MÚSICA

Un festival que mira más allá del lleno absoluto

Continúa en Sala Verdi el festival lírico La escena vocal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
María Katzarava participa mañana en La Escena Vocal. Foto: Difusión

La escena vocal, la cita anual con las grandes voces de la lírica, continúa hasta mañana, con una agenda de primeras figuras. Hoy, a las 20.00, en Sala Verdi estará la mezzosoprano argentina Florencia Machado, quien acompañada a piano por su compatriota Fernando Pérez, dará un recital cuya primera parte comprende obras de Richard Wagner, Claude Debussy y Alexander von Zemlinsky. En la segunda parte interpretará obras de Manuel De Falla y Xavier Montsalvatge, y en los casos que se requiere habrá subtítulos, para mejor comprensión de las letras.

Mañana cierra el encuentro, en la misma sala y a la misma hora, la soprano mexicana María Katzarava, también acompañada por Pérez al piano. La cantante hará arias de Giacomo Puccini, Giuseppe Verdi, Charles Gounod y Ruperto Chapí, y canciones de María Grever, Alfonso Esparza Oteo y Álvaro Carrillo, contando también con subtítulos. Tickantel, $ 400.

"Este es un tipo de música que tiene su público, sus convencidos. Gente que viene porque ama este estilo, y sabe a lo que viene. Además, en todas las ediciones de La escena vocal hemos buscado abrir mucho el espectro de lo que ofrecemos. Y en la primera edición presentamos un recorrido de la canción que iba desde Peggy Lee hasta Broadway. Y a mucha gente, de repente siente que un ciclo de lieder, o de música francesa, le puede resultar más árido. Y a esto otro se anima. Y así se va enganchando", explicó a El País María Julia Caamaño, curadora de La escena vocal.

Sobre cómo ha sido la asistencia de público en las sucesivas ediciones, Caamaño afirma: "Hemos tenido conciertos de lleno absoluto, principalmente en las galas de ópera, y sobre todo con algunos nombres de mucho prestigio. Pero hay otras funciones que tienen una menor concurrencia, dependiendo muchas veces del tema. Pero este es un festival que tiene en su programaciones algunas cosas incluidas, sin pensar en tener una aceptación masiva. Al respecto hay que hacer un fino equilibrio", reflexiona Caamaño.

"Los conciertos más populares, con un espectro más amplio de repertorio, han estado, otros años, muchísimos más concurridos. Y de pronto el Programa Satie, que fue una exquisitez, que trajimos del Teatro Colón, tuvo poca convocatoria. Pero no por eso uno tiene que dejar de hacerlo", remata la curadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)