CRÍTICA

Un gran director al frente de la Sinfónica

Crítica del concierto de la Ossodre, dirigida por el italiano Carlo Tenan

El italiano Carlo Tenan estuvo al frente de la Orquesta Sinfónica del Sodre. Foto: Difusión
El director italiano Carlo Tenan estuvo al frente de la Orquesta Sinfónica del Sodre. Foto: Difusión

La Orquesta Sinfónica del Sodre, a cargo del director italiano Carlo Tenan, presentó dos obras poco frecuentes en la programación de la institución: la “Obertura” de la ópera I vespri siciliani de Verdi y la suite orquestal Los Planetas, de Gustav Holst. Holst toma en esta última cada planeta en un sentido ocultista, y la música describe sus misteriosas relaciones con la vida humana. Los temas son emotivos y se percibe en cada uno, un tratamiento orquestal magistral.

Marte inicia la suite con un “obstinato” amenazador a través de su ritmo persistente y premeditado, hasta alcanzar la obsesión de lo inevitable. El subtitulo de “El portador de la guerra” refiere al inicio de la Primera Guerra Mundial. Venus es el segundo movimiento que contrasta con el anterior: tiene mucho anhelo sensual, y los solos de las arpas, flautas y celesta enfatizan la dulzura de la diosa.

Mercurio, “el mensajero alado”, está representado a través de un breve y ágil scherzo; la orquestación es de primerísima calidad. Júpiter, “el portador de la alegría”, es el fragmento de mayor importancia y solidez musical. Se compone de tres temas frescos y vivos que dan paso a una parte central que consiste en una especie de coral. El espíritu jovial de este planeta contrasta con el que le sigue, ya que Saturno es “el portador de la vejez”. Comienza sombríamente, prosigue con una marcha en los metales y termina con calma y serenidad.

ficha
La orquesta sinfónica se lució con el maestro Ira Levin.
Orquesta sinfónica del Sodre
DirectorCarlo Tenan
ProgramaObertura  de la ópera "I vespri siciliani" de Giuseppe Verdi y "Los planetas" de Gustav Holst
LugarAuditorio Nacional del Sodre

Participación especial de la sección femenina del Coro Nacional del Sodre.
Fecha: 8 de junio.

En Urano, “el mago”, el autor amolda las líneas instrumentales a lo tradicional. Finaliza con Neptuno, “el místico”, la parte más enigmática de la suite, una simple evanescencia sonora que mantiene la tensión del oyente, por el continuo cambio y contraste de los timbres. La inclusión del breve coro femenino en el final recuerda a Debussy.

A través del programa, pudieron apreciarse las condiciones directrices del maestro Tenan. Demostró un profundo conocimiento y una gran compenetración con las obras; su capacidad como conductor es muy amplia, hace gala de una admirable sobriedad que no excluye ninguna esfumatura ni ningún matiz de graduación. A su batuta responde seguramente y con homogeneidad la orquesta, desenvolviéndose en episodios sonoros que siempre reconocen fluidez y que trasuntan la claridad de concepto interpretativo del director.

La versión de la suite Los Planetas señala un éxito interpretativo de Tenan por el dinamismo y la elástica fluidez de los encadenamientos armónicos, así como la rica matización de los diferentes temas que la conforman.

La Orquesta Sinfónica del Sodre colaboró con gran eficacia a las indicaciones del conductor, mostrando una ejemplar homogeneidad entre sus grupos sonoros, cuyo equilibrio fue siempre mantenido. El público valoró la merecida labor de Tenan así como la de los instrumentistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)