Clásica

Un espléndido concierto de cámara

La violinista Carolina Hasaj y la guitarrista Ana Inés Zeballos estuvieron en la Zitarrosa

El dúo conformado por la violinista Carolina Hasaj y la guitarrista Ana Inés Zeballos presentaron un recital muy selecto de obras para estos dos instrumentos. Fue en la Felisberto Hernández, la sala pequeña de la Sala Zitarrosa.

Salvo el Nocturno op.115 de Ferdinando Carulli que fuera originalmente escrito para esta formación, las demás obras fueron transcripciones de destacados guitarristas.

Interpretaron en la primera parte del concierto: tres canciones del ciclo de Canciones Valencianas de Joaquín Rodrigo, luego el mencionado “Nocturno” de Carulli y las Seis Danzas populares rumanas de Béla Bartók.

En la segunda parte abordaron la Sonatina nº 1op.137 de Franz Schubert y cerraron con cuatro tangos de Piazzolla: “Psicosis”,”Dernier Lamento”, “Tanguísimo” y “Revirado”.

La violinista Carolina Hasaj, hija del maestro Fernando Hasaj, demostró en estas interpretaciones: musicalidad, técnica desenvuelta y segura, dominio de los diferentes estilos y una correcta afinación.

Por su parte la guitarrista nacida en Castillos, Rocha, Ana Inés Zeballos mostró un espontáneo sentido del fraseo, una bellísima sonoridad, una riqueza de timbres y una solvencia excepcional como acompañante.

Debemos acotar que las transcripciones para guitarra especialmente las de las danzas de Bartók exigen muchísimo esfuerzo del acompañante, pues éste debe tratar de igualar en los máximo al sonido del piano. Ambas ejecutantes se complementan muy bien, no en vano estos cuatro años que conforman este dúo en donde se ven aunados los intereses didácticos, estéticos y educativos en las obras presentadas.

Ficha
Carolina Hasaj y Ana Inés Zeballos 
ProgramaObras de Rodrigo, Carulli, Bartók, Schubert y Piazzolla.
DóndeEspacio Felisberto Hernández de la Sala Zitarrosa
26 de junio


Para nosotros la Sonatina de Schubert fue sin duda alguna la versión más lograda que hayamos escuchado en nuestro medio.

Quizás por eso, el público aplaudió calurosamente a las intérpretes que ofrecieron como bis “Libertango” de Piazzolla.

En definitiva este recital constituyó un esplendido concierto de música de cámara donde el público se fue conmovido por la belleza de las piezas elegidas y por la sensibilidad que trasmitieron en ellas estas talentosas intérpretes jóvenes y uruguayas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)