Visita

Ed Sheeran, ese millennial de alma clásica que viene a conquistar Uruguay

¿Cuál es el éxito que traerá hasta acá a este cantante británico?

Ed Sheeran. Foto: Difusión
Ed Sheeran. Foto: Difusión

Es un poco menos que la población de Argentina, pero es un poco más que la de Canadá. Si la cantidad de escuchas mensuales que tiene Ed Sheeran en Spotify tuvieran su equivalente en un país, serían más o menos la cantidad de habitantes que tiene Polonia. La plataforma de streaming musical afirma que cada mes, unas 38.529.516 personas escuchan a este pelirrojo de 27 años, rasgos de bonachón y mirada pícara, tres discos y millones de copias vendidas. Así de contundente es su popularidad.

Sin embargo, es probable que a más de un lector su nombre no le suene familiar, y que le haya sorprendido el interés mediático que generó ayer el anuncio de su llegada a Uruguay. El 20 de febrero, el cantautor se presentará ante su público uruguayo, en un concierto que dará en la Tribuna Olímpica del Estadio Centenario y que organiza AM, la productora de Atín Martínez, que en el último tiempo concretó las visitas de Phil Collins y Rolling Stones.

Desde el lunes próximo y hasta el miércoles inclusive, habrá una preventa de entradas exclusiva para clientes Santander; y desde el jueves 1° de noviembre quedará habilitada la venta general, siempre por Red UTS y los locales de Redpagos y Tienda Inglesa. Los precios oscilan entre los 2.070 y los 6.900 pesos (*).

Sheeran vendrá con Divide, la gira que arrancó en marzo del año pasado, que cerrará en agosto de 2019 y que es una de las más taquilleras del presente. Es el tour de presentación de su último disco, de igual nombre, y que lo encuentra solo en el escenario, haciéndose cargo de todo. Respaldado por un despliegue de pantallas gigantes, Sheeran enfrenta a la audiencia con sus guitarras, casi siempre electroacústicas, su voz y una loopera.

Allí, este chico de antepasados irlandeses y familia muy vinculada al arte, graba voces y secuencias melódicas y rítmicas, que reproduce y sobre las que construye sus canciones. Con eso y una actuación energética es, en escena, autosuficiente.

Y en eso hay algo de old school que marca la música de Ed Sheeran, quien consolidó su fama en 2014 con un éxito que ya es uno de los grandes clásicos románticos de todos los tiempos. “Thinking Out Loud” es una balada pop de melodía y ritmo clásicos, en la que Sheeran despliega su talento vocal para cantar unos versos de amor que son como una versión más solemne y melodramática que “When I’m 64”, una de las joyas de Paul McCartney para el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles.

El fraseo de Sheeran en el preestribillo y ese verso que dice que las personas se enamoran de formas misteriosas (“People fall in love in mysterious ways"), son puro romanticismo y una de las explicaciones de por qué tiene tantos escuchas en Spotify como habitantes hay en Polonia.

Él lo sabe y lo aplica con inteligencia porque en Divide, su último disco, hay por lo menos dos temas que se pueden ubicar en la misma estantería que “Thinking Out Loud”: “Perfect”, otra balada sobre el amor y la belleza (aunque un poco más pomposa en su producción) y “Happier”, melancólica.

Sin embargo, el gran hit de su último disco es prueba de que aunque tenga alma clásica, es un millennial y no le escapa a las tendencias. “Shape of You”, que tiene más de 3.800 millones de reproducciones en YouTube, tiene una base dancehall y una letra más superficial y hasta tirada de sexista (“Estoy enamorado de tu cuerpo”, repite una y otra vez en el coro), que le permite estar cerca —pero no tanto— de las tendencias urbanas, mientras que “Eraser” incorpora el rap, otro estilo de moda. Hay una intención de estar al día en Sheeran, siempre rodeado de buenos productores, pero en el fondo aflora esa veta tradicional, clásica, de cantautor.

Pop, pero cantautor al fin.

Su poesía autorreferencial siempre mira hacia atrás o es evocativa, e incluso en esa actualidad de “Shape of You” aparece citado uno de sus héroes musicales, Van Morrison. “Necesito algo en mis canciones que nadie haya escuchado antes, para que cuando la gente las escuche diga: ‘Ese es un tema de Ed’”, dijo en su última entrevista con GQ.

Y en esa mezcla de simpleza, soul y herramientas pop, Sheeran ha encontrado una marca identitaria que le permitió eclipsar a los carilindos Justin Bieber y Justin Timberlake y demostrar que en la rama masculina de la música mainstream, no se necesita estar dentro de los estándares de belleza para alcanzar el éxito. Sólo se necesita una gran canción de amor.

(*) La primera lista de precios que se publicó, antes de que comenzara la preventa, indicaba entradas a $ 8.050 pesos. Sin embargo, las entradas más caras para el show son las de $ 6.900.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)