SHOW

Francisco, El Hombre, una banda que estimula los sentimientos y viene a Uruguay

El grupo brasileño presenta hoy en Bluzz Live su último disco, "RASGACABEZA", y antes habla del proceso creativo y de la situación de Brasil

Francisco, El Hombre. Foto: Rodrigo Gianesi
Francisco, El Hombre. Foto: Rodrigo Gianesi

Es fundamental que sepamos lo que pasa en una y otra parte, para poder intercambiar experiencias, conocimientos de cómo lidiar con el cotidiano”, dice, en conversación telefónica con El País, el bajista y cantante de Francisco, El Hombre, el brasileño Rafael Gomes da Silva. Y ese es un poco el motor que impulsa esta nueva gira de la banda norteña, que hoy desde las 22.00 tocará en Bluzz Live (Daniel Muñoz y Defensa). Abren los locales de Tapelao y hay entradas anticipadas en venta en Redtickets.

Esta reflexión tiene que ver con varias cosas. Está, por ejemplo, la leyenda de Francisco El Hombre que aparece en Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, que refiere a “un anciano trotamundos” que iba cantando las noticias que recogía en sus andanzas, y que los inspiró, como banda, para ponerse el nombre que llevan.

Está el disco nuevo, RASGACABEZA (que presentarán esta noche), que tiene implícito un componente político. Y está la responsabilidad de saberse, como grupo, una zona de seguridad para el público. Cuando Gomes dice esto piensa en su audiencia brasileña, pero entiende que fuera de fronteras, las cosas tampoco son tan diferentes.

“No es momento de hacerse ausente”, afirma el bajista, “porque tenemos que tener zonas de seguridad, espacios donde sentirnos bien, y cuando estamos juntos nos sentimos así. Yo me siento más fuerte con mis compañeros de banda”. “Y cuando cantamos, percibimos que no estamos solos, en especial en Brasil. Cuando pasaron las elecciones y ganó el estúpido que está en la presidencia hoy, la gente iba a nuestros shows y veía ahí una zona de seguridad. Y a mí me encantó, al mismo tiempo que fue muy fuerte. Hubo un concierto del que salí del escenario entre lágrimas, el fin de semana después de las elecciones, porque comprendí lo que estaba haciendo yo: ser parte de un grupo que tiene el poder, aunque sea por unas horas, de generar un espacio para que 200 o 300 personas se sientan seguras y perciban que no están solas”.

De alguna manera, RASGACABEZA funciona como un espacio de contención, más bien de liberación emocional. El que lanzaron este año es un disco político en tanto invita al que lo escucha a no quedarse quieto. “Así creo que lo siento, también”, dice Gomes. “Las canciones hablan mucho del fuego, por ejemplo, y no es sólo el fuego que destruye: es el fuego del alma, del despertarse, de no estar muerto. Como decimos, el fuego es movimiento”.

Para este álbum, Francisco El Hombre, banda ascendente en el rock brasileño y de fuerte vínculo con Uruguay, buscó sintetizar la energía de sus shows, lo cual fue “un gran desafío”. “Así que buscamos palabras que pudieran generar movimiento, buscamos música que sonara tan intensa como el sentimiento que queríamos generar”, cuenta el bajista, y resume: “Fue romper con lo que nosotros pensábamos que era hacer música”.

RASGACABEZA fue concebido básicamente desde computadoras, y sin embargo, el pulso que lo atraviesa es primal, es casi instintivo. Es un trabajo experimental, una suerte de rock electrónico latino que tiene metido, también, algo del funk brasileño. Es una cosa rara pero poderosa, que cumple con el cometido de movilizar al público.

“A nosotros no nos interesa solo estimular la polarización”, dice Gomes. “Intentamos, sin dejar de decir lo que pensamos, estimular los sentimientos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)