. Quiero saber qué opinás”.

Su respuesta fue tan linda y llena de amor que me emocioné salado. Porque para mí, para mi barra, está Jaime y después el resto de los mortales. Y no hay mucha discusión en eso.

Así que frente a esa respuesta grabamos, en el estudio de No Te Va Gustar, y cuando estuvo todo pronto se lo mandé. Y me contesta arrancando: “Francis, mi respuesta no va a ser objetiva, no puedo creer. Sos muy generosa por darle vida a mis canciones”. ¡Que Jaime Roos le diga eso a cualquier músico uruguayo o argentino, es el summum! Y ahora está por salir a la cancha el disco, en cualquier momento.

Para mí es una motivación distinta, y me tiene muy nerviosa el tema del show: no sé cómo va a reaccionar la gente cuando yo cante “Adiós juventud”. Me deja tranquila que musicalmente es digno, y que tampoco se aleja tanto. Porque viste que hay canciones de Jaime que la gente siente muy propias; es como “Polvo de estrellas”. Mi miedo es que me estoy metiendo en un lugar muy propio de la gente.

"Hay canciones de Jaime que la gente siente muy propias; es como 'Polvo de estrellas'"

Francis AndreuCantante

Pero me di cuenta que aprendí a cantar de otra manera, y me encanta. Me encanta descubrir que puedo sentir y decir de otra manera, pero también me encanta sentirme tanguera, y saber que lo mío es interpretar tango. En los ensayos me sentí exigida, hasta en tonos, porque al tener murga, los tonos de Jaime varían un montón. Creo que hasta amplié mi registro cantando estas canciones; me redescubrí como cantante, y eso está salado. Porque viste que a uno le cuesta salir de la zona de confort, y eso es por conservadora pero porque también había miedos ahí. Pero todo fue gracias a Guzmán: que confíe tanto en mí como cantora, hace que yo logre aprender, crecer; eso, salir de la zona de confort.

El vínculo

La historia con Jaime

A Jaime lo conocí en El Ciudadano, cuando me presentaron a Adriana Varela. Yo tenía 16 años y quedé encandilada. Al tiempo me llamaron para una publicidad de cigarrillos; yo cantaba hace un año y no sabía ni qué cobrar. Entonces me acuerdo que le dije a Jaime que no sabía qué hacer con eso, y el crack nos citó a tomar un café a mí y a mi viejo. ¡Y no sabes todo lo que nos enseñó!

Creo que en general soy una piba con suerte, pero no puedo decir ni que me costó salir adelante en la música ni nada. Siempre tuve apoyo divino de todo el mundo. Y hay una cosa que de decírtela, me emociona: la gente me acompaña a donde yo vaya. Canto esto y la gente me acompaña; canto con Vanesa Britos y me acompaña, y canto en El Tartamudo para 80 personas, y explota. El cariño y el apoyo es algo que me vive emocionando. Yo hace mucho que no hacía algo grande, desde 2012, y había perdido esa adrenalina de tener que cortar entradas y remar.

El público grande es distinto, te hace renovarte, y a mí me viene bien, porque me gusta mucho el show chico, porque me gusta verle la cara a la gente, ver cómo reacciona. Pero cuando entrás en esa y te acostumbrás mucho, después te pega mucho nervio cantar para muchas personas. Entonces esto está bueno.

Y de Jaime me gusta todo. Jaime es el rey de las melodías, el artista que logra la mezcla perfecta entre una excelente melodía y una poesía alucinante. Es un tipo que hace unas canciones muy urbanas, pero que las pinta de una manera muy linda. “Solo contigo” es una letra de amor que, si la hacés balada, la ponés en una telenovela.

Y más allá de como compositor, por Jaime tengo una admiración como profesional. La tiene muy clara, siempre supo hacer lo correcto en el momento correcto. Él mismo ha dicho que se le han cerrado muchas puertas por pararse desde un lugar y decir: “O voy en estas condiciones a tocar, o no voy”. Yo eso lo aprendí de él. Y a mí también se me cierran muchas puertas por eso, y no me bajo de esa tesitura.

Ránking

El top 3 de Jaime según Francis

1

"Y es así" / Del disco "Candombe del 31" (1977)

Sobre una guitarra que dibuja un milongón, la voz todavía joven de Jaime Roos tiene un perfume de canto brasileño. Es la preferida de Francis Andreu, que la grabó.

2

"Tema del hombre solo" / De "Fuera de ambiente" (2006)

Andreu se deslumbra ante esta canción que, dice, es ingrabable porque es demasiado Jaime Roos. “En ese tema lo conocés, entendés la cabeza del tipo. Ahí lo resume todo”, opina la cantante.

3

"No dejes que" / De "Estamos rodeados" (1991)

La tercera elegida por Andreu es una canción bien diferente a las anteriores, entre el pop melódico y la influencia beatle, pero con un estribillo más bien tanguero.

En vivo

Lo que se va a ver en el show de este jueves

Francis canta Jaime Roos es el nuevo disco de Francis Andreu, compuesto por 10 temas y un instrumental, por “clásicos y no tan clásicos. Tiene temas que no son tan conocidos, pero yo funciono cuando la canción me gusta, entonces quería hacer eso, como ‘No dejes qué’, que es un tema re beatlero y lo hicimos medio milonga”, dice a El País. Todo ese repertorio mostrará este jueves y el próximo en La Trastienda, desde las 21.00. La acompañan sus guitarristas de siempre, Guzmán Mendaro y Poly Rodríguez, y el bandoneonista Sergio Astengo; y las entradas están en venta en Red UTS desde 400 pesos. Y por si acaso, por gusto personal pero también para complacer a su público, Andreu avisa que va a haber algún que otro tango.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)