MÚSICA

Gilberto Gil: "Siento una profunda gratitud por estar vivo"

Antes de regresar a Montevideo para presentarse en el Auditorio del Sodre el 2 de mayo, Gilberto Gil charló con El País 

Gilberto Gil regresa a Montevideo el 2 de mayo. Foto: Gerard Giaume.
Gilberto Gil regresa a Montevideo el 2 de mayo. Foto: Gerard Giaume.

Gilberto Gil ya no es el mismo. Luego de décadas de ofrecer una obra activamente política y de haber sido ministro de cultura en el primer gobierno de Lula, el músico avisa que no va a hablar más de política. Según explica a El País, con una voz cansada pero meditativa, no habla del tema porque, dice, está viejo: tiene 76 años y sufrió varios problemas de salud. Ahora prefiere disfrutar de “las cosas hechas en la vida”.

Sin embargo, en lo musical sigue muy activo, y el 2 de mayo vuelve a Montevideo para subir al Auditorio del Sodre, donde repasará un repertorio que marcó a Brasil en un formato íntimo de guitarra y voz. Antes charló con El País.

—Volvés a Montevideo solo con guitarra y voz. ¿Qué posibilidades te brinda este formato?

—Hubo una invitación para que me presentara en Montevideo, con la sugerencia de que fuera un concierto sencillo e íntimo. Por eso elegí este formato. Está bueno porque es algo que hago con frecuencia para cerrar mis conciertos con banda. Me gusta hacer este tipo de presentaciones, y el público también está acostumbrado a encontrarse conmigo de esta manera. Por eso lo vamos a hacer.

¿Le das espacio a la improvisación al momento de cantar? Tomo como ejemplo tu versión de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band", donde te animás a jugar con la melodía y la repetición.

—Sí, aunque quizás un poco menos. Los espacios para improvisación están marcados por la presencia de otros músicos para que se comparta la posibilidad de improvisar en conjunto. Con este formato de voz y guitarra, me quedo un poco más en la presentación directa de las canciones.

Gilberto Gil - "Sgt. Peppers"
Gilberto Gil - "Sgt. Peppers"

—Relaciono este formato íntimo de guitarra y voz con la música de João Gilberto, una de tus mayores influencias. En 1981 participaste de Brasil, un disco de Gilberto que incluía a Caetano Veloso y a Maria Bethânia, y en 2014 grabaste Gilberto Samba, donde versionás sus canciones.

—Sí, es verdad. Una de las principales contribuciones que João Gilberto le ha dejado al universo de artistas que, como él, tienen esta cosa de la guitarra es que es justo poder hacerlo con tranquilidad y también con éxtasis. Es importante cantar las canciones y hacerlo con gusto y con actitud. Creo que todos somos discípulos de João. Sin dudas, él ha hecho este camino mucho más fácil para nosotros.

—Además de la calidad de tu voz y de tus letras, destaco tu manera de llevar el ritmo en la guitarra. ¿Cuál es el secreto? ¿La intuición?

—Sí, en mi forma de tocar hay mucho de intuición pero mi sonido también viene de la formación. Me interesan mucho las tendencias que están asociadas a mi código genético, como los orígenes afrobahianos y afrobrasileños, a los que me siento muy cerca.

—Y la música nordestina...

—También. Es de donde vengo. Todo esto se mezcla con el jazz y con la música pop internacional. Son muchas las cosas que convivieron para generar mi estilo.

—Tu niñez y tu adolescencia coincidieron con un gran momento de ebullición cultural: la explosión de la bossa nova se mezclaba con el rock y el pop que llegaban de Estados Unidos y Gran Bretaña. Más adelante, lideraste, junto a Gal Costa y Caetano Veloso, el movimiento del Tropicalismo. ¿De dónde sale tu interés por juntar estos dos mundos musicales?

—Sí, en mi música está la mezcla del rock y del pop con la música caribeña y la música nordestina. Creo que esto se debe a mi gusto por escuchar, comprender e intentar asociar mi manera de sentir la música con otras que son hermanas y que están en la formación del ambiente que se crea a su alrededor. Yo creo que es eso.

—¿Sentís que un movimiento como el Tropicalismo, tan importante en Brasil, podría volver a generarse?

—No puedo responder con seguridad. Las posibilidades están siempre abiertas y en el horizonte. Aunque si consideramos lo que está desarrollado en las formas más actuales y contemporáneas de música en Brasil y en el mundo, tal vez ya no es necesario crear una música como el tropicalismo, que buscaba juntar partes, enfatizar las hermandades y generar cercanías entre varios universos nacionales e internacionales. Lo digo porque en varios géneros ya se hace.

—Es verdad que la fusión ya está muy presente y que los límites entre géneros se volvieron más difusos.

—Exacto. La fusión se convirtió en la forma actual de la música en todas partes del mundo. Tal vez la excepción sea un universo musical que esté muy apartado de influjos internacionales de comunicación, pero hoy todas las músicas regionales que estén asociadas a las movidas urbanas y a las formas urbanas de vivir han logrado un nivel internacional basado en la fusión.

—En 1969 te radicaste en Londres junto a Caetano Veloso. Allí viste en vivo a Jimi Hendrix y a Miles Davis en vivo, e incluso fuiste a la primera edición de Glastonbury. ¿De qué manera esa instancia marcó tu vida?

—Me marcó muchísimo y cuando volví a Brasil en 1972 me traje una guitarra eléctrica, que demostraba qué tan cautivado estaba con el mundo del rock y del pop en Inglaterra y Europa. Esa experiencia ha sido muy importante para mí porque se desarrolló en mi música ese gusto por cosas eclécticas. Ese viaje permitió que se dieran muchos cambios, y cuando regresé a Brasil me daban muchas ganas de compartir todo lo que había aprendido.

—El 1° de abril, que se celebra el Día de la Mentira en Brasil, se publicó un video en tu cuenta oficial de Instagram donde se hablaba del rumor de que habías muerto mientras de fondo sonaba "A Bruxa Da Mentira" (“La bruja de la mentira”). ¿Cómo te llevás con las redes sociales y con los rumores falsos?

—Trato de mantenerme lo más alejado de las redes sociales. Ya no las utilizo como un instrumento de evolución de mi trabajo. Estoy más viejo y no busco una dinámica permanente en función de elementos provocadores para llamar la atención.

Ver esta publicación en Instagram

Hoje é dia! 😂 #EquipeGil #DiaDaMentira

Una publicación compartida de Gilberto Gil (@gilbertogil) el

—En tu último disco, OKOKOK (2018), dejás en claro que ya no te interesa meterte en temas políticos. ¿Qué te motivó a guardar silencio sobre estos temas?

—El tiempo, la vejez, la edad, la conciencia y la sensación de ver que ya estoy completo. Yo creo que la calidad de la vejez, propiamente. Eso le da a uno un cierto gusto por acomodarse, por considerar las cosas hechas en la vida y las obligaciones en la vida. Creo que es eso.

—En el álbum le dedicás varias canciones a tu familia y a los doctores que te salvaron la vida. ¿Sentís que ha cambiado tu relación con la vida luego de estos momentos?

—Sí. Principalmente siento una profunda gratitud a la condición de estar vivo. Estoy agradecido por compartir con varios seres, ya sean humanos o animales, este milagro permanente de vivir. La pérdida de la salud completa y más plena en ciertos momentos me ha dado una noción más profunda del anhelo natural de vivir. Lo digo por el planeta, los seres vivos, los seres humanos. Me permitió abrir los ojos a todo: a las piedras, a los sabores, al agua, los vegetales y hasta a los minerales.

—Tu obra está muy arraigada a la música brasileña. ¿Cuáles sentís que son los discos de tu carrera que generaron mayor influencia? ¿Tal vez puedan ser Expreso 2222 o la trilogía de Re: Refazenda, Refavela y Realce ?

—Quizás, aunque no solo estos trabajos, que son más conceptuales porque tienen una idea muy clara y efectiva. Siento que hay otros como Banda Larga Cordel (2008), que habla de todos los cambios en las comunicaciones que fueron provocados por la cibernética. También me gustan Parabolicamará (1991), que hablaba de la llegada del mundo electrónico, y Raça humana (1984), que hablaba de las razas y de la igualdad. Creo que en toda mi carrera y en todas mis canciones siempre tuve la preocupación por asociarme a las visiones de conjunto y mostrar cómo pasa la vida en el mundo. Me interesa cómo viven los individuos en los diferentes estratos políticos. No creo que haya en particular un único momento que me haya dedicado únicamente a eso; a lo largo de mi carrera se puede encontrar mi preocupación por asociarme a ideas, conceptos e interpretaciones del mundo y de la vida.

—¿Sos consciente de la importancia que tiene tu obra en Brasil? ¿La “pérdida de la salud completa” te ha permitido mirar hacia atrás?

—Creo que eso es más difícil, porque una de las cosas que más busqué en esos momentos fue tratar de limpiar la dimensión del ego de mi vida y de mi ser. Quiero apartarme lo más lejos posible de la noción de individualidad. Pero además de eso, siento que la contribución que mi obra le puede haber dado a la sociedad va más allá de mi personalidad y de mi juicio sobre valores e importancias. Ya pertenece a la historia.

—¿Cómo ves la relación actual entre la música brasileña y el resto de Latinoamérica? Aunque estemos cerca, la diferencia de idiomas y de tradiciones musicales genera ciertos hermetismos.

—Sí. Me parece que aún hay un cierto elemento de alejamiento entre Brasil y las Américas. La única excepción es Brasil porque es un país muy grande y con una población muy significativa en términos cuantitativos. Lo mismo pasa con la calidad que se ha desarrollado acá, porque hace que tengamos una tendencia de aislamiento por comparación al resto de las Américas. Brasil es una isla de lengua portuguesa y esto tiene un peso.

—Sin embargo, a lo largo de tu carrera has tratado de romper esas barreras. Por ejemplo, has grabado una versión de “Yo vengo a ofrecer mi corazón", y has cantado con Charly García y Mercedes Sosa. Incluso compusiste "Soy loco por ti América".

—Naturalmente. Lo hice siempre por amor, por fraternidad y por un ideal fraterno de hermandad (se ríe). Lo hago por los hermanos de Uruguay, de Argentina, de Chile, de Bolivia y de toda América. La música es algo que naturalmente toca nuestros corazones y nuestras intimidades. Tenemos que aprender a unirnos.

Gilberto Gil - "Soy Loco Por Ti América"
Gilberto Gil - "Soy Loco Por Ti América"
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)