Show

Fuel Fandango y el flamenco de un nuevo milenio

El dúo español se presenta hoy por primera vez en La Trastienda

Fuel Fandango
Fuel Fandango. Foto: Difusión

A primera escucha, lo que hace Fuel Fandango es rarísimo: todas las reseñas hablan de flamenco electrónico y eso es lo que ellos buscan aportar a la escena española, una fusión que sirva para la revitalización de una música tradicional, folclórica. Pero detrás de ese título hay un montón de información: un buen ejercicio es escuchar su último disco Aurora, y apuntar todas las referencias sonoras identificables.

El abanico que recorren dentro de la electrónica Nita Manjón y Alejandro Acosta, cantante y productor respectivamente, va de lo más ochentoso a lo más moderno, de una música con cierto dejo de nostalgia, a una que es capaz de animar festivales masivos en la actualidad. Y todo con una sonoridad orgánica, que está lejos de lo plástico que se le puede achacar a ciertos DJs de turno, y que facilita el ensamble con el flamenco, un cante muy físico y visceral.

Pero además aparecen colores del pop, que van del más tradicional español a uno internacional del tipo Sia, y momentos rockeros. Es un sincretismo raro, y está muy bien.

Fuel Fandango
"Salvaje", una de las canciones del disco Aurora, de Fuel Fandango

Todo eso es lo que trae Fuel Fandango a Uruguay. A contramano de la mayoría de las bandas españolas, que tienden rápido un puente con América Latina, Manjón y Acosta ya recorrieron, desde que empezaron con el dúo en 2010, casi toda Europa, Cuba, África —incluso Suazilandia, que la cantante define como “un país enano” y su compañero acota que es la única monarquía absoluta del continente—, Australia, China y Estados Unidos.

Entusiasmados con esta gira que los llevó a Buenos Aires, Córdoba, Rosario, San Pablo y que los llevará a Santiago de Chile, hoy actuarán por primera vez en Montevideo. Será a las 21.00 en La Trastienda, y hay entradas en Red UTS.

—Si bien aquí van a presentar Aurora, ya están cerrando ese ciclo. ¿Aurora terminó de definir la identidad de Fuel Fandango?

Nita Manjón:
Yo creo que sí. Es que es una banda que tiene identidad, pero luego es muy cambiante, porque nos dejamos influir mucho por los momentos; y evidentemente uno va cambiando. Cambias como persona y también como compositor, como músico. Este disco nos ha afianzado un poco más la idea que teníamos desde un principio, que era mezclar el flamenco con la electrónica, aunque luego tengamos mil matices.

—La mayor dificultad a la hora de fusionar lo electrónico con el flamenco, ¿pasa por lo rítmico o por lo emocional?

N. M.:
Hay una dificultad, porque a nivel rítmico el flamenco tiene unos palos, unas maneras de cantar unas canciones que venían de la gente del campo, los indios, los gitanos. Y eso, meterlo con algo que a nivel de tiempo es muy rápido, cuesta un poco, y queremos que a nuestro parecer no quede hortera, que tenga un sentido. Pero es una experimentación; creo que poco a poco nos vamos superando.

—Todas las eras de la electrónica que aparecen reflejadas acá, ¿salen de su libertad a la hora de trabajar?

Alejandro Acosta:
Es libertad. Cuando nos ponemos a componer, vamos probando, y al final sólo lo que nos emociona es lo que se queda. Y un poco nos damos cuenta de las cosas ya cuando está el disco terminado.

—¿Hay una responsabilidad por ser pioneros en España en este tipo de fusión?

N. M.:
Es que no nos sentimos pioneros. Somos unos fiesteros, esa es la realidad, y nos encanta la electrónica, nos hace felices. Y eso también lo llevamos a la música. Pero yo no creo que estemos descubriendo; creo que estamos aportando, y tratando de mantener vivo un legado, el de la copla y la canción española. Me parece muy bonito mantenerlo y modernizarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º