ENTREVISTA

Guillermo Bonetto: "Lo más valioso de Los Cafres es que no nos vestimos de nada"

La banda de reggae Los Cafres tocará este sábado en Montevideo, en Otro Mundo junto a Los Pericos, y su cantante conversó con El País en la previa

La banda argentina Los Cafres. Foto: Difusión
La banda argentina Los Cafres. Foto: Difusión

El sábado, a partir de las 18.00, Otro Mundo será sede de un encuentro entre dos de las bandas más importantes del reggae argentino: Los Pericos y Los Cafres. Ambas con más de 30 años de trayectoria, repasarán su historia en la segunda edición del ciclo de rock que se celebra en el local ubicado en la Rambla Dr. Baltasar Brum 3129. Abren los grupos locales Origen Alternativo y Pipo Palmera.

Antes del show (entradas en venta en Passline), Guillermo Bonetto, el líder de Los Cafres y en portada en la última Rolling Stones, habló con El País sobre la escena del reggae en Argentina y sobre cómo “La flor”, una canción del proyecto Hoy-3Décadas, invita a analizar los beneficios del uso del cannabis medicinal.

—Este sábado se van a presentar junto a Los Pericos en Otro Mundo. A finales de los ochenta, mientras Los Cafres estaban empezando, vos también tocabas con Los Pericos como percusionista. ¿Qué recordás de época? ¿Lo sentiste como una escuela del reggae?

—Escuela de reggae no, pero sí aprendí mucho de su organización y de su forma de trabajar. Digo de reggae no, porque yo era más enfermo del reggae que ellos (se ríe). Ellos son excelentes músicos, y ya en ese momento eran superprolijos y muy metódicos para trabajar. Aprendí mucho de ellos porque tienen mucho conocimiento de música y de producción, pero también tenemos estilos muy diferentes de ver la música.

—Los Cafres están celebrando sus 30 años con Hoy-3Décadas, un disco triple que se divide en tres volúmenes. Uno de los primeros cortes fue “La flor”, con un videoclip que apoya la causa del cannabis medicinal desde la perspectiva de una madre que usa aceite de cannabis como medicina para sus hijos, uno con epilepsia refractaria y el otro con autismo. ¿Cómo surgió la idea del tema?

—Claudio (Illobre, tecladista de Los Cafres) cuenta que escribió la letra en un momento en que a uno le baja la inspiración y escribe, aunque no sabe de qué va hablando. Fueron saliendo imágenes y le cayó la ficha de qué era. Se dio todo perfecto, porque cuando ves el video y se habla de este personaje alado que va regalando la vida, se ven las imágenes de los chicos (Luca y Mauro), y se da algo tan emotivo y tan real que no hay dudas de que es un tema muy importante de encarar. Es necesaria la empatía y la importancia de bajar las máscaras y cortar con la hipocresía de los miedos. A veces se protesta contra el cannabis medicinal porque tienen miedo; la conciencia es lo que nos va a salvar de los abusos de cualquier tipo de drogas, no la prohibición, la censura y la represión, ya sea autoimpuesta o desde afuera.

—Creo que el mensaje más importante del video es la empatía. Al comienzo de “La flor” se cita un titular de Clarín que dice “‘Madres de la marihuana’: cultivan para curar a sus hijos y por amor desafían la ley”…

—Claro, es un dolor imaginarse eso. Estás frente a la injusticia de que no te permiten darle el remedio a tu hijo… What? ¿Quiénes son para no dejarme que le dé un remedio a mi hijo? La marihuana existe hace miles de años; son plantas, son sagradas y no solamente por las culturas autóctonas de Asia o de América. Hace poco estaba viendo un video que explica que en el mundo científico, donde todo se comprueba por pruebas concretas, tienen corroborado que la evolución de todas las especies no es por medio de la competencia ni de la excelencia del mejor. Eso está totalmente errado, lo de Darwin fue genial, pero ya se comprobó que no es así. La evolución se da a través de la cooperación, no de la competencia. Entonces tenemos que cuidarnos entre nosotros y dejar de estar separados. Necesitamos respetar, discutir abiertamente y ver la viabilidad de opciones que hay.

—Volviendo a la música, desde finales de los ochenta ustedes han acompañado la evolución del reggae en Argentina. ¿Son conscientes de que han ayudado a que el género se desarrolle?

—Hemos colaborado, somos un eslabón. Hay algunos que son más visibles que otros, pero todos forman parte de esta cadena. Ya haya sido Donald, que en los setenta grabó sobre un riddim jamaiquino (“Scaba Badi Bidu”, de 1971); o Sumo, que es la primera banda de rock que suena a reggae de verdad; o Los Cafres, que es la primera banda exclusivamente de reggae roots. Porque si bien Los Pericos y La Zimbabwe ya existían, ambas eran más crossover. Los Cafres tienen una seriedad más tanguera, más rioplatense, de ser un poco más densos y oscuros. Tampoco somos chamuyeros y eso es lo más valioso de Los Cafres: no nos vestimos de nada. Más allá de los dreadlocks, nunca chamuyamos sobre el tema, siempre hablamos como argentinos. Eso me parece muy valioso para un ritmo tan puro y tan auténtico como es el reggae.

—A lo largo de estas tres décadas ustedes también fueron responsables de llevar el reggae a las radios. “Si el amor se cae” fue fundamental en el crecimiento del género. ¿Lo sentís de esa manera?

—Sí, totalmente. Eso fue un antes y después para que el reggae tenga espacio en Argentina. Yo recuerdo oportunidades en que se intentó hacer cosas grandes con el reggae, pero no funcionaban porque, masivamente, la gente no lo entendía. Cuando pegó “Si el amor se cae”, tocamos dos veces en el Estadio Obras para 4.000 personas, y ese mismo año hicimos un Luna ParK para 8.000 personas. Fue una cosa rarísima y ahí los productores se dieron cuenta de que el reggae era importante. Ojo que en el interín, había artistas como Mimi Maura que tuvieron sus momento de pequeña masividad. y que fueron muy importantes.

—¿Te molesta que se siga pensando que el reggae es solo el “ritmo de verano” de los rastas?

—Hay gente muy buena onda que me lo dice en la cara con la mejor onda y por dentro yo me quiero matar (se ríe). Lo que pasa es que es muy difícil sacarse esa idea porque el reggae es una música de Jamaica, del Caribe. Lo que hay que aclarar es que el reggae es música de la villa, del gueto. Es como si fuese la cumbia villera de Jamaica. Obviamente con otras connotaciones musicales y el mensaje varía porque en la cumbia villera también está el que quiere hacer plata, que está pensado para hacer plata y hace canciones de mierda, y están los que son sociales, que hacen canciones superprofundas, directas, reales, honestas y muy ricas en cultura. En el reggae hay cierta seriedad y autenticidad porque el cantante canta lo que quiere, no lo que el mercado le dice. Una de las teorías del origen de la palabra “reggae” es que viene de “regular”, o sea, que es común. Pero, en fin, el reggae es música que sale de la oscuridad, no es de cantar: “uy, qué linda la playa”. Mirá las letras de Marley, son tremendas. Por supuesto que hay letras de amor y de sexo como “Stir It Up” y “Bend Down Low”, pero la mayor carga de sus letras es que Marley sentía que tenía una responsabilidad social y la mostraba siempre.

—¿Qué esperás del reencuentro con el público uruguayo? ¿Tienen pensado hacer algún cruce con Los Pericos?

—Es probable porque somos bandas colegas y somos amigos hace muchos años. En Montevideo siempre se da una comunión hermosa, a pesar de que tardamos mucho en llegar allá; siempre genera algo muy lindo con la gente que nos va a ver. Todos los encuentros son hermosos para nosotros.

OTRO PLAN

Costa Reggae, otro evento del género este sábado

Con este doble show de reggae argentino que el sábado propondrán Los Pericos y Los Cafres, en Otro Mundo, coincidirá otro evento de larga tradición en la escena nacional: el festival Costa Reggae.

La edición número 12 de este festival se llevará a cabo en el Parque Roosevelt a partir de las 17.00, y participarán por primera vez artistas de Venezuela y de Jamaica, que son Funes y Massagana ft. Thorpido respectivamente.

Además tocarán las bandas locales Red, Gold and Green; El Santoremedio, Mamaclan, Costa Reggae Banda ft. DJ Nelson (argentino), Karma Man Kaya y María la del Barrio. que cierra ya entrada la madrugada.

La entrada para el 12° Costa Reggae es libre, y el evento incluye rincón infantil, feria artesanal, plaza gastronómica y más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados