MARTINHO DA VILA

Una fiesta a ritmo de samba

El músico brasileño presenta su nuevo disco, De bem com a vida, en el Auditorio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Martinho Da Vila. Foto: Difusión

La alegría de Martinho Da Vila y sus canciones se apoderó del Auditorio Nacional del Sodre hace dos años, y ahora vuelve a ese mismo lugar para reconectar con su público uruguayo. La excusa esta vez es la presentación de un último y premiado disco, De bem com a vida, que el año pasado se quedó con el Grammy Latino a Mejor álbum de samba/pagode, con el que le ganó la pulseada tanto a figuras experimentadas como Eduardo Gudin, como a otras jóvenes como el caso de la cantante Corina Magalhães.De bem com a vida es el primer disco de canciones inéditas que el sambista, de 78 años, edita desde 2007.

Cuenta a El País que el tiempo pasó sin que se diera cuenta, y puede que sea cierto porque durante este período se mantuvo siempre muy activo, entre conciertos y celebraciones con su septuagenaria escola do samba Unidos de Vila Isabel, de la que es presidente honorario y figura clave de su desarrollo y popularidad.

Y al parecer, Martinho Da Vila tiene mucho que celebrar siempre, algo que se traduce en las melodías que compone, que en este nuevo repertorio de 14 canciones son esencialmente acústicas. Predomina el cavaquinho (que además tiene una canción en su nombre, "Escuta, cavaquinho!", la que abre el disco) y lo acompañan la guitarra, la mandolina y la percusión, para darle sustento a un grupo de temas que hablan tanto de la música como del amor y la alegría, pero también abordan reflexiones más serias.


Si no puede ver el video haga click aquí

Tal es el caso de "Sou Brasileiro", donde el autor le hace reclamos al país que alguna vez pareció destinado a ser campeón de todo lo que se propusiera, y que ahora está opacado por movimientos políticos turbios y una alborotada situación social.

De hecho, Da Vila (nacido Martinho José Ferreira) ha dicho en reiteradas oportunidades que este álbum, que presentará mañana a las 21:00 en la sala de Mercedes y Andes (quedan las últimas entradas en venta en Tickantel y boleterías desde 2.550 pesos, y hay varios sectores agotados), es una celebración de la vida misma. Una vida que incluye a Vila Isabel, pero también al club de fútbol Vasco Da Gama, a la música en sí, a su familia y amigos, a sus amores y a su nueva banda joven.

Parte de esos amores estarán, además, celebrando con el músico en Montevideo, porque dentro de la banda que lo acompaña para repasar De bem com a vida y otras instancias musicales de su carrera, están sus hijas Juliana Ferreira y Marcia Freitas, participando como coristas.

Días antes de este nuevo regreso a Montevideo, el brasileño contestó vía mail las preguntas de El País, en las que explicó cómo llegó a darle forma a este trabajo discográfico, cómo recibe a esta altura los premios internacionales y cómo ve a la música brasileña. Siempre con pocas palabras, pero con un tono amigable que es el que lo caracteriza: el tono de un artista que ha hecho de la tan mentada alegría brasileña una carta de presentación y una marca propia.

—¿En qué cosas pensó para desarrollar De bem com a vida? ¿Con qué intención lo hizo?

—Pensé en hacer un disco improvisado, sin arreglos preconcebidos, como fue mi primer disco. Y sólo con músicas propias e inéditas.

—Su música se ha caracterizado por la alegría, más allá de que las canciones no sean siempre festivas. ¿Cómo hace para conectarse con esa esencia en tiempos tan complicados sociales y políticos en su país?

—Fue algo que hice así desde el principio, desde 1969, cuando estábamos en plena dictadura militar. Yo escribo canciones sin implicaciones partidarias pero con mensajes positivos, y lo que priorizo es la calidad sonora.

—Con este disco ganó un Grammy Latino el año pasado. A esta altura, ¿los premios lo sorprenden?

—Ya fui laureado con otros Grammy, por eso ya eran esperados, pero el más reciente me sorprendió porque este disco es muy diferente de los discos producidos actualmente en Brasil.

—¿Cuál es su mayor reconocimiento?

Más allá de los aplausos, mi mayor reconocimiento es el respeto, la admiración y el cariño del público.

—¿Cómo ve a la música brasileña actualmente? ¿Y al samba?

—La música brasileña es muy variada, pero actualmente las radios y la televisión pasan lo menos elaborado, lo que tiene que ver con la comunicación inmediata. Pero por otro lado, los sambistas llenan sus shows, sus salas, y siempre con una presencia muy fuerte de jóvenes.

—¿Cree que se está avanzando en cuanto a la integración de la música brasileña con la del resto de América Latina?

—Actualmente no. En años anteriores se escuchaban muchas músicas latinas en Brasil, inclusive con cantantes nacionales. No hace mucho, por ejemplo, grabé el disco Brasilatinidade que me inspiró a crear el enredo "Soy loco por ti América", con el que Unidos de Vila Isabel fue campeona del carnaval en 2006.

—Cuénteme un poco sobre el show que va a dar en el Auditorio este sábado.

—Va a ser un espectáculo alegre, basado en el disco De bem com a vida y mezclado con algunos de los grandes éxitos de mi carrera como "O pequeno burgués", "Casa de Bamba", "Madalena do Jucu" o "Mulheres". Y el final será con sambas enredo campeones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados