MÚSICA

Emotivo recuerdo a un maestro

Ante el fallecimiento del maestro húngaro Miguel Szilágyi (1922-2015) que ocurrió el 4 de octubre la Ossodre decidió ofrecer el presente concierto a su memoria.

Era un muy merecido este homenaje a quien fuera un formador de generaciones de excelentes violinistas además de desempeñarse brillantemente como primer violín del Conjunto de Música de Cámara del Sodre desde 1954 a 1992.

El hermoso "Concierto para violín y orquesta" de Brahms parecía haber sido elegido expresamente para rendir tributo a este docente ejemplar. Fue en esta obra donde la eximia violinista rusa Tatiana Samouil demostró su vigorosa musicalidad temperamental, sabiéndola expresar violinísticamente mediante una peculiar manera de tratar las frases a las cuales confirió una calidad cantante , afinada y precisa.

A través de su técnica desenvuelta y siempre segura se percibió una sólida escuela instrumental ,así lo comprobamos en la virtuosística cadencia del primer movimiento donde nos maravilló el excelente dominio en las dobles cuerdas, los arpegios y los acrobáticos trinos. Tan sorprendente es su equilibrio sonoro y tan bien controlados sus pianísimos como sus fortísimos por el vibrato y el arco, que sus ligamentos son la perfección misma.

El acompañamiento orquestal que brindó el director argentino Jorge Lhez fue discreto pero sumamente eficaz. El público ovacionó con numerosos aplausos a la artista y esta ofreció como bis una bellísima página para violín solo de Johann Sebastián Bach.

En la segunda parte se escuchó la "Séptima Sinfonía" de Prokofiev que fuera compuesta entre 1951 y 1952. Esta última sinfonía fue estrenada en Moscú el 11 de octubre de 1952 por el director Samuel Samosoud.

En ella el compositor a diferencia de las anteriores sinfonías busca un lenguaje sencillo para captar a los oyentes jóvenes, dejando de lado los conflictos y buscando reflejar la serenidad que le acompaño durante el tramo final de su vida. En 1957, cuatro años después de la muerte del compositor la "Séptima Sinfonía" fue galardonada con el Premio Lenin, lamentablemente un reconocimiento demasiado tardío.

La Ossodre se desempeño en forma realmente encomiable respondiendo muy bien ante las exigencias del director. La versión que ofreció Lehz fue de una notable maestría de allí los prolongados y justos aplausos del público.

Orquesta Sinfónica del Sodre

Director: Jorge Lhez. Solista: Tatiana Samouil (violín). Programa: "Concierto para violín y orquesta " opus 77 de Johannes Brahms y "Séptima Sinfonía" opus 131 de Sergei Prokofiev. Auditorio Nacional del Sodre, 10 de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)