MUJERES DEL ROCK 

Ganar espacio a fuerza de actitud

Una charla con Lucía Ferreira, Alfonsina y Laura Gutman a propósito del rock y los géneros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según Alfonisna, "la mujer del rock tiene toda la agresividad que tiene el hombre". Foto: F. Flores.

Que sea inspiradora", dice Laura Gutman antes de irse, a propósito de esta nota. Accedió a la charla un sábado de tarde a pesar de la lluvia y del cansancio: la noche anterior abrió con su banda, Laura y los Branigan, el show del músico galés John Cale en La Trastienda, y dicen que fue una noche memorable.

Laura Gutman es la mujer del rock uruguayo. Tiene trayectoria ininterrumpida: fue baterista de la banda Histerix, integrada por mujeres; y luego de los Buenos Muchachos. Hace más de 10 años arrancó su camino con Laura y los Branigan, que el año pasado lanzó uno de los mejores discos a nivel nacional, La misión.

Gutman vio a Lucía Ferreira haciendo sus canciones solistas en una sesión del movimiento de conciertos Sofar, y la invitó a telonear a su banda. No la conocía, pero se conectaron a través de la música. Ferreira todavía no se había convertido en la cantante de La Tabaré, el treintañero grupo que lidera Tabaré Rivero.

Hace algunas semanas, Alfonsina bailaba sola en una sala bastante concurrida de Paullier y Guaná, donde los Branigan presentaban su nuevo repertorio en un show conjunto con Molina y los Cósmicos. La música era el vínculo entre Gutman y ella, otra vez.

La inspiración de la que Gutman hablaba está presente en esa relación, que desconocía cuando las convoqué para hablar de la mujer y el rock a propósito del Día de la Mujer. Y las convoqué por inspiradoras: sobre el escenario las tres, cada una a su manera, son geniales.

"Me peleo con todos los géneros. Decir el género rock... ¿Qué es rock?", pregunta Alfonsina, y Gutman aclara: "lo que pasa es que en Uruguay hay muchas cantautoras, que no tienen nada que ver conmigo, y ustedes sí. Hay zonas", dice.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Es cierto. Aunque Alfonsina, ganadora del Graffiti 2015 a Mejor Artista Nuevo, suela presentarse sola con su guitarra la mayoría de las veces que toca, no entra en la casilla de cantautora. Tampoco en la de pop, aunque su disco debut El bien traerá el bien y el mal traerá canciones suene a eso. En vivo es una mujer de rock.

"La mujer, más en el rock, tiene toda la agresividad que tiene el hombre. Tiene todas las ganas de quejarse, de expresar su parte más basal o animal, que es lo que se puede identificar un poquito más con el rock", asegura Alfonsina.

¿Es solo una cuestión de actitud, entonces? Ferreira reconoce que cuando a fines de 2014 se sumó a La Tabaré, sintió "tremendo peso". "Yo hacía canciones más acústicas, pero siempre consideré que si bien no hacía rock, el rock es la actitud. Es el dolor con que lo decís, la bronca con la que te estás quejando. El rock es queja".

Sin embargo, aunque pensó que el público la iba a rechazar por "pendeja", recibió el apoyo de los fanáticos que han visto entrar y salir a distintas mujeres de un mismo grupo que completan hombres.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En el rock, en la escena, con colegas o compañeros de banda, ninguna ha sentido jamás discriminación por ser mujer. Tampoco desde el público, aunque sí coinciden en que falta participación femenina.

"Nunca tuve el bicho feminista, pero desde hace unos años empecé a abrir los ojos porque empecé a notar cosas: que tocábamos menos, que éramos menos. En la música somos muy pocas y en el rock en particular, más. Y empecé a notar que había una relativa poca participación. Hubo un Pilsen Rock que fue fascinante porque estuvo Guachas, y teníamos que festejar todas", ejemplifica Gutman.

"Y es algo que todas celebramos internamente", agrega Ferreira sobre esto.

La polémica en torno al primer afiche del festival Aquel Abrazo, donde entre decenas de artistas no aparecía ninguna mujer, es el hecho más fresco en la memoria sobre estas discusiones de género. ¿Cómo ningún responsable del evento notó que esa imagen era excesivamente masculina como para ser representativa y real?

Inspirar.

Las mujeres están presentes en la música uruguaya, sobre todo en el tango y la música popular. De hecho, de esas ramas provienen las que van a estar hoy en el show en el Auditorio (ver recuadro).

Sin embargo, hacia el rock la apertura ha sido más lenta. Han habido bandas como Guachas, Vendetta o las propias Histerix, y muchas que pasaron por La Tabaré pero que no continuaron sus carreras solistas (aunque Alejandra Wolff está por ese camino).

¿El rock es un ambiente más complicado para las artistas mujeres? Gutman, Alfonsina y Ferreira no lo ven así. Como para cualquier cosa de la vida, dicen, hay que animarse.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Acá lo importante es que arriba del escenario tenés que tener ganas de transmitir algo, y que sea lo suficientemente cautivo para que la gente te mire y te escuche. Hay un punto: animarse", opina Gutman. Las tres coinciden en que en el escenario se está algo "regalada", y que es "mucho más fácil" criticar a una mujer que a un hombre. Pero no importa.

"Nos tocó una buena etapa, hacemos lo que queremos. Nadie nos está juzgando mucho; un poquito sí", señala Ferreira, quien reconoce que en algunas situaciones se condiciona. "Soltate tranquila", la alientan sus compañeras de charla.

"Para mí la cuestión de género es como en la música, está todo mezclado. Creo que ahora los hombres están con ganas de atender la sensibilidad femenina y su propia femineidad, y las circunstancias están dadas para animarnos a explorar", reflexiona Alfonsina, para quien cada aporte individual "cocrea el contexto".

"Nosotras no estuvimos esperando oportunidades para hacer lo que queríamos; cada vez que no nos llamaban para tocar por meses igual seguíamos ensayando. El mensaje siempre va a ser: animate nena, animate que si te gusta está buenísimo", inspira Gutman.

Los perfiles de estas tres cantantes.

Lucía Ferreira (izquierda) es la cantante femenina de La Tabaré desde fines de 2014. Canta desde siempre y antes de La Tabaré tuvo un derrotero como solista (hay interesantes registros en YouTube), que ahora está en pausa por necesidad personal.

Alfonsina (centro) fue cantante sesionista en televisión y en 2014 apareció con El bien traerá el bien y el mal traerá canciones, su ópera prima de sonido pop y poca relación con lo que ella es en vivo: una rockera de buenísimas canciones.

Laura Gutman (derecha) es baterista, rol que ocupó en Buenos Muchachos a principios de los 2000 y luego en Histerix. En Laura y los Branigan, banda que lidera desde 2004, es la cantante de voz sensual y una buena guitarrista. Se define como "chica de banda".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)