Visita

Fito Páez viene a liberar la ciudad

El cantante presenta hoy en Montevideo su último disco

Fito Páez
Fito Páez. Foto: Guido Adler

Fito Páez ha tocado en Uruguay con diferentes formaciones e invitados, o solo al piano, y suele dar siempre un show a la altura de lo que el público espera de él. De cualquier modo, es con su banda completa cuando se luce más, yendo de la guitarra al piano y siempre al micrófono, soportado por una formación que está entrenada para darle lo mejor a las canciones, pero dejando siempre en primer plano al rosarino.

Y es así que vuelve esta noche a presentarse a Montevideo. A las 21.00 saldrá a escena en el Teatro de Verano para presentar su último disco, La ciudad liberada, y quedan las últimas entradas en venta a través de Red UTS. Y es de esperar que haya invitados o canciones uruguayas en el repertorio; pero por lo pronto, se sabe que Julieta Rada está en sus coros, por lo que se ha visto en las redes de Páez.

La ciudad liberada es, dijo a El País, un disco que no fue decididamente conceptual, aunque al oído de quien escucha puede sentirse así. El disco parece recorrer un día en la vida de Fito Páez, desde el amanecer hasta la hora de dormir, pasando por momentos bien oníricos. Hay algunos toques de psicodelia que se funden con ese rock amable y popero que ha desarrollado a lo largo de su carrera.

Y es de los puntos más altos de su discografía, tal vez —y esto a título muy personal— desde Abre, el trabajo que editó en 1999 y en el que tenía hits como “Al lado del camino” o “Dos en la ciudad”. De este nuevo álbum, el coro de “Wo Wo Wo”, donde vuelve a compartir con Fabiana Cantilo, o “Tu vida mi vida” con un arranque que evoca a “No soy un extraño” de Charly García, hacen pensar en canciones con destino de clásicos.

"La ciudad liberada" es un disco ambicioso, de 18 canciones que son de amor y también de crítica, de reflexión punzante; de momentos accesibles y radiales como la inicial “Aleluya al sol”, y otros más intrínsecos pero bien interesantes como “Islamabad”, en los que la electrónica juega un papel importante para dar un contexto de conflicto que no está exclusivamente sujeto al presente de Argentina. De cualquier manera, su país tiene un par de temas reservados como justamente el que le da nombre al disco, que es el fiel reflejo del mejor Fito.

“Me parece que el mundo está viviendo un movimiento total, hacia situaciones políticamente muy conservadoras, entonces me parece que algo de eso percibí en el aire, y está en las canciones”, le dijo Páez a El País, hablando de un trabajo en el que no faltan ni siquiera las referencias bíblicas. Por todo eso, la Rolling Stone dijo en noviembre del año pasado que este era el mejor disco del rosarino en 20 años, y desde acá se comparte. Páez volvió a equilibrar todos los componentes de su música, y resta ver cómo lleva todo eso al escenario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)