MÚSICA

Fiesta colombiana con cumbia rebelde

Puerto Candelaria toca en Montevideo Music Box a las 21:00.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fiesta: es lo que propone Puerto Candelaria en sus espectáculos. Foto: Difusión

La de hoy será la tercera visita de la banda colombiana Puerto Candelaria a Montevideo. La primera fue al Teatro de Verano en el marco del Festival Montevideo Tropical y la segunda a la Sala Zitarrosa, y de las dos Juancho Velancia, pianista y director de este grupo, guarda buenos recuerdos.

"Robamos el corazón de quienes estaban ahí presentes, y por ese motivo volvemos: porque el sonido de Puerto Candelaria se disfruta cada vez más ahí", cuenta Velancia a El País, y rescata la atención que el público presta a la música. "Poco a poco el sonido y la alegría empiezan a contaminar al público, y se termina en una gran fiesta de baile. Tenemos las estrategias para hacer bailar al pueblo montevideano", dice.

Puerto Candelaria, que fusiona la cumbia colombiana —cumbia underground o rebelde, como les gusta decir— con el jazz, el funk y otros ritmos caribeños, trae a Montevideo Music Box un espectáculo renovado, que se enmarca en los festejos de los 15 años de la banda. El show es hoy a las 21:00, y quedan entradas en venta en Abitab y boletería a 400 pesos.

Además, está presentando a su última incorporación, la cantante Magaly Alzate (Maga La Maga es su nombre artístico en este proyecto), quien grabó el que se convirtió en el primer hit radial de la banda: "Amor fingido", adelanto de un disco que será editado antes de fin de año.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Maga nos aporta toda la femineidad, la belleza de su voz, toda la potencia y la fuerza que tiene en el escenario. Realmente ha refrescado mucho el sonido, es como el regalo de 15 años que nos dio el mundo", afirma Velancia, entusiasmado con la llegada de una nueva presencia.

Alzate se suma al show de Puerto Candelaria, que está pensado más bien como una experiencia que va "mucho más allá de un concierto musical". Se trata de "un mundo imaginario", dice Velancia, en el que confluyen las canciones, el humor, el vestuario y la personalidad de los personajes que, en el escenario, encarna cada uno. Es un trabajo complejo, reconoce, pero él cree que eso es lo que los ha llevado a tantos lugares distintos en el mundo.

"Hay tres cosas que nos unen como latinoamericanos: el español, la religión y la cumbia", afirma. "Pero en cada región esos acentos cambian, tanto el del español como el de la cumbia. La del sur tiene distintos acentos a la del trópico, a la del mar Caribe y a la del norte de México. Pero al final habla de lo mismo: del sonido mestizo, de la mezcla que somos, de la alegría y del baile. Puerto Candelaria le agrega el humor".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)