ENTREVISTA

Eruca Sativa, el trío inquieto del rock argentino que acapara los Grammy Latinos

Antes de los shows que la banda dará vía streaming este fin de semana, Lula Bertoldi charló con El País sobre el disco "Seremos primavera"

Eruca Sativa. Foto: Nora Lezano
Eruca Sativa. Foto: Nora Lezano

Eruca Sativa nunca pasó tanto tiempo sin tocar, ni siquiera cuando Lula Bertoldi y Brenda Martin coincidieron en sus embarazos. Eso fue en 2015 y lo máximo que la banda estuvo en pausa fueron seis meses, aunque los ensayos siguieron. Ahora, el trío acumula siete meses sin verse y romperá ese período para dar dos shows vía streaming este fin de semana, que serán su última actividad de 2020.

Es que Bertoldi espera otro hijo y, en el contexto de pandemia del coronavirus, hubo que extremar cuidados y evitar todo lo presencial. “Ni siquiera las maternidades nos habían parado tanto”, dice Bertoldi a El País.

Los Eruca se reencontrarán y tocarán vía streaming, este sábado y domingo a las 19.00 a través de la plataforma Nube Cultural (entradas en venta en la web). Los shows serán diferentes entre sí, para tratar de abarcar la mayor parte posible del repertorio, y también para plantear un formato distinto y especial, “más adaptado a cómo somos nosotros o a cómo nos gustaría reencontrarnos”, según Bertoldi.

En directo, tendrán una instancia interactiva con el público y se podrán ver desde Uruguay. Los recitales quedarán disponibles 48 horas.

Eruca Sativa es una de las bandas de rock argentino más interesantes de los últimos años. Con 13 años de recorrido y seis discos editados, su propuesta de power trío (son Bertoldi, Martin y Gabriel Pedernera) con raíz folclórica y búsqueda electrónica cautiva a un público diverso, y sus canciones de mensaje firme se vuelven himno. Eso se nota aún más en Seremos primavera, el álbum de 2019 en el que reinventaron su sonido y bajaron decibeles para que la palabra sonara más. Ese trabajo acaba de darles tres nominaciones a los Grammy Latinos —a mejor álbum de rock, canción de rock por “Creo” y canción alternativa por “Carapazón”— y un Premio Gardel también a álbum de rock.

“Es muy loco e inesperado”, dice la cantante y guitarrista Lula Bertoldi sobre la acogida que el mundo exterior le dio a un material que salió de la necesidad más interna posible. “Este disco lo hicimos por nosotros, porque queríamos experimentar y sentimos que la música es para esto: salirse de las fórmulas, salirse del corset, de la camisa de fuerza. Si la banda fuera un estereotipo de banda, un power trío, nos queremos correr de eso a ver qué pasa. Seremos primavera es un poco eso: correrse de lo obvio de Eruca y ver qué más hay en la galera”.

En esa línea, lo más difícil fue romper con el filtro personal del prejuicio, porque aquello que encorseta también es zona de confort y las etiquetas, en la música como en la vida, son arma de doble filo. ¿Un power trío no puede ofrecer un tema a piano? Ahí está Eruca Sativa para abrir Seremos primavera con “Omara”, un piano, un riesgo.

Para Bertoldi es un camino lógico que comenzó a definirse con Huellas digitales, el disco en vivo en el que el trío reversiona canciones de sus primeros trabajos, y que se acentuó más en Barro y fauna.

Es, además, una forma de enriquecer el show en vivo y de desafiarse como instrumentista, “porque la verdad es que tocar todo el tiempo riffs es como: ya entendimos la gracia”.

“Lo que buscamos nosotros es hacer buenas canciones, y las hemos vestido de distintas formas. Les ponés distintas vestiduras y las canciones siguen sobreviviendo a todas esas transiciones, porque sentimos que nuestras canciones son eso: solo canciones”, asegura Bertoldi.

“Entonces cuando lográs trascender la barrera del nicho es algo interesante. Eruca le gusta a un público muy diverso y es muy lindo llegarle a gente que escucha música muy distinta, pero a todas las atravesás con el mismo mensaje. Eso es muy valioso y lo hemos cuidado mucho, porque nos parece eso, que la música es una sola”.

Con todo eso y con el cambio en la forma en que se presenta el mensaje ahora, Bertoldi entiende que “Seremos primavera es como nuestro manifiesto: el manifiesto de un montón de cosas que pensamos”. “Sentimos que había una declaración urgente que hacer, que no podía esperar a la metáfora”, explica, y eso se resume en el verso “Las batallas no me tomarán/ voy a elegirlas” de “Por quienes vendrán”.

Hermana de Marilina Bertoldi, otra de las figuras que marca el pulso del nuevo rock argentino, Lula dice que “estamos en un momento superimportante donde hay que hacer las cosas, decirlas y manifestarse, y también hacer tribu, estar muy juntas para poder apoyarnos, no solo entre hermanas sino entre colegas. Esa sororidad se nota en esta época y es necesaria”. “Yo soy lo que soy por mujeres que han abierto el camino para mí, y otras serán gracias a lo que nosotros hagamos con Eruca, por ejemplo. Lo lindo de este movimiento es que es colectivo y es para todas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados