Reseña

Con la electricidad en la guitarra y en todo el cuerpo

Rossana Taddei vuelve al rock en su nuevo disco

Rossana Taddei. Foto: Difusión
Rossana Taddei. Foto: Difusión

"La primera guitarra es sorpresa, es querer. Te enamora vibrante, tiene olor a manzana”, dice Rossana Taddei en “La primera canción”, segundo tema de su último disco Cuerpo eléctrico que, entre otras cosas, habla de música. Hay crítica y poesía un tanto más críptica o espiritual, pero también hay mucha referencia a la música como esencia, casi como misión en la vida.

Hay un poco de eso en la historia de Rossana Taddei, cantautora de larga data que se acercó a las canciones desde pequeña, y que desde su adolescencia viene construyendo una discografía con matices.

Con Cuerpo eléctrico, el trabajo que editó hace algunos meses, vuelve a una faceta más rockera (eléctrica, como anticipa el título) que tiene que ver con sus primeros tiempos. Sin embargo, no es el mismo rock o la misma electricidad que aparecía en algunos pasajes de, por ejemplo, Tu luz violeta. Porque ahora Taddei es más grande, es una cantante con muchos más escenarios y experiencia arriba, y porque ha encontrado un equipo que se pone a su servicio para potenciarla.

Rossana Taddei
"Fábrica", uno de los cortes del disco de Rossana Taddei

Si bien este disco fue construido a partir de la guitarra distorsionada de la solista, el peso sobre todo del bloque rítmico y groovero, dan cuenta del crecimiento a partir del cuarteto base que grabó: Alejandro Moya en bajo, Gustavo Etchenique en batería y Santiago Montoro en guitarra. En estudio, Taddei sólo estuvo en las seis cuerdas para “Limón” y el bonus track, una versión en francés de su mayor hit hasta ahora, “Poder sonreír” (que por cierto, está buenísima).

El bajo y la batería sostienen en "Cuerpo eléctrico" a lo melódico y lo vocal, donde además Taddei aparece casi siempre volcada a registros medios o graves, casi que por necesidad: es lo que esta sonoridad más cruda, bastante frontal, de cuarteto básico, requería. Esa decisión la acompañan los coros que aportan frescura y el componente lúdico que como lo anterior, es marca de la casa.

Hay ejemplos para ver ese funcionamiento, como “Torbellino felino”, puro groove funkero hasta que la distorsión se apodera del estribillo y el puente, pero que en contraposición, como para no olvidar de dónde viene Taddei, da paso a “Creo que volé”, un tema pequeñito. O más adelante, una frenética relectura del poema “Qué diría” de Alfonsina Storni, que hace un recorrido que bordea el ska, y desemboca en momentos de canto etéreo y un estribillo bien rockero tradicional.

En definitiva, Cuerpo eléctrico es la prueba de la versatilidad de Taddei y del talento de su equipo. Las composiciones son interesantes y combinan, con una misma vibra eléctrica, distintos pedazos de una discografía signada por la inquietud.

Ficha
Cuerpo eléctrico
Rossana Taddei
DiscoCuerpo eléctrico
¿Está online?Sí, en plataformas, y en disquerías  por Bizarro
¿Está bueno?Sí, profundiza en otra faceta de la cantautora
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º