MÚSICA

Estrella de película que se merece un respetuoso tributo

Esteban Montaño canta Sinatra, hoy en La Colmena

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esteban Montaño y sus influencias: Julio Sosa, Tony Bennett y David Bowie están en él. Foto: Difusión.

Empezó a cantar y a probar suerte con el rock desde la adolescencia. La primera banda fue Mantra: Esteban Montaño tendría 18 años, editó un disco con sus compañeros y se movió un poco por el circuito montevideano. Después hizo algunas cosas más experimentales, otras más alternativas, y así siguió hasta llegar a Automática, banda que integra actualmente.

Pero en el medio de ese periplo rockero, una clase de diseño gráfico le abrió las puertas a otra música. "Tenía que diseñar la tapa de un libro que se llama El perseguidor, de Julio Cortázar, sobre la vida de Charlie Parker. El profesor, muy inteligentemente, nos hacía escuchar mucho jazz para diseñar las tapas, y ahí entré: Miles Davis, Charles Mingus, Ella Fitzgerald", cuenta a El País.

No demoró en empezar a cantar jazz, sobre todo porque en Montevideo no abundan los cantantes del género, y se encontró rápido trabajando con la Memphis Jazz Band, Raúl Medina y Panchito Nolé. Hoy es Julio Frade el que lo convoca y con el que comparte escenario, en una suerte de celebración a la música de Frank Sinatra.

Sinatra 100 años (ver recuadro) es este show que se hizo en abril y hoy vuelve a La Colmena, y que le permite a Montaño recorrer un repertorio clásico y también sorprender a un público conocedor con temas menos populares y composiciones de Cole Porter, Rodgers & Hart o Coleman, entre otros. "Es una mirada distinta", asegura.

"Cuando arranqué a cantar escuchaba mucho a Sinatra, a Tony Bennett, Julio Sosa, y soy muy fanático de David Bowie. Es una búsqueda, al principio notaba que buscaba parecerme, pero a esta altura canto como canto", explica. Porque Montaño no imita ni tiene intenciones de imitar, ni a estos ni a ningún cantante, aunque algunos de los que lo han visto actuar aseguran que basta cerrar los ojos para sentir la presencia de Sinatra allí.

"Acá que un tipo cante jazz ya es raro, entonces hasta por curiosidad van a verlo", dice sobre el espectáculo de hoy. "Y creo que lo que la gente valora, o quiero pensar eso, es que no es una imitación: le damos un valor artístico", rescata.

Planes.

Montaño asegura que "recién ahora" se siente capacitado para cantar algunos temas, que requieren de una interpretación tan intensa que no es para cualquiera, ni para cualquier momento de la vida: "My way", "Alive" de Pearl Jam o cualquiera de Bob Dylan, son las que menciona.

En ese sentido, piensa que lo más complejo del jazz, aunque también es algo necesario para cualquier género, es meterse en las canciones y "saber de qué hablan". "Los cantantes que me gustan son los que viven las canciones, que te das cuenta que están diciendo de verdad".

Montaño se despide de esta celebración a Sinatra hoy y dice que, quizás, en algún momento aborde el tango también de la mano de Frade. Mientras tanto está componiendo, pensando en el nuevo disco de Automática (que ya se movió bastante tocando los temas del primero), y con la idea de grabar con su otro grupo, Poker Jazz. "Tengo un disco de jazz de canciones propias para hacer en algún momento, pero tengo que juntar la plata y la gente. Pero trabajando ocho horas en un lado y con dos bandas, es difícil".

Celebración a un gran artista

Hoy a las 21:00 en La Colmena (Maldonado y Paullier) se repetirá el show que se realizó en abril, que se llama Sinatra 100 años y repasa el repertorio del crooner estadounidense. Montaño canta y lo acompañan Julio Frade en piano, Juan Chilindrón en contrabajo y Quique Cairoli en batería. Las entradas cuestan 400 pesos y se reservan al teléfono 2402 7868.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)