Crítica

Enlaces: la unión que hizo la fuerza

El colectivo integró a nuevos músicos y volvió a tener una fiesta, el viernes en La Trastienda

No usar

Enlaces es la recuperación, o más bien la ocupación, de un espacio por partida doble: del espacio de la canción uruguaya de las últimas décadas, de la canción popular más vinculada al rock, aunque no sujeta a esa limitante; y del espacio de los músicos como parte de un todo, de una misma fuerza.

En esta nueva convocatoria (el colectivo ya había estado en funciones en la Sala Balzo, y luego con una participación en Montevideo Rock) no estuvo Sebastián Teysera, que es uno de sus mentores, y se agregaron nuevos invitados a una entidad permeable y que todo el tiempo está en expansión. Y fueron evidentes tanto el compromiso y la exigencia que cada uno se puso a su rol, como la necesidad de disfrutar y pasarla bien. Hubo espíritu de celebración, porque oportunidades como estas, de interacción entre las partes y la obra, hay pocas en la escena.

Ese es y fue, el viernes, el gran mérito de Enlaces, que además presta atención a la integración, tanto entre hombres y mujeres como entre las edades.

Después, las entradas y salidas de los músicos y lo acústico y tranquilo de la primera parte, hicieron que la atención por parte de público no estuviera siempre al mismo nivel. Eso cambió para el segundo bloque, de pulso más rockero, con Gonzalo Zipitría de Boomerang haciendo un gran aporte como guitarrista y de alguna manera, líder.

En la primera mitad, lo más interesante pasó por las “canciones en construcción” que presentó Juan Casanova, composiciones hechas en el núcleo de este colectivo, entre las que resaltó la que hizo mano a mano con Luciano Supervielle; y también por el aporte de Florencia Nuñez, con olvido de letra y risas incluidas.

En la segunda, aunque hubo de todo —Gabriel Peluffo haciendo “Gritar”, él y su hermano con una rabiosa interpretación de “Himno de los conductores imprudentes” y más—, el protagonismo se lo robó, y en parte se lo cedieron a, Federico Morosini. El cantante de Julen y la Gente Sola cantó cuatro temas incluyendo “Trotsky Vengarán” con Guillermo Peluffo; puso el lenguaje inclusivo y una desfachatez necesaria sobre el escenario, y probó que hay energía suficiente para darle una inyección de vida a un rock uruguayo que necesita renovarse.

Este empuje colectivo puede ser un buen aporte.

Ficha

Enlaces [****]

Músicos: Franny Glass, Florencia Nuñez, Roberto Rodino, Andrés Torrón, Lucía Torrón, Cototo Cuello, Lucía Romero, Pedro Dalton, Juan Casanova, Guzmán Mendaro, Gabriel Peluffo, Guillermo Peluffo, Florencia Nuñez, Federico Morosini, Juampi González, Matías Rada, Luciano Supervielle, Marcelo Fernández, Gonzalo Zipitría, Hernán Romay y Nicolás Grieco. Cuándo: Viernes 22 de junio. Dónde: La Trastienda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)