ENTREVISTA

Gal Costa: "Algunas canciones mías se pegan con la facilidad de un chicle"

La gran cantante brasilera se presenta esta noche en Enjoy Punta del Este con su nuevo disco, en un show prometedor

Gal Costa
Gal Costa, vuelve a cantar a Uruguay. Foto: Difusión

Figura histórica de la música popular brasileña, Gal Costa es una leyenda viva. Y esta noche a las 22.00 se presenta en Enjoy Punta del Este, con A pele do futuro, show en el que recorre temas de su 40° álbum de estudio, lanzado el año pasado. El disco, que ha sido elogiado por su modo de revisitar estilos musicales como el disco y el soul de la década de 1970, será brindado en escena con un marco visual que promete deslumbrar (entradas en Red UTS, desde 22 dólares).

-¿De dónde nace el nombre del disco, y del show, "A pele do futuro"?

-Es una frase tomada de la música de Gilberto Gil, que le da nombre a este disco que recién lancé, y que convertí en show para presentarlo directamente al público. En Brasil es un show que ha gustado mucho, y creo que en Uruguay también va a suceder eso, además porque es un espectáculo también visualmente muy bonito. Este no es un show en el que se puedan incluir otras canciones, porque tiene un recorrido propio, del que no me quiero apartar.

-Usted tiene éxitos cómo “Un día de domingo”, y “Chuva de Prata”, ¿no los va a incluir en el show?

-Sí, “Un día de domingo” yo la grabé con Tim Maia, y realmente fue un éxito enorme, no solamente en Brasil, sino en muchos países de América Latina, y en Europa se difundió mucho en Portugal. La voy a cantar también en el show, seguramente al final la puedo incluir en un bis. Siempre es un misterio qué hace que una canción se convierta en un éxito, pero creo que tiene que ver con que además de la melodía hermosa, es una canción simple, fácil de memorizar para la gente. Y “Chuva de Prata”, esa sí está en el recorrido del show, y también es otra canción que pega fácil. Hay músicas mías que se pegan con la facilidad de un chicle: la gente las oye y no las olvida.

-Usted es bahiana, pero vivió mucho en Río. ¿Ahora dónde está viviendo?

-Ahora vivo en San Pablo, pero viví más de 25 años en Río. Yo viví más en Río que en la ciudad donde nací, que es Salvador. Yo adoro Río, pero luego de que mi madre murió, resolví salir un poco de ahí, y fui como buscando otro lugar, muy conmovida por la muerte de ella. Hasta que me radiqué en San Pablo, y me gusta mucho vivir aquí. Es una ciudad muy organizada, y una acaba acostumbrándose a eso. En San Pablo las cosas funcionan. Y eso no te pasa en el resto de Brasil.

-Usted cuando fue a vivir a Río, vivió en la famosa residencia Solar da Fossa.

-Sí, al principio de mi carrera. Todo el mundo vivía ahí. Era un caserón enorme, con muchas habitaciones, donde era Canecão, en Botafogo. Y ahí vivían Caetano, Gilberto Gil, Paulinho da Viola, Toquinho. Vivía mucha gente allí: cada uno pagaba su alquiler, su cuota, y sí, lo recuerdo sobre todo por haber vivido cosas muy, muy divertidas. 

Gal Costa en el Auditorio. Foto: Martín Pereira
En su visita al Auditorio Sodre. Foto:Martín Pereira 

-Cuentan que usted de chica se ponía una olla en la cabeza y cantaba, para escuchar cómo sonaba su voz.

-Sí, es que yo soy autodidacta, no tuve de entrada una formación en técnica vocal. Pero igual sabía cantar. Y luego aprendí mucho oyendo a João Gilberto, un cantor que cuando surgió me fascinó. Yo al principio escuchaba todo tipo de música en la radio, pero en un momento empecé a tener una gran influencia de él. Y eso fue lo que hizo que me transformara en una cantante moderna. Yo comencé a cantar parecido a él. La verdad, lo imitaba, descaradamente. Tanto que cuando yo empecé a cantar, decían que yo era un João Gilberto de pollera. En ese tiempo la bossa nova era la cosa más moderna que había en esa época. Y tuvo críticas excelentes al empezar mi carrera. João Gilberto me dio un canto moderno. Creo que fui la primera cantora en Brasil moderna, bossanivista. Él, sin saberlo, me dio ese regalo.

-Pero usted tenía una voz más potente que la de João Gilberto.

-No sé, creo que João Gilberto tiene una voz potente, pero él elige ese modo más suave. Pero sí, yo fui cambiando, y cantando de modo más potente, aunque siempre manteniendo las características de mi canto. Pero sí, busqué cantar más hacia afuera, con más voz. Yo cuando comencé cantaba con la voz más contenida. Pero era algo muy natural, no era ningún esfuerzo. Era mi manera, mi carácter, mi alma. Y también porque era más tímida. Y también tenía que ver con ese propósito, como de imitar a João Gilberto. En el canto de un cantor, tan o más importante que el tipo de voz, es la personalidad. Y en su voz estaba su personalidad, su modo de expresarse. Eso es fantástico, pero que es algo que muestra que el artista es verdadero como persona. Yo desde que nací supe que iba a ser cantante.

Gal Costa: una voz tradicional que llega de Brasil y sigue renovándose.
Una larga carrera y un show con su nuevo estilo. Foto: Difusión
pasado y futuro

Los días de farra que quedaron atrás

n “La verdad es que ahora me cuido más la voz. Pero honestamente, yo siempre canté con mucha facilidad, y nunca tuve grandes preocupaciones con el cuidado de mi voz. Pero ahora me cuido. Además, no salgo de farra. Cuando era más joven sí salía con mis amigos después del show, y todas esas cosas. Pero ahora no. Ahora después de un show descanso, para estar pronta para el show del día siguiente. Pero es algo que yo hago tranquilamente. No quedo exhausta, cansada del show”, explica la cantante, quien con el correr de su carrera conquistó tanto al público de Europa como el de Estados Unidos. “En Europa adoran escucharme cantar bossa nova, en casi toda Europa, y en Estados Unidos también. Ellos adoran esa música”, resume.

Al ser consultada sobre si al principio de su carrera imaginó que iba a desarrollar semejante trayectoria, con su voz suave responde: “No, jamás lo imaginé. Y tampoco imaginé que con esta edad estaría cantando también para jóvenes de 16, 18 años. Porque hay gente a la que le gusta lo que hago, pero me conoce desde hace muchos años, y eso es más lógico. Pero me sorprende tener un público joven tan grande. Eso jamás imaginé que me iba a ocurrir. Y es algo que me gratifica enormemente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)