ENTREVISTA

Emma Shapplin dice: "Cuando logré producir mi propia música, comencé a respirar"

La soprano francesa charló con El País sobre su nuevo disco, su carrera en la musica y el concierto online que se realizará desde París el sábado.

Emma Shapplin. Foto: Difusión
Emma Shapplin. Foto: Difusión

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En diciembre de 1997, la francesa Emma Shapplin consiguió el éxito mundial gracias a su primer disco Carmine Meo y el hit “Spente le stelle”. Ese debut, donde mezclaba su voz de soprano con ritmos pop y algo de rock vendió más de cuatro millones de copias convirtiendo a la joven cantante en una sensación.

Si bien continuó con su carrera como cantante, lanzó tres discos más, también desarrolló una carrera como artista plástica y fotógrafa. “Antes de esta situación especial iba a presentar mi primera exposición en Grecia. Ahora tal vez sea en setiembre u octubre”, le dice Emma Shapplin a El País, desde París donde convive con sus dos gatos, su perro y muchos lienzos para pintar, “así que estoy en buena compañía”. En estos meses de cuarentena en Francia ha estado leyendo mucho, pintando y también cocinando.

Emma Shapplin. Foto: Difusión
Emma Shapplin. Foto: Difusión

Antes de ser solista, Shapplin integró una banda de rock que la ayudó a desenvolverse en el escenario, aunque tuvo que abandonar el proyecto porque le dañaba su voz. “Soy una persona muy tímida e introvertida, así que el rock me dio la oportunidad para ganar fuerza, también para las presentaciones. Cuando me muevo en el escenario me siento fuerte”, dice.

Ahora, aprovechando la cuarentena consiguió tiempo para organizar un evento virtual que se celebrará mañana y que se podrá seguir desde todo el mundo. Servirá para recaudar fondos para la lucha contra el coronavirus, y también para presentar su nuevo disco, Venere que lo define la cantante como la continuación de aquel Carmine Meo.

“Después de Carmine Meo, todo lo que compuse fue más experimental, y la gente me pedía un segundo acto de Carmine Meo, algo que continúe en ese estilo”, dice Shapplin. “Creo que este es el momento”.

Realizar este “segundo acto” como lo llama fue diferente, ya que, dice, “tuve que encontrar de nuevo el sonido, el ritmo y el misma fluidez de antes. No es el mismo álbum, pero quise reconstruir la misma atmósfera del pasado”.

Emma Shapplin. Foto: Difusión
Emma Shapplin. Foto: Difusión

Venere está escrito en italiano, lo que le da una fluidez y musicalidad particular, señala. “Lo difícil fue encontrar los músicos indicados para lograr la libertad, porque no intentaba hacer un álbum moderno, intentaba volver por el camino de Carmine Meo, lo que es muy específico. Por eso busqué, de manera muy humilde, los músicos que pudieran conectarse conmigo y confiar en lo que quería hacer”.

Componer este álbum le llevó seis meses, pero encontrar al equipo indicado le llevó dos años. “Fue un álbum muy desafiante de hacer, pero logré lo que quería”, dice.

—¿Por qué fue más desafiante hacer este álbum?

—Para Etterna, Macadam Flower o Dust of a dandy, diría que canté muchas canciones en mi cabeza. No sé cómo un álbum comienza a aparecer en mi mente. Etterna fue difícil también, pero no tanto como este. Aquí quería realmente encontrar, recordar, las emociones que sentía cuando las cantaba, la misma atmósfera. Fue menos libre en ese sentido. Porque los otros álbumes, sobre todo los más pop, como Macadam flower, fueron más sencillos.

—¿Cómo fue componerlos?

—Entré en el bosque con la mano en el bolsillo y las melodías comenzaban a surgir. Cuando lo hicieron, empezaba a escribir las melodías, que me llevaba a las letras. Entonces sabía qué tipo de músicos necesitaría. Por eso fue más sencillo.

—¿Alguna vez sintió presión por lanzar un álbum que sea tan exitoso como Carmine Meo?

—No. Si tuviera que tener una presión externa, no sería capaz de poder hacerlo sola. Es verdad que mucha personas me pedían este álbum, pero creo que decidí escribirlo ahora porque sentí que me sentía más cómoda y relajada con esta idea. Sentí realmente que podía hacerlo y me sentía más madura y calma. La presión era conmigo misma, lo que es mucha presión. Es terrible.

—Ha hecho una carrera a su propio modo y a sus tiempos.

—Sí, mucha gente de la industria se preguntaban qué estaba haciendo. Sé que hay mucha gente en esta industria que no entienden quién soy. Y tan rápido como pude, me alejé de la industria y cuando logré producir mi propia música comencé a respirar. No siento que soy una mujer de la industria, siento que tengo mis propias alas para expresarme. De otra manera no hubiese tenido la misma carrera.

Concierto online con fines solidarios

Mañana, desde el Teatro Elíseo-Montmartre en París a las 21.00 de Francia (16.00 de Uruguay) se realiza el concierto Venere 2.0 que contará con participaciones online de León Giego, Florent Pagny y Alessandro Safina. Entradas en el sitio oficial de Emma Shapplin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados