entrevista - EMINEM

"Solo enfoco mi visión en la música"

El rapero publica nuevas canciones. Acá habla de eso, de su método de trabajo y cómo ve el rap actual.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estoy en el estudio de cinco a seis días de la semana, tratando de pensar en mi siguiente paso.

Los 42 años y decenas de millones de discos vendidos, 15 premios Grammy —contando los dos que ganó en 2015— y un premio de la Academia a la Mejor Canción Original, "Lose Yourself" en 2002, Eminem sabe que puede elegir su lugar.

En la era de Drake y Kanye West, él existe en un plano aparte de celebridad rapera, rara vez fotografiado y sin presencia personal online alejado en sonido y estilo de la actual esfera de influencia del hip hop. Pero, cuando aparece, la gente escucha. De The Marshall Mathers LP 2 su densa obra de 2013, se han vendido más de dos millones de discos en Estados Unidos. Y más que apresurarse a sacar el siguiente, ahora volvió como productor ejecutivo y artista principal de la banda sonora de Southpaw que se estrena en Uruguay el 27 de agosto.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Es la historia de redención de un abatido boxeador interpretado por Jake Gyllenhaal. El papel del pugilista, concebido hace cinco años por el libretista Kurt Sutter y el director Antoine Fuqua, originalmente estaba destinado a Eminem, que solo ha tenido breves apariciones como él mismo en comedias desde que protagonizó la semibiográfica 8 Mile, calle de las ilusiones hace 13 años. No lo hizo. La narrativa de recuperación de Southpaw le permitió a Eminem abordar algunas de sus propias ansiedades sobre la vida, en su calidad de rapero que envejece con una carrera despareja: "Estás pasando a lo siguiente pero, ¿ya se perdió el respeto?," rapea en "Kings Never Die." Durante la charla, Eminem se concentra al grado de verse solemne, pero también con incertidumbres sobre su futuro, oscilando entre el intenso contacto visual y la mirada clavada en el piso. Insiste en que no cambió mucho desde sus tiempos de rebelde del hip hop, en especial su sentido del humor y su espíritu competitivo. Pero reconoce que ese inmovilismo también podría ser peligroso.

-¿Cómo abordaste la organización de una banda sonora para una película que no es tuya?

-Queríamos asegurarnos de que las canciones hicieran pensar en la película muchos años después. Cuando pensamos en “Don’t You (Forget About Me),” pensamos en Nosotros cinco (1985). Cuando pensamos en “Eye of the Tiger,” pensamos en Rocky (1976).

-O en “Lose Yourself” ¿Sentiste la presión para estar a la altura de 8 Mile, calle de las ilusiones?”

-Con esta película en particular, yo no estoy en ella, así que no podía ser Billy Hope (el personaje) en la canción. Traté de hacer algo que fuera temático, que diera poder al estar arrinconado y defenderse.

-La energía de la película es bastante masculina y la banda sonora es prácticamente de puros hombres. ¿Cómo llegó Gwen Stefani a la fórmula de “Kings Never Die?” Habías hecho bromas con ella en la música antes.

-No creo que haya habido nada irrespetuoso. Es decir, quizá yo haya dicho que ella podría orinarme pero, sea quien sea, pienso que eso es gracioso de todos modos. Pero siempre he respetado a Gwen Stefani. Ella tiene un talento increíble, pero también su longevidad profesional fue una de las razones de que fuera perfecta para esa canción.

-¿Cómo es tu relación estos días con 50 Cent? Él está en la banda sonora y en la película.

-La misma que siempre ha sido, básicamente. Adoro al Fif, carajo.

-Para él, hacer discos ha pasado a un lugar secundario y se ha vuelto una celebridad y un empresario. Dr. Dre está haciendo algo semejante. ¿Alguna vez has pensado en pasarte a otros mundos como hicieron ellos?

-Con 50 Cent siempre imaginé que iba a ocurrir, incluso desde el inicio. Siempre tuvo mentalidad de negocios. Siempre ha estado sintonizado con el siguiente paso, dónde puede estar ... No me gusta decirlo, pero yo tiendo a ser más estrecho de miras. Solo enfoco mi visión en la música.

-¿Estás conectado con la música de rap actual?

-Trato de estar al tanto de todo lo que sale. Me encantan Lil Wayne, Drake, Big Sean, Schoolboy Q. Me gusta mucho Kendrick Lamar. Solo trato de poner atención a lo que sale. Wayne saca una canción nueva y yo paro las orejas. Hay algunos artistas que me hacen hacer eso simplemente por el calibre al que riman. Es como una golosina para mí. La forma en que Kendrick organiza sus álbumes, de adelante hacia atrás, son como obras de arte. Pero el hip hop también necesita a Drake. El hip hop necesita a Big Sean. Siento que justo ahora el hip hop está en buen momento. Se está dando un balance de las cosas y se siente que algunos de los raperos son los que tienen más éxito. Aunque a veces no es así.

-¿Piensas que Twitter e Instagram han afectado al rap?

-Yo sé que hay muchas quejas por Twitter. La gente antes simplemente componía canciones. Pero las cosas son lo que son. El mundo siempre está cambiando y uno tiene que adaptarse y evolucionar.

-¿Tú no eres de los que dicen que las cosas eran mejores en tus tiempos?

-Por supuesto que no. No quiero ser de esos. Hay que tomar lo bueno con lo malo. Es una de las cosas que respeto mucho de Jay Z. En mi opinión, él nunca ha tenido una pausa en su carrera. Siempre ha sido muy consistente. Está muy en sintonía con lo que es actual y con lo que es bueno hacer.

-¿Sientes que has tenido una pausa en tu carrera?

-¿Yo? Por supuesto. Probablemente los días de Encore (2004). En lo personal, considero que Relapse fue una pausa. Todo lo demás está sujeto a opiniones.

-¿Cómo es tu vida cotidiana entre un álbum y otro?

-Con mucho trabajo. Generalmente estoy en el estudio de cinco a seis días de la semana, tratando de pensar en mi siguiente paso. De vez en cuando reevalúo en qué lugar estoy de mi carrera. Por lo general estoy tratando de pensar en lo que voy a hacer después.

-¿Estás trabajando en un álbum solista?

-Todavía no, pero estoy tratando de averiguar qué hacer a continuación en términos de la música. Hay páginas a las que llego y me doy cuenta de que eso ya lo he hecho de cierta manera. A veces pienso que, si llego a sentirme cómodo o a acostumbrarme a mi forma de hacer las cosas, quizá deba retroceder un poco y averiguar cómo mezclar las cosas un poco más.

-¿Sientes que sigues superándote a ti mismo?

-Siento que estoy tratando de hacerlo. Y a veces no sé si eso sea bueno. No quiero hacerlo de modo que, para cuando termino con una canción, ni siquiera entiendo lo que sucedió. Eso es lo que trato de no hacer. Yo mismo soy mi peor pesadilla en ese sentido.

-¿Porque eres tan competente técnicamente que puedes llevar a un punto en el que más rápido y más complicado no siempre significa que es mejor?

-Así es, eso es lo que quiero decir. A veces eso es bueno, si la canción lo pide. Pero si empiezo a grabar para otro disco, quiero asegurarme de estar enfocándolo de la mejor manera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados