CRUCE

Guerra total en el seno de la cumbia cheta

Los integrantes de Márama emitieron el fin de semana un comunicado en el que acusan a Fer Vázquez de que buscar el final de la banda. Ahora, el productor responde y acusa a su exmánager, Enrique Quinteros, de manipular a los músicos.  

Márama y Rombai
Fer Vázquez y algunos integrantes de Márama, enfrentados. 

Las integrantes de Márama y Rombai, motores del boom de la cumbia cheta en los últimos años, están inmersos en una batalla campal, que pone en juego la continuidad de las bandas, al menos con la integración conocida. 

Todo comenzó con la separación entre Fer Vázquez, productor y creador de ambas bandas y su representante, Enrique Quinteros. La decisión propició división de aguas entre los músicos, mientras algunos le siguen siendo fiel a Vázquez otros prefirieron continuar su camino con Quinteros. Tal parece ser el caso de Agustín Casanova, cantante de Márama, quien buscaría hacerse camino como solista con los oficios de Quinteros como mánager. 

Este fin de semana, los integrantes de Márama (Casanova incluido) emitieron un comunicado en el que dan a entender que Vázquez buscó dinamitar el crecimiento de la banda en "beneficio propio" y perjudicando a los músicos, que están en la actualidad "desocupados". 

"Vázquez está buscando una nueva oportunidad en Miami y para ello necesita finalizar el vínculo con quienes hasta ahora le hemos acompañado, haciendo a un lado los derechos que tenemos como trabajadores, como también nuestras proyecciones, expectativas con la banda, la estabilidad y expansión laboral que sugiere estar en un grupo musical de índole internacional como es Márama", asegura el comunicado.                         

Pero horas más tarde, Fer Vázquez recogió el guante y emitió un comunicado para rechazar tales afirmaciones. "Como creador y fundador del grupo Márama, y como compositor y autor de todos sus grandes éxitos, lo último que pretendo es disolver una banda que con esfuerzo y trabajo intelectual logré posicionar, apoyado de estrategias como la contratación de Agustín Casanova, a quien posteriormente hice socio del proyecto", asegura el texto, que acusa a Quinteros de "manipular" a los integrantes de Márama en su contra. 

"Por lo anterior, en calidad de propietario y titular exclusivo de la marca y de la banda Márama, invito a todos sus integrantes, a quienes les guardo profundo respeto y aprecio, a que no se dejen manipular y continuemos conjuntamente trajabando y construyendo la banda Márama, llevando nuestra música a otras latitudes, acompañados de un equipo verdaderamente profesional, entregándole música a nuestros seguidores y fanáticos; garantizándoles que todos sus derechos serán respetados y protegidos", prosigue el comunicado. 

Vázquez comenzó a trabajar con el mánager de Maluma y tiene la idea de relanzar internacionalmente su música. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)