ENTREVISTA

Elena Ciavaglia, una artista entre París y Montevideo que presenta nuevo disco

La cantante uruguaya lanzó su segundo disco, "Ruta del aire", que tocará el jueves 25 de marzo en La Trastienda

Elena Ciavaglia. Foto: Difusión
Elena Ciavaglia. Foto: Difusión

Entre países, estudios y creaciones de proyectos artísticos, la vida de Elena Ciavaglia está siempre en movimiento. Pasa apenas los 30 años y tiene un largo curriculum que incluye clases en Argentina, Brasil y Francia, varios fondos culturales gubernamentales, un par de discos y más en el camino.

A su último trabajo editado, su segundo disco Ruta del aire lanzado en 2020, lo presentará la semana próxima en La Trastienda. El show será el jueves 25 a las 21.00; la acompañarán a Andrés Pigatto, Diego Cottelo y Juan Manuel Cayota más invitados, y hay entradas en Abitab.

Entre Ruta del aire y el álbum debut de Ciavaglia, Tarde de sol, lanzado en 2013 con el músico Federico Araujo, pasaron clases, búsquedas, grabaciones y sobre todo, canciones. “Anduve por diferentes lugares y eso me hizo estar menos enfocada en grabar”, explica a El País.

Para cuando el momento de entrar al estudio llegó, la cantante tenía un puñado de temas que le pedían una sonoridad de banda, que requerían batería o contrabajo o piano eléctrico, y ya no aquel sonido más acústico de Tarde de sol. El cambio es evidente en Ruta del aire, un disco que tiene tanto de música popular uruguaya como de una influencia más jazzística.

Esos polos se explicitan con las versiones de “Gurí pescador” de Osiris Rodríguez Castillo y con el estándar de jazz “You Don’t Know What Love Is”, pero se hacen presentes en las ocho bonitas canciones.

“Es que siempre se vuelve al primer amor, ¿no?”, dice Ciavaglia. “Me puedo realucinar con cosas nuevas que voy escuchando, pero siempre hay algo de base que es, por ahí, la música que escuchaba cuando era chica, lo primero que canté, las primeras influencias, todo eso que queda en un lugar diferente a lo que vino después”.

En ese lugar diferente, especial, la artista ubica a Fernando Cabrera, el repertorio de Mariana Ingold y Osvaldo Fattoruso, Eduardo Darnauchans, el tango, “todas esas músicas que estaban de paisaje sonoro, mientras la vida transcurría”.

entre francia y uruguay

La vida afuera

En 2017, Ciavaglia se fue a París para estudiar canto en una escuela de jazz, y luego pasó a cursar una maestría en creación sonora. La reciente maternidad combinada con la pandemia del coronavirus la trajeron de vuelta a Uruguay, país al que siempre extrañó mucho y en el que disfruta transitar este momento tan particular.

Dice que, a nivel artístico y personal, la mayor huella de Francia está en que la obligó a reafirmarse en la escena. “Ahí siempre fui muy tímida, y tener que enfrentarme a una realidad muy distinta, hacerme entender y moverme en un circuito tan distinto, me reayudó para estar más segura en vivo. Me sirvió para desinhibirme”.

Dice, también, que la distancia dejó su marca en las canciones y que en lo último que escribió Montevideo está más presente. Ruta del aire, de hecho, se abre y cierra con candombe, y de alguna manera París incidió en eso. “Extrañar también se ligó un poco al candombe”, resume.

Esta vuelta a Uruguay, que la encuentra ya entre nuevos proyectos —ganó un Fondo Concursable del MEC para hacer su tercer disco—, es una forma de reinsertarse en una escena de la que es parte y a la vez, un poco ajena. “En un momento me pasó que no me sentía parte de ninguno de los dos lugares”, dice hablando de París y Montevideo. “Pero estoy intentando meterme, retomé algunos vínculos y empecé a ir a toques y a decir: estoy acá”. La Trastienda será otra forma de mostrarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados