OBITUARIO

Falleció Andy Adler, legendario guitarrista que tocó con Estómagos y Chicos Eléctricos

Estaba luchando con sus achaques de salud desde hace muchos años. Deja una obra personal, de perfil bajo y muy influyente en el ambiente local

Andy Adler
Andy Adler,  en una captura del documental Un adiós entre dos adioses

El guitarrista Andy Adler fue uno de los grandes del rock uruguayo, aunque su nombre nunca trascendió más allá de un círculo de enterados. Hoy falleció tras años de batallar con sus quebrantos de salud.

Nacido en Estados Unidos, Adler fue una parte fundamental de la primera movida rockera después de la dictadura. Tocó en Estómagos, en un supergrupo fugaz (Sección Mecanizada con Gustavo Parodi y Renzo Teflón), en La Tabaré Riverock Banda, y el “Adiós, garra charrúa” que lanza en el documental Mamá era punk sintetizó como pocos el espíritu de su época. Fue además promotor de una intelectualidad punk ilustrada y locuaz hasta entonces inédita en Uruguay.

Era un observador ácido del ambiente local. Fue el último dandy. 

En la década de 1990 fue parte esencial de Chicos Eléctricos, una banda que resumía y potenciaba algunas de sus influencias en un paquete de rock furioso y actitud de estrella. Tuvo otros proyectos solistas (Los Ases del Beat) y produjo el primer disco de Eté y los Problems.

En agosto de 2013 grabó un álbum solista, Un adiós entre los adioses, donde hacía versiones de artistas de su canon personal y donde estaban Richard Thompson y Scott Walker, entre otros.

Fue único en su especie, un gran conversador y un creador que —hoy sobrevoló todas las conversaciones de sus amigos— siempre estuvo llamado para más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados