NOVEDADES MUSICALES

Historia contada por la electrónica

Emil Montgomery festeja su carrera, hoy en el Solís.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Son 25 años de carrera los que el uruguayo conmemorará. Foto: M. Bonjour

De la primera vez que dio un show en Montevideo, en el Teatro del Anglo de Montevideo, ya pasaron 25 años y un montón de trabajos y avances tecnológicos que cambiaron su vida. Eso, todo eso, es lo que festeja esta noche el músico Emil Montgomery, un pionero de la música electrónica en Uruguay.

A las 21.00 se subirá al escenario principal del Teatro Solís (quedan pocas entradas en venta en Tickantel, desde 400 pesos). "Vamos a recorrer esos 25 años de shows, de música, invitando a las personas que han formado parte importante de mi trayectoria artística en determinados momentos", cuenta en la previa a El País.

Hay una cantidad de invitados previstos para este espec-táculo, de ámbitos bien diferentes pero representativos en el recorrido que ha hecho el uruguayo hasta ahora.

¿Qué tienen en común Hugo Fattoruso con Óscar Valdez, por ejemplo? A simple vista poco, pero son parte de ese mismo paisaje ecléctico por el que ha pasado Montgomery. Y ecléctico es un término que le gusta, que lo define y con el que se siente bastante cómodo hoy. "Nunca pretendí encasillarme sino mantenerme libre", dice. "Pero el término es muy amplio y lo aplicaría relativamente".

Montgomery tiene muy presente aquel show de 1991, puntapié inicial de esta carrera que hoy celebra. "Estuve un año metido en un estudio que me había montado en mi cuarto, con elementos muy rudimentarios", recuerda, para poder concretar ese concierto que fue un homenaje al compositor francés Jean-Michel Jarre, cuya influencia se hizo notar en la obra de Montgomery.

Aquella presentación la montó con una computadora Atari que funcionaba con diskettes, pero lo que la sacó adelante, dice hoy, "fue la pasión y el empuje": dos características que se mantuvieron presentes en su trayectoria.

De cualquier manera, Montgomery aclara que no va atrás de la tecnología, una persecución riesgosa en la tecnología y que siempre puede perderse, sino que utiliza los avances vertiginosos para poder desarrollar cada vez más su creatividad.

"Hoy, gran parte de la música electrónica suena toda igual, porque todo el mundo tiene lo mismo y todos siguen un modelo del que no se sale. Entonces hay un mercado que propicia el consumo de ese tipo de cosas, y hace que se olvide que el que está manejando la tecnología en realidad sos vos", señala el uruguayo, quien se aparta de ese recorrido tradicional.

De cualquier manera, es entusiasta en cuanto al desarrollo que ha tenido la electrónica en Uruguay y la región, tomando en cuenta que el mercado local es "conservador" y "chico". "Ahora está en auge la electrónica en todo el mundo, y acá le llegó la hora también", dice.

Si mira estos 25 años en los que lleva metido en el género, Montgomery también es entusiasta y cree que acá le ha ido "muy bien", tanto que reconoce ese éxito que tuvo en el medio como un motivo clave para poder haber repercutido afuera. Eso le impone una exigencia, la de dar siempre lo mejor, y eso tratará de hacer hoy en el Solís, en una fiesta que protagoniza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)