ENTREVISTA

Francisco Fattoruso, una visita a Montevideo que trae varios encuentros musicales

Esta noche en La Trastienda, el músico presentará su último disco, "Random Archives", junto a varios invitados; antes, Fattoruso habló con El País

Francisco Fattoruso. Foto: Marcelo Bonjour.
Francisco Fattoruso. Foto: Marcelo Bonjour.

Francisco Fattoruso está de vuelta en Montevideo, pero no para quedarse. Desde 2017 vive en Los Ángeles y se dedica a la composición de música para películas y, especialmente, a tocar mucha música. Pero aunque esté en una de las capitales del entretenimiento mundial, enumera las cosas que son irremplazables. “Lo que más extraño de acá es encontrarte con amigos y pasar un buen rato sin pensar en hacerlo”, dice, sentado en uno de los cuartos de la sala La Zapada. “Extraño las comidas familiares y las cosas que solo hay acá: el mate, el chivito y la milanesa. En casa hago milanesas, pero no tienen el mismo gusto”, agrega.

Además de la comida, el reencuentro con Montevideo le va a permitir volver a celebrar con amigos. Esta noche, el bajista llegará a La Trastienda (entradas a la venta en Abitab) para presentar su último disco, Random Archives. Además de las canciones, el show será una excusa para compartir con músicos queridos: Fernando Cabrera, Matías y Julieta Rada, Christian Cary, Fernando “Lobo” Núñez, Urbano Moraes, Juan Pablo Chapital, Pedro Alemany y Fernando Vera.

“Para mí va a ser increíble”, adelanta Fattoruso. “En algunos shows tengo muy pocos invitados y en otros me gusta tener muchos. Es propicio para enriquecer el show; va a ser una fiesta”, agrega.

El encuentro con los invitados en el escenario dará paso a un pequeño homenaje a la música uruguaya, que se mezclará con la presentación de su nuevo disco, que fue grabado en un período de 10 años. Allí hay composiciones y versiones en vivo que fueron registradas en Atlanta, Buenos Aires, Los Ángeles y Montevideo.

Además de haber sido acompañado por músicos de distintas nacionalidades, Random Archives mezcla influencias de jazz, rock, metal, R&B, góspel, que se van entrelazando en las canciones. “Trato de encontrarle un hilo conductor para que tenga sentido”, define Fattoruso.

Para el bajista, el disco funciona como una “representación” y un “cronograma” de los cambios que definieron la última década de su vida. Y, en estos últimos dos años, el bajista se encontró con una serie de cambios.

Una vida nueva

“Los Ángeles es una explosión de gente”, asegura Fattoruso. “Hay una concentración de gente de muchos países. Solamente de Estados Unidos es increíble la mayoría de músicos vinieron de varios estados”, dice.

Este intercambio cosmopolita se traslada al plano musical, y eso se ve reflejado en las jam sessions, uno de las instancias preferidas de Fattoruso. “Es una locura porque son lugares chicos, como Inmigrantes, pero el batero fijo es Ronald Bruiner Jr., que toca con Kamasi Washington”, dice con una sonrisa.

Anécdotas como esa tiene varias. “El otro día estaba tocando y en una jam y cuando me bajo, me saluda un tipo con acento inglés. Al otro día entro a Instagram y veo que era Stuart Zender, el bajista original de Jamiroquai”, comenta.

Fattoruso lo relaciona con el ciclo Martes On Fire, que hasta mitad de 2017 se realizaba todos los martes en Inmigrantes. “A veces estábamos tocando y me decían que Fito (Páez) queria cantar una canción. O a veces aparecía (Jorge) Drexler o El Cigala”.

Además de poder compartir con músicos de primer nivel -hace poco acompañó a la cantante Janelle Monáe y al pianista Iván Lins-, en Los Ángeles, Fattoruso también se dedica a componer música para películas. “Es superemocionante”, define el músico. “Amo el cine y el lugar más importante del cine”, comenta. “Estás alrededor de ese mundo y es increíble”, agrega. El músico ensaya al lado de los estudios de Warner y grabar en el estudio de Paramount, donde se grabaron las voces de numerosas películas. “Es un mercado muy grande y es muy bueno tener esas oportunidades”, dice.

Trabajando para cine, escribió una composición para la película La chica en la telaraña (de Fede Álvarez). Admite que le gustaría incluir canciones para las bandas sonoras de películas. “Todavía no lo hice porque es un de un nivel increíble. Trabajan con una orquesta y se van a grabar a Londres a los estudios de Abbey Road; es algo muy grande. Si necesitan un bajo, un sintetizador o una guitarra puedo participar, está en mis posibilidades”, explica.

Mientras sigue con sus planes para esta nueva etapa en Los Ángeles, Fattoruso se prepara para el show de esta noche. El músico asegura que el ambiente que se genera en un recital lo ayuda a desconectarse de las cosas negativas. “Cuando se apagan las luces y la gente empieza a gritar, me olvido de todo el estrés, del día a día y el social media. Después vuelvo a tierra”, dice.

“Espero poder generar eso y que la gente pueda viajar con la música y volver cuando se termine”, asegura. Acompañado de una larga lista de músicos amigos, el objetivo parece ser más fácil de cumplir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)