Entrevista

“¿Por qué encasillarse en un género si hay tanta música?”

Una charla con Luciano Pereyra que el 3 de noviembre celebra 20 años de carrera en el Teatro de Verano

Luciano Pereyra. Foto: Difusión.
Luciano Pereyra de nuevo en Uruguay

-Volvés a Uruguay, con un público que ya conocés, ¿qué nos podés adelantar del show del Teatro de Verano?

El sábado 3 en el Teatro de Verano, Luciano Pereyra vuelve a reencontrarse con el público uruguayo. La excusa es celebrar sus 20 años de carrera. Las entradas están en venta en Abitab y salen entre 1.400 y 3.100 pesos. Antes Pereyra habló con El País

—Estoy muy ansioso, porque siempre dije que Uruguay me trata como un uruguayo más, y me encanta la gente, la ciudad, el país. Cada vez que voy, no solo por trabajo, sino a veces a pasear, realmente la paso muy bien. Es celebrar también de los primeros conciertos, haber estado tocando por primera vez en un Palacio Peñarol, donde canté con Rada, con Pablo Estramín, de hacer giras por todo Uruguay, por Tacuarembó, Durazno, un montón de lugares que me gustan. Y ahora volver a la capital, a un Teatro de Verano que probé el año pasado por primera vez y ahora se repite. Este año vuelvo, pero a celebrar con la gente de Uruguay por estos 20 años que siempre han estado al pie del cañón. Eso es algo muy lindo.

—Ya pasó un año de La vida al viento, ¿qué te ha dejado este disco?

—Muchas alegrías, mucho aprendizaje con cada concierto, cada viaje, cada escenario, cada canción. A mí me gusta el hecho de que salgo ya de mi casa porque hago una gira por un concierto y en cada lugar que voy es siempre una experiencia nueva. Por más de haber estado anteriormente en ese escenario, lo que sea, pero uno va cambiando y va creciendo y va aprendiendo ciertas cosas, se va poniendo más viejo, en definitiva. Pero lo que me dejó este disco, este tour, en un año, es alegría, paz, algo lindo. Una buena vibra. Lo que hubo de malo, me tocó aprender, lo tomo como que todo fue un ejemplo a tomar para seguir creciendo.

Luciano Pereyra
Vea el video de "Como tú", una de las canciones del último disco de Luciano Pereyra

—Siempre te están preguntando sobre la mutación que ha tenido tu música a lo largo del tiempo, ¿creés que puede ser un paralelismo de lo que cambia uno a lo largo del tiempo?

—No sé si uno va cambiando, digo a nivel musical. Porque en mi caso yo me crie escuchando todo género y tipo de música y la mayoría de la gente ha sido así. A veces ponés la radio y pasa de todo. Que mi primer disco fuera más folclórico está bien, pero el primer sencillo era una balada, “Desde que tú te has ido”. El resto sí, había mechado con canciones más del folclore, pero eso es parte de la crianza musical que yo tengo. ¿Por qué voy a encasillarme en un solo género cuando hay un montón de música para escuchar? Para mí encasillarme en un solo género es encasillar a un pintor en un solo color para pintar un cuadro. Por suerte todo ese prejuicio se ha roto, hoy más, porque cualquier playlist tiene un montón de música distinta.

—En tus canciones, la mayoría de las veces le cantás al amor, ¿el amor, el concepto, cambia con el tiempo?

—No sé si cambia el amor, uno cambia el modo de ver el amor. Uno por ahí con el paso del tiempo lo vive, lo mira, lo siente de otra manera. Hoy se mandan emoticones y se perdió un poco el habla, se perdió la posibilidad de tener contacto con el otro, no te mira a los ojos; yo extraño mucho eso. Me siento chapado a la antigua, estás con tu mujer o en una cita y a mí me gusta sentir su perfume, escuchar el tono de su voz, para mí son piezas fundamentales. Igual creo que del todo nunca se van a perder porque nos terminaríamos transformando en un Smart TV.

—Estos nuevos tiempos te llevaron a nuevos países también, Estados Unidos, México, ¿cómo se sintió?

—Muy lindo, porque por ejemplo a Estados Unidos siempre fui a grabar, a producir y a hacer canciones y de repente este año me tocó ir a hacer mi primera gira por ahí, iniciar el festejo de mis 20 años. Encima, pude ir con mis padres y lo disfruté con familia, con amigos, fue un viaje muy lindo, una de las giras que más he disfrutado en mi vida, sorbe todo porque en medio del trabajo arduo estaban mis familiares. Un sueño.

—¿Siguen existiendo los desafíos artísticos?

—Sí, si no me dedicaría a otra cosa. Si uno no va renovando los sueños y los desafíos sería muy aburrido. Entonces es como que soy bastante inquieto, bastante curioso, me gusta investigar, no me gusta hacer un disco igual al anterior, me gusta reinventarme, por eso pensar con otras personas, autores, compositores, es el punto donde digo que la música no solamente me va enriqueciendo como artista o como músico, sino también como persona, y ese crecimiento me encanta. Tener la posibilidad, además, de que la gente te escuche y a la inversa, escuchar a la gente que me puede aportar cosas, eso todo es maravilloso.

—Los lugares, más allá del viaje por Estados Unidos, ¿son un escenario más o tratás de acercarte a la gente y a los espacios?

—Depende los tiempos, pero trato de hacerlo y si tengo un par de días libres me voy a conocer o voy a los lugares que ya conocí y me gusta ir, entonces, a cada lugar que voy, siempre trato de hacerme parte del paisaje. Ver, escuchar, mirar, ver la cultura distinta, ver que la gente habla distinto, hay una comida diferente y me gusta todo eso, porque nunca se sabe de qué lugar puede salir una canción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)