MÚSICA

Emil Montgomery y su show más conectado

El artista y gran equipo presentan este 22 de febrero ONE, en el Auditorio del Sodre. El músico celebra 25 años de carrera con un espectáculo que apela a la unidad. "Todos somos uno, todo está entrelazado", asegura en entrevista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Emil Montgomery

—¿Por qué One? ¿Cómo surge este espectáculo?

—La palabra ONE refleja en forma implícita y en un lenguaje prácticamente universal el sentido de unidad, por lo que me pareció idónea para el show. Yo me considero un artista conceptual, es decir que para mí la idea, el concepto, debe prevalecer sobre la realización artística en sí misma. En esta ocasión este sentido de unidad es el que provocó en mí la necesidad de desarrollar una propuesta artística que logre transmitir un mensaje: que todos somos uno, que todo está entrelazado. Todo está conectado. Lamentablemente la mayoría percibimos nuestra realidad como un sistema aislado que convive con los sistemas de las demás personas y al construirlo de esa manera estamos generando fragmentación. !Pura ilusión! Yo, vos, aquellos, lo otro...y así nos vamos alejando de todo lo que no encaje con nosotros. Pero más destructivo aún es el hábito que tenemos de atacar desenfrenadamente lo que es distinto, lo que nos da miedo o lo que sea que atente contra nuestro sistema de creencias. Para mí esta es la raíz de todo conflicto y la mecánica que conduce a una pobreza espiritual infinita. ONE nos propone vivir la experiencia de unidad, de trascender nuestra fragmentación y encontrarnos en un todo a través de las múltiples emociones que nos transmitirá su música, las imágenes, los efectos visuales y por supuesto la energía desplegada por el talento de los artistas invitados.

—¿Cómo està conformado el equipo?

—En ONE participan: Daniel Anselmi, David Montenegro, Estefanía Assis, Fernando Picón, Javier Misa, Julia Roskoff, Makor Project, Sandra Scorza, Steve Jose y Yulio Baltar.Todos ellos artistas consagrados de nuestro medio en múltiples disciplinas artísticas como la música electrónica, la lírica, la música étnica, la danza y las artes visuales. Será una fusión muy original e intensa.

—¿Qué se puede decir respecto a la puesta en escena y la tecnología de este show?

—El despliegue infraestructural y tecnológico que requiere la producción de ONE es tremendo. Afortunadamente contamos con el auditorio mejor equipado de nuestro paìs, y el satff de ingenieros y técnicos mejor capacitado para obtener el resultado deseado. Será una producción de nivel internacional.

—¿Cómo se inscribe este show en el marco de tu carrera?

—ONE representa para mí la propuesta artística en la que mejor logré aunar mi experiencia como productor y artista con las inquietudes espirituales que me interesan en este momento. Me confirma que continúo en la búsqueda, que no me apego a mis propios éxitos y que me mantengo libre. No es fácil permanecer 25 años haciendo solo lo que te da la gana, dedicando tu vida solamente a aquello en lo que crees. Lamentablemente es una realidad que la mayoría de las personas no pueden vivir debido a múltiples circunstancias. Gozar de este privilegio potencia mi anhelo por cumplir en forma adecuada con el rol que afortunadamente cumplo en la sociedad. Son el público y los medios de comunicación quienes me permiten estar donde estoy. Haciendo honor a esta suerte, me comprometo continuamente en un cien por ciento con el objetivo de materializar propuestas tales como ONE, que aportan contenidos para construir una sociedad más sana.

—¿Cuánto han cambiado los recursos a la hora de componer tus shows?

—La tecnología aplicada al campo artístico evoluciona exponencialmente en forma continua. Mi herramienta de trabajo es la tecnología porque me permite crear la música, diseñar las imágenes y me provee de elementos tales como lásers y dispositivos visuales que me permiten llevar a cabo todo lo que tengo en mente de manera más eficiente cada día. Sin embargo, el avance de la tecnología podría tener un revés: cada día se hace más y más accesible por lo que si no querés que anule la potencia de tus ideas tenés que mantenerte muy despierto. No es lo mismo que la tecnología esté a disposición de tus ideas, que tus ideas a disposición de la tecnología. Creo que este concepto se ve claramente reflejado en la pobreza artística que vivimos hoy día. Y cuando hablo de lo artístico me refiero más que a nada a sus contenidos y con pobreza a la ausencia de ideas revolucionarias y vanguardistas en la mayoría de los casos. Hoy casi todo parece insulso y no es que me esté poniendo viejo porque gran parte de la generación jóven piensa y siente parecido. La tecnología mal utilizada puede atrofiarnos, despersonalizarnos y sumirnos en lo confortablemente conocido. Por eso a la hora de crear primero me tomo mi tiempo lo más alejado posible de la civilización. Así bajo mis ideas y les doy forma para luego sí pensar en cuales serían los medios tecnológicos más adecuados para comunicarla efectivamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados