CRÍTICA

La eternidad y las canciones para contarla: así es el nuevo disco de Mariana Lucía

La cantautora brasileño-uruguaya Mariana Lucía editó "La eternidad y sus tantos sentidos", un disco íntimo atravesado por la maternidad. Reseña

La cantante Mariana Lucía. Foto: JuanDi Duarte
La cantante Mariana Lucía. Foto: JuanDi Duarte

En Malvín, en un estudio de tonos madera que está al fondo, cruzando el patio, en el frío del pleno invierno, Mariana Lucía construyó un disco cálido en compañía de sus parceros Diego Drexler y Leo Rodríguez; un disco íntimo y personal que acaba de editar en este otoño que parece verano. La eternidad y sus tantos sentidos salió el viernes y está disponible en plataformas digitales; Lucía pensaba celebrarlo con un brindis que, claro está, fue suspendido como pasa con todo en estos días.

El álbum está muy atravesado por la maternidad de la cantautora y eso se aprecia a primera escucha. Pero no sólo está la presencia trascendental de su hijo, que de hecho tiene una canción en su nombre, “Salvador” (directa, una declaración de amor sin temor a la cursilería), sino otros componentes de la experiencia que tienen que ver con una distancia geográfica y emocional, con la soledad y también con la alegría. No es, en concreto, un disco sobre ser madre, pero eso está en el aire y también tiene su reflejo en la sonoridad.

La eternidad... vuelve a la impronta Mariana Lucía que se puede deducir de su discografía, en tanto se distancia de Mi corazón bombón, el último trabajo, que era más pop rock y en el que destacaba la presencia de la batería y una actitud general un poco más agresiva. Acá, ese instrumento vuelve a ausentarse y aparece como eje la variada percusión de Rodríguez, que va de las calabazas africanas al tabla hindú. En esa calidez está una de las características principales de este grupo de canciones, que tienden a la compañía sensible, al arrullo a través de músicas criollas, brasileñas y ahora más caribeñas, si se quiere, herencia de la temporada en que Lucía vivió en Bogotá.

De hecho, el disco comenzó a gestarse allá y la idea con la que se volvió a Montevideo fue mutando, sobre todo a partir del intercambio con Diego Drexler, productor de La eternidad... Otra característica de este trabajo, implícita pero a la vista en el rato de estudio que esta cronista compartió con Lucía, Rodríguez y Drexler, es el ida y vuelta: es un disco que abraza el movimiento y que seguramente irá cambiando su forma con el tiempo.

Las percusiones entonces, el bajo, ruidos sutiles que aportan a un coloque sereno y despojado y, por encima de todo eso, la voz dúctil de Mariana Lucía desplegando todo su arsenal de virtuosismo y expresividad, son los elementos base de un álbum que cuenta con varios invitados, pero todos con el aporte justo y desde un lugar lateral, como para no opacar a la protagonista ni a su mensaje.

Esa claridad y austeridad no van en detrimento de una intención lúdica/experimental que se nota en “Del libro de los muertos” (de la que se desprende el título del disco), que tiene una llevada reggae, bien playera y a la que Martín Buscaglia le aporta su lap steel guitar. O se nota en “Chagall”, que también habla de muertos y añoranzas, y que sobre un riff de bajo arma un paseo psicodélico con Queyi al piano, y con unas percusiones que sugieren Brasil. O en la reversión de “Chupate esa uchuva”, que Lucía ya había grabado en Colombia con la banda Los Yoryis, y que acá encara con más sensualidad.

En ocho temas, en menos de media hora, Mariana Lucía logró resumir inquietudes, influencias, los ejes de su personalidad artística y una coyuntura emocional —“La original”, una rumba/milonga sobre la soledad y el extrañar, es la mejor muestra—, para entregar otro disco de delicadeza e ideas originales. Lo femenino está muy presente, pero eso no debería espantar a nadie; todo lo contrario.

ficha
"La eternidad y sus tantos sentidos", el disco de Mariana Lucía
Mariana Lucía
DiscoLa eternidad y sus tantos sentidos
DóndeEn plataformas digitales
¿Está bueno?Sí. Es un disco íntimo, muy personal y con unos cuantos matices
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados