Hoy en el Solís empieza el octavo Festival de Jazz, con una grilla prestigiosa

Festiva de jazz: Una ciudad tomada por el swing

Como quien no quiere la cosa, el jazz se coló en la frondosa agenda musical uruguaya. Está el festival que organiza Francisco Yobino en su tambo El Sosiego y que en 2016 llega a su vigésima edición con una grilla importante. Y en Mercedes, Soriano, hay un evento anual cada vez más convocante, el Jazz a la calle que moviliza todas una ciudad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Al Jazz Tour vienen grandes nombres del jazz contemporáneo mundial.

A esas ocasiones más o menos fijas, hay que sumar artistas de los importantes que tocan en Uruguay y una escena local jazzera que si bien no es muy populosa, es leal y emprendedora. En el boliche Kalima, por ejemplo, se sigue reuniendo con frecuencia que parecería irregular, el Hot Club de Montevideo, institución pionera en la difusión del jazz en Uruguay.

En general, los números internacionales llegan a través del llamado JazzTour, que ya tiene casi dos décadas que organiza cuatro o cinco espectáculos grandes, que hace talleres con los músicos y que tiene un evento a esta altura del año: el Festival de Jazz de Montevideo.

La nueva edición —la octava— comienza hoy en el Solís y promete, una grilla de artistas interesantes en cuatro noches.

El organizador y promotor del Jazz Tour y del Festival, Philippe Pinet era un jugador de tenis del circuito del ATP Tour (llegó a estar en el puesto 473 del ranking) que lo obligaba a recorrer el mundo con raquetas, claro, pero también con un bolso de cassettes (y una guitarra).

"Llegaba al hotel, dejaba las cosas y me iba a los boliches a ver música", cuenta Pinet. "Así lo volví loco a Diego Pérez y a todos los que viajaban conmigo". Eran tiempos en que los jugadores se iban ocho meses a recorrer torneos de todo el mundo, así que había mucha música por escuchar.

Cuando se retiró de la alta competencia, Pinet armó el club de tenis La Caleta y allí generó un espacio cultural (como aquellos que visitaba) donde armaba tres o cuatro recitales por año. Además organizaba eventos y torneos vinculados al tenis. Una combinación que derivaría en el Jazz Tour.

"Un día Gerardo Grieco (actual director del Auditorio Nacional Adela Reta) me dice que iba a traer un guitarrista, Allan Holdsworth, y como a mi me encantaba cómo tocaba, lo llevé a La Caleta a almorzar". Fue ahí que un productor argentino le sugirió a Pinet traer a los artistas internacionales que llevaba a Argentina a Montevideo.

Así sin quererlo, al año siguiente llegaron a Uruguay, Scott Henderson y Mike Stern, dos guitarristas de primer nivel. Y cuando le sugirieron nombres para programar la temporada de 2000, a Pinet se le ocurrió robar la idea bien del tenis de un circuito. Y de ahí Jazz Tour.

Empezó a lo grande: Joe Zawinul, Bill Frissel, Diana Krall, John Scofield, Dave Holland, The Yellowjackets, fueron números de aquella temporada.

Desde entonces han venido nombres importantísimos cobijados por el Jazz Tour: Marcus Miller, Courtney Pine, Egberto Gismonti, Nana Vasconcelos, Bill Bruford, Philip Catherine, Nana Vasconcelos, Jacky Terrasson, Medeski Martin & Wood, John Hammond, Dave Douglas, Yann Tiersen, Brad Mehldau, Billy Cobham, Marc Perrenoud, Bobby McFerrin, Chucho Valdez, Diego El Cigala, Jon Anderson, Ron Carter. La lista es agotadora pero aún insuficiente y si usted no es fanático del género conviene saber que allí están grandes nombres del jazz mundial.

"En la historia del Jazz Tour, hemos armado un abanico tan amplio de estilos que generamos una educación en cultura", dice Pinet. "El denominador común ha sido la calidad", destaca Pinet quien desde hace ocho años se integró a esa oferta el Festival de Jazz de Montevideo.

La grilla desde hoy.

En el festival de este año hay grandes nombres, como siempre. Muchos europeos (el italiano Stephane Bollani, el portugués Maria Laguinha, el francés Sammy Thiebault, el español Xan Campos) y un notable guitarrista estadounidense de blues (Chris Cain) acompañado por una banda local, Chapital Grooving Blues Trio.

De Uruguay participa el Candombe-Jazz Quartet integrado por Alberto Magnone al piano, Hector "Fino" Bingert en saxo, Jorge Trasante en batería y Daniel "Lobito" Lagarde en contrabajo: un verdadero supergrupo. Van el viernes 20.

También estarán los créditos locales Domus Quinteto (son los de la foto del centro: Martin Ibarra en guitarra; Antonino Restuccia en contrabajo, Benjamin Barreiro en saxo barítono, Gonzalo Levin en saxo tenor y Juan Ibarra en batería) y Melmac + Maximiliano Nathan (Marcos Caula en guitarra; Andrés Pigatto en contrabajo, Mateo Ottonello en batería y Maximiliano Nathan en vibráfono).

"Son cuatro noches en el Solís con grandes nombres y lindas propuestas, además hay talleres con los músicos que vienen", cuenta Pinet. Las entradas salen 600 pesos por show y hay un abono de 2.000 pesos para las cuatro funciones programadas.

Todo un evento cultural que empezó "sin pensarlo y por culpa del tenis", se ríe Pinet.

LAS CINCO VISITAS INTERNACIONALES QUE LLEGAN AL TEATRO SOLÍS.

1 - Xan Campos.

Este gallego jovencísimo (nació en 1987) es considerado una de las revelaciones en el piano. Actúa el viernes 20, a las 21.15, acompañado por la Banda Sinfónica de Montevideo dirigida por Martín Jorge. Presentan el show "Ladies Night" con las voces de Maria Bentancour, Maria Noel Taranto y Anabella Viera. Antes de eso, a las 20.00, va el Candombe-Jazz Quartet con Alberto Magnone (piano), Hector "Fino" Bingert (saxo), Jorge Trasante (batería) y Daniel "Lobito" Lagarde (contrabajo).

2 - Chris Cain.

Es uno de los grandes guitarristas del blues. Nacido en San José, California, ha desarrollado una carrera llena de elogios por su mezcla de virtuosismo y swing y sus influencias más directas parecerían ser Albert King y BB King. Su mejor momento fue a fines de la década de 1980 pero aún es un peso pesado en el circuito del blues. Actúa el jueves 19 acompañado por el Chapital Grooving Blues Trio integrado por Juan Pablo Chapital (guitarra), Geronimo De León (batería) y Valentín Cabrera (bajo).

3 - Stefano Bollani.

Este pianista italiano ya ha estado en Montevideo con distintos formatos y esta vez va a estar solo con su piano. Es un músico carismático —los uruguayos ya lo saben— que interactúa con el público y maneja un amplio abanico de ritmos. "Tango, canción brasileña, un movimiento de un concierto de Prokofiev, Michael Jackson, Frank Zappa o una canción napolitana pueden ser igualmente válidos como puntos de partida" para Bollani, dice el programa oficial. Va el sábado 21 como cierre del festival.

4 - Mario Laginha.

El pianista portugués viene acompañado por su Novo Trio integrado por Miguel Amaral en guitarra portuguesa y Bernardo Moreira (quien ya estuvo en Uruguay con la cantante de fado, Cristina Branco) en contrabajo. Laginha tiene una larga trayectoria en el circuito europeo de jazz y el Novo Trio es su formación más reciente: están juntos desde 2013. La combinación de piano y la guitarra portuguesa es formidable. Va el sábado 21, a las 20.00, en un sensacional doble programa con Bollani.

5 - Samy Thiebault.

De acuerdo a su sitio web, Le Nouvel Observateur se refirió a él como "Coltrane en el mejor sentido del término", poniéndolo al mismo nivel que el legendario saxofonista y algunos de sus discos han estado en las listas de los mejores de las revistas especializadas. Su último disco, el que presenta es A Feast of Friends donde hace canciones de The Doors. Viene con su cuarteto integrado por Sylvain Romano (contrabajo), Philippe Soirat (batería) y Adrian Chicot (piano). Actúa hoy, a las 21.15.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados