MÚSICA

Una familia musical con nuevo show que mostrar

El coro Fermata está mañana y el lunes en el Auditorio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Familiar: así es el vínculo que hay entre los Fermata. Foto: Fermata Music

En primera fila hay una nena muy chiquita (debe tener ocho o nueve años) que se roba las miradas naturalmente. Diminuta al lado de sus compañeros que llenan la sala de ensayos en el Crandon, lleva a la perfección el tiempo, la coreografía y las canciones en inglés. En realidad, todos lo hacen muy bien. Aunque el director Guillermo Freijido tiene que pedir un par de veces que haya silencio en la sala para arrancar, la prueba, una de las últimas previo al fin de semana, arranca bien.

Hacen "Earth Song" de Michael Jackson para empezar y después pasan a "Part Time Lover" y "Gimme Gimme Gimme!", a veces con el acompañamiento de la banda, a veces con guitarra eléctrica; a veces con solistas que sortean la dificultad de no escucharse del todo bien. Y todo con soltura, buen humor, sin sufrirlo.

Hay chicos de entre ocho y 20 años en este subgrupo de Fermata, este coro que mañana y el lunes presenta su nuevo espectáculo en el Auditorio, una rutina que repite cada dos años para mostrar avances. Quedan las últimas entradas para la función del domingo, en venta en Tickantel.

"No es necesario estar encima de ellos porque responden muy bien. Los que están ahí es porque les gusta", comenta Freijido, quien ensaya con este grupo todos los sábados aunque va modificando el repertorio. El set que presentarán en estas dos galas en el Sodre lo trabajaron durante los últimos tres meses, lo definió el director y si bien hay muchos oldies —"les gusta mucho cantar en inglés", dice—, también hay pop melódico latino, folclore y alguna pieza de Astor Piazzolla.

"Trato de llevarlos a la música que no se escucha ahora, porque esa la tienen todo el tiempo. Después terminan haciéndose fans de los artistas, porque llegan a conocer la canción desde otro punto", dice.

El proyecto.

Freijido estuvo radicado en España y cuando se volvió a Uruguay sentía que tenía la libreta para conducir pero no el auto: había estudiado dirección de orquesta, pero no tenía qué dirigir. Con un grupo de amigos inició Fermata (además escribe todos los arreglos), con algunos adultos, y eso fue evolucionando luego a un grupo familiar que, además, se siente como familia.

"Visto de afuera no se entiende mucho cómo convive todo esto. Para nosotros es natural, pero para muchos es raro que un músico de la Filarmónica esté tocando a la par con una nena de ocho años. Es lo mágico de la música", dice.

Fermata hace todos los años un llamado abierto (según las vacantes que haya), y actualmente está integrado por chicos del Crandon, el Elbio Fernández y el Alemán, además de varias instituciones privadas y públicas, incluyendo alumnos de Solymar, Sauce y Las Piedras. "Son 80 niños y esto los hace salir de su burbuja para vincularse con los demás", resalta su director, para quien el mayor desafío es armar el tipo de espectáculo que llevarán mañana y el lunes al Auditorio. "Es como un triunfo", reconoce.

Dos noches y dos invitados.

All the way se llama el nuevo espectáculo que el coro Fermata presentará mañana y el lunes, a las 20:30 en la sala grande del Auditorio Nacional del Sodre. La cantante brasileña Joanna (la de "Amanhã Talvez") será la invitada de la primera noche y la argentina God save the Queen (un tributo a Queen), la de la segunda. Quedan las últimas entradas para mañana, desde 500 pesos en Tickantel y boleterías. Las del lunes se agotaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados