Show

Hacerle frente al invierno con una fiesta de rocanrol

Trotsky Vengarán hace mañana su Fiesta Clandestina

Trotsky celebró su habitual noche de los muertos. Foto: Marcelo Bonjour.
"Más allá o más acá", del último disco de Trotsky Vengarán

Todo lo que Guillermo Peluffo tiene para decir del nuevo disco de Trotsky Vengarán es en condicional. La banda todavía no entró al estudio —lo hará el miércoles en Buenos Aires—, todavía no sabe de cortes de difusión ni de conceptos generales, pero algunos esbozos de ideas ya puede hacerse. Y por eso, aunque no hay nada terminado al cien por ciento, al menos una de las canciones nuevas será probada por primera vez mañana, en Sala del Museo, en la segunda Fiesta Clandestina a cargo del grupo punk.

Trotsky es el número central de la Clandestina de mañana, que lleva por nombre La revolución y que convocará a los argentinos de Mal Pasar y a la banda emergente Guacho, en lo que Peluffo entiende no como una fiesta punk, sino como una fiesta “de rocanrol”.

Arranca a las 22.00 y quedan entradas en venta en Abitab (y de haber remanente, en boletería) a 420 pesos.

Del nuevo disco que está en plena gestación, seguro sonará “Hasta mañana” porque, afirma Peluffo a El País, “tiene la personalidad suficiente para ser tocada en vivo en un recital bastante particular, de madrugada, donde tampoco le podés pedir a la gente que tenga una sensibilidad preparada para escuchar cosas nuevas. Tiene que armonizar con un recital de Trotsky de trasnoche”.

Así, el recital tendrá “la lógica y las dinámicas” de un concierto tradicional de la banda, pero con una intención más festiva, donde los hits que tienden más a lo melancólico o evocativo quedarán de lado, y se apelará a aquellos temas que, en plena resaca mundialista e invernal, servirán para sacudir al público. “Porque hay que volver a la vida”, dice Peluffo, “y qué mejor que con un fiestín. Esa es la verdad”.

En paralelo, este show tan pegado a la grabación del disco nuevo, le servirá a la banda para tener un cambio de aire y reencontrarse, en medio de la construcción de nuevas canciones, con la identidad ya construida y plasmada en una cantidad de discos y de más de 20 años de recorrido.

Trotsky Vengarán. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

“Es como una trampa al proceso de creación”, explica el cantante y compositor, “porque vos salís del universo que estás generando y te vas a enfrentar al otro. Y es duro, pero es necesario. Es como una violencia forzada a la que elegimos someternos, porque enfrenta lo que estás haciendo a todo lo otro, canciones que están probadas con la gente y con vos mismo. Y ahora estás en otro lugar donde todo te calienta muchísimo, pero no sabés si es un amor duradero”.

En pleno enamoramiento, Peluffo dice que la banda sólo está persiguiendo la misma idea de siempre: hacer canciones constantemente, “como método de vida”.

Sin embargo, si hay que hilar más fino y pensar en cómo se vinculará este disco con los dos últimos álbumes de estudio de Trotsky, Cielo salvaje y Relajo pero con orden, Peluffo lo ubica directo en el medio. Le ve a las canciones esa impronta libre que apareció en Relajo pero con orden, editado en 2016, pero con la densidad roquera que tuvo su antecesor, un disco muy marcado por un momento bisagra de la banda. “Puede sonar extraño”, avisa Peluffo, “pero tratamos de hacer de una canción oscura, un éxito. Ese es el desafío para este disco”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º