VEA EL VIDEO

"Tenemos ganas de ser algo más"

El público uruguayo es muy fervoroso, y suponemos que va a ser un show intenso porque hace mucho que no venimos”, dice Ale Sergi cuando comienza la entrevista con El País, y se sorprende ante el comentario de que el público uruguayo es, tradicionalmente, frío.

“Lo que sí es muy respetuoso, quizás eso se confunde”, aporta Juliana Gattas, compartiendo la visión de su compañero. Desde 2001 son el núcleo fuerte de Miranda!, la banda argentina que se autoinstala en el “electropop melodramático” y que hoy a las 21:30 presentará Safari (Montevideo Music Group, 2014) en La Trastienda, en un show apto para todo público con entradas a 760 y 960 pesos.

Se complementan de la manera más equilibrada que se pueda imaginar: él habla rapidísimo y está siempre acelerado, ella parece pensar mucho más de lo que exterioriza y, cuando tiene algo para decir, lo hace lento y en voz baja. Él es principal compositor, el bicho de estudio; ella, la que sabe cómo manejar los hilos en el escenario.

Después de un viaje en malas condiciones climáticas y tras una larga jornada de entrevistas, Sergi y Gattas se disponen a hablar una vez más del último disco y del presente de Miranda!, y lo hacen con absoluta simpatía y total energía. No tienen ningún problema para sacarse fotos con sus fanáticos, un público amplio que va desde niños y adolescentes hasta familias completas.

A este último sector se acercaron mucho más gracias a la exposición que les dio ser jurados en los reality shows La Voz y Elegidos, experiencia que indudablemente los benefició. “¿Si nos desgasta el show en vivo? Al contrario, nos revitaliza”, asegura Gattas, que esta noche se cargará de energía sobre el escenario de La Trastienda. Será en definitiva, una fiesta al estilo Miranda!

Si no puede ver el video haga click aquí 

-Safari es uno distinto a los discos anteriores de Miranda!. Arranca con un saxo y se emparenta más al pop de los ochenta, no tanto al electro.

Ale Sergi: Un poco surgió naturalmente, y nosotros si vemos que hay una veta que no habíamos explorado le ponemos más énfasis para tener alguna suerte de guía para hacer un disco diferente a los otros. En Safari mezclamos los mundos de los dos anteriores: Es imposible (Pelo Music, 2009) era el disco nuestro más acústico y un poco oscuro, que tenía canciones más clásicas, y Magistral (2011) todo lo contrario. Son puros sintetizadores y programaciones. Acá quisimos mezclar eso, poniendo siempre el foco en la canción. También la primera canción que grabamos para el disco fue “Extraño”, que no voy a decir ochentosa pero es clásica, y eso guió un poco el pulso.

-Hay otra reminiscencia de los ochenta con la inclusión de Alaska.

A. S.: Sí, con el cover de “Miro la vida pasar”. Nosotros somos fanáticos de Alaska y de Fangoria, y en el momento que estábamos eligiendo el repertorio teníamos dos baladas muy lentas. Decidimos que no las íbamos a grabar esta vez porque queríamos que el disco tuviera todo cortes de pulso bailable, para dejar claro el estado de ánimo que estábamos sintiendo, porque estábamos muy renovados. Vimos que había un hueco para hacer un cover, que nunca habíamos hecho, y era nuestra oportunidad.

-¿Alaska los ha influido? A. S.: Hay puntos de comparación con Miranda!, de repente en las cosas más oscuras.

Juliana Gattas: En eso, y en que sigue siendo muy influyente. Nos parece de lo más atractivo que tengan una visión global de la música con la estética, y que tienen referencias artísticas diversas. Siempre lo compartimos.

-Miranda! maneja la mirada global.

J. G.: Sí, estamos muy de acuerdo y nos surge tomar cualquier influencia que nos dispare música. Lo tomamos sin que nos importe si pertenece a nosotros o es fiel a nuestro estilo. Nos gusta todo y nos fijamos en que no importe el qué dirán o si gustará más o menos. Que nos guste a nosotros siempre fue la prioridad.

-Otra de las particularidades de Safari es que trabajaron juntos en la composición. ¿Cómo fue eso?

J. G.: Buenísimo. Se viene dando paulatinamente desde Magistral, y yo me siento como una compositora invitada. Tiene que ver con que se fue dando que canto cada vez más y tengo opinión sobre lo que canto; y también con tener nuestro propio estudio, que nos dio mucho más tiempo. Yo, que nunca había experimentado en eso, ahí tenía libertad.

-¿Nunca habías experimentado con Miranda! o en general?

J. G.: Nunca. A mí me seduce mucho más el show. Ale siempre fue más el loco encerrado en el estudio, que no puede parar de comprarse sintetizadores, y yo no puedo parar de comprar ropa pensando en un futuro vestuario. En eso complementamos.

-¿Cuánto tiempo pasan en estudio?

J. G.: Ah. Yo voy cuando me llaman, y a ensayar (se ríe). Pero para él, su casa es su segundo hogar.

A. S.: (Se ríe) Sí, paso más tiempo en el estudio que en otro lado. Paso probando sintetizadores... Lo que más me gusta de lo que incluye tener un grupo es la composición y el estudio.

-Desde afuera está la percepción de que están siempre juntos.

A. S.: Sí, no te diría siempre pero Juliana es la persona que más veo en la semana. Trabajamos mucho juntos, entrenamos juntos, ahora nos vamos de vacaciones todos juntos... Hemos pasado una barrera de confianza.

J. G.: Es redivertido estar juntos, pero podés elegir estar solo con el otro y no pasa nada. No existe la tensión.

-Volviendo al disco, las letras de Safari marcan también una diferencia.

A. S.: Lo que tiene es que es la primera vez que teníamos una idea de qué disco queríamos hacer. Ya era el sexto y sentíamos que había que reinventar el grupo. Cuando empezamos decíamos que éramos un grupo de amigos que tocaba para divertirse. Eso no deja de ser cierto, pero sería aspirar a poco después de 15 años seguir diciendo lo mismo. Tenemos ganas de ser algo más y darle una nueva vuelta a lo que hacemos. Y excluimos el elemento kitsch, para poder darle cierto refinamiento al álbum. Los temas que tocamos son los mismos, nuestros discos son una gran canción.

-Cuando la música se va volviendo un trabajo implica otra exigencia, ¿entonces deja de ser divertimento?

A. S.: En verdad, la exigencia es que siga siendo divertido, porque nos lo exigimos a nosotros mismos. Tratar de pasarla bien con lo que hacemos, porque no sería lo lindo que es.

J. G.: Es al revés, es más serio al comienzo, cuando no es tan trabajo.

-¿Lograron reinventarse?

A. S.: Con este disco empezamos, y vamos a seguir en la búsqueda. Creo que hemos logrado que se entienda lo que queremos hacer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados