MÚSICA

El folclore en manos de un talentoso joven

Nahuel Pennisi se presenta esta noche en Teatro El Galpón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nahuel Pennisi . Foto: Difusión

Esta noche, a las 21.00, se presentará el cantante no vidente argentino Nahuel Pennisi (Buenos Aires, 1990) en la Sala César Campodónico del teatro El Galpón. Vuelve a Montevideo para presentar su álbum Primavera, un disco por el que obtuvo nominaciones y premios importantes. Las entradas se venden por Tickantel y en boletería del teatro desde 600 a 1.200 pesos.

Pennisi se presentó el año pasado en Montevideo acompañando a Malena Muyala en el Teatro Solís. "Estuve muy contento con la invitación, porque Malena es una genia y cantamos un tema ("Raíz") que grabamos en su disco".

En esta oportunidad Pennisi viene a presentar oficialmemente su álbum debut, que salió el año pasado y por el cual ya ganó un Premio Gardel en la categoría Mejor Álbum de Nuevo Artista de Folclore. Primavera también recibió una nominación en los Premios Grammy Latino, donde él también cantó en la ceremonia. "Los premios son un mimo, un regalo de la música. Claro que también son un incentivo y me dan ganas de seguir aprendiendo, descubriendo, haciendo música y está divino eso" dice Pennisi en una charla telefónica con El País, desde México.

Hasta allí viajó para presentarse ante una gran audiencia y participar de un homenaje al desaparecido cantante Juan Gabriel, a quien Pennisi conoció en 2010 cuando coincidieron en un evento juntos. Según cuenta, el Divo de Juárez tuvo "unas palabras muy bonitas" para él en esa ocasión.

Sobre Primavera, Pennisi cuenta que "casi todas las canciones que lo componen son propias, escritas con León Cuyé, que tienen un acercamiento al folclore latinoamericano" y donde participaron como invitados figuras relevantes de la música de raíz argentina, como Teresa Parodi y Chango Spasiuk y también Luis Salinas.

La historia de Pannisi parece de película. Ciego de nacimiento, Pennisi no ha sentido la falta de visión como un impedimento. "Estoy orgulloso de no ver, aunque suene fuerte. Pero siempre tuve una vida normal desde pequeño. Nunca pienso en que no tengo la visión, sino todo lo contrario, pienso en lo que sí tengo. Creo que eso es lo más importante. Por algo la vida me hizo así. Estoy contento con eso", dice.

Además, Pennisi tiene lo que se conoce como oído absoluto, que lo ayuda a, como dice, "reconocer los acordes instantáneamente, ya sea en una guitarra o piano".

Autodidacta, Pannisi se enamoró de la guitarra desde que sus padres se la regalaron y aprendió a tocarla en una posición inusual, en su regazo. "Me acostumbré a tocarla de esa forma, y así seguí desarrollando mi técnica", dice Pennisi y añade que ser autodidacta tambien fue una necesidad: "No hay ningún profesor que te pueda ayudar".

Una vez dominada la guitarra, comenzó a tocar en la calle Florida en Buenos Aires por las tardes. Luego se presentó en el Festival de Cosquín, el más importante del folclore argentino, donde en 2009 ganó en la categoría de Mejor Canción Inédita con "Sin la voz del Chango Nieto".

"Uno hace música porque necesita compartirla con los demás, más allá de lo que pueda pasar o los lugares que me han tocado visitar. Porque la música es un desahogo que expresa lo que soy y que me permite disfrutar de la libertad de presentarme con mi música", dice.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados