La propia discoteca

Una dupla para lidiar con el dolor

Un canon personal de la música popular.Hoy: Marinero de luces, de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja en Viña del Mar 2017. Foto: EFE

En 1985 y después de una reclusión y un duelo por la muerte de su pareja que era, además, una de las figuras más populares de España, Isabel Pantoja volvió a la música de la mano de José Luis Perales, que le compuso un disco a medida. Perales, que ya era una estrella de la canción española como intérprete, pero sobre todo como compositor, le armó el repertorio ideal a la Pantoja para que canalizara todo el drama que había atravesado en los últimos años, y para que volviera a los escenarios por todo lo alto.

Y así fue. A unas canciones de amor brutales, Pantoja le puso su canto tradicional intenso y desgarrador, y una interpretación de esas que pocas veces se ven, cargada de gestos faciales y con los movimientos corporales exactos como para reforzar cada palabra. La combinación, en el contexto de su viudez por la muerte de Paquirri, estremece.

A Marinero de luces le da nombre una de las canciones icónicas del repertorio de Pantoja, una de esas que es banda sonora de la infancia de los niños de los noventa, como es mi caso. El tema, dedicado a Paquirri como el resto de ese disco -también son muy buenos “Era mi vida él” y sobre todo, “Pensando en ti”- está lleno de imágenes poéticas. “Con alma de fuego y espalda morena”, “de sol y de sombra, de mar y de olivo” o aquel silencio “de rojo y arena”, son, en boca y voz de la Pantoja, todo un canto de amor, al que vale la pena volver de vez en cuando.

Ficha
Marinero de luces
Isabel Pantoja
DiscoMarinero de luces
Año1985
¿Está online?Sí, en las principales plataformas digitales
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º