Otro formato para un sonido bendito

Los Nuevos Creyentes lanza hoy en Bluzz Live su primer vinilo

Los Nuevos Creyentes
Los Nuevos Creyentes. Foto: Difusión

Si se hubieran inscrito en los últimos premios Graffiti, Los Nuevos Creyentes ya deberían tener al menos un galardón en su haber. Su ópera prima, El sonido bendito de Los Nuevos Creyentes, lanzada a mitad del año pasado, es uno de los grandes discos debut del rock uruguayo de los últimos años. Es un disco que estaba a la altura de ser competitivo en cualquiera de las principales categorías, con una canción como “Espectro” (por mencionar una sola) que también podría haber sido tema del año, y una contundencia que perfilaba a la banda como favorita en cuanto a la camada de nuevos artistas.

Los Nuevos Creyentes
Escuche completo "El sonido bendito de Los Nuevos Creyentes"

Sin embargo, eso queda en el terreno de la especulación, porque Los Nuevos Creyentes no se inscribieron y así, prescindieron de una estructura que al menos garantiza visibilidad. No importa: da la sensación de que Matías Singer y compañía son conscientes de su potencial, que por ende les traerá más público.

Por lo pronto, esta noche celebrarán una buena nueva para la banda: la flamante edición en vinilo de El sonido bendito..., a cargo del sello nacional Little Butterfly Record. Más allá de que el formato discográfico haya vuelto a posicionarse como una opción seductora para el público, y de que la producción nacional de vinilos esté dando sus primeros pasos, la sonoridad de Los Nuevos Creyentes merecía un vinilo.

La resolución y posterior gestación del vinilo es lo que el grupo festejará hoy desde las 22.00 en Bluzz Live. Hay entradas anticipadas y preventa del disco (incluye la entrada al show) en Redtickets, a 300 y 1000 pesos respectivamente.

“La banda me gratifica desde un lugar que no sé cómo poner en palabras”, había dicho meses atrás Singer a El País. El cantante y guitarrista comparte esa sensación con el otro guitarrista, Zelmar Borrás, el bajista Rodrigo Gils, el baterista Diego Prestes y el tecladista Santiago Bogacz, a cargo de un teclado Farfisa que es uno de los toques distintivos del grupo.

Si bien la banda se apoya en el diálogo de dos guitarras punzantes, que moldean un rocanrol garagero y cuidadamente desprolijo, con riffs que se prenden rápido en la memoria, el Farfisa pinta los colores del paisaje general, que tiende a lo psicodélico, al trance. Las letras acompañan ese viaje interior, místico, en un combo bien old school que ya pide a gritos nuevas canciones para agrandar el repertorio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º