Música

Dua Lipa, la chica que está poniendo las nuevas reglas en el pop

Con 22 años y un solo disco, bate récords en los premios británicos y va por todo

Dua Lipa
Dua Lipa. Foto: Difusión

El de Dua Lipa bien podría ser un cuento de hadas moderno. Tuvo una infancia londinense en el seno de una familia exiliada, se nutrió de la pasión de un padre rockero y de las singularidades de la cultura kosovar, se rindió ante un disco de Nelly Furtado y más tarde se deslumbró ante el rap, y hasta alguna vez le dijeron que su voz no era lo suficientemente buena. Pero como en un buen cuento de hadas, la chica persiguió sus sueños porque creía en ella misma.

Hoy, Dua Lipa es una de las chicas del momento en el gigante y complicado mundo del pop. Y no solo eso: es una de las chicas del momento con una personalidad que la desmarca rápidamente del resto de sus competidoras, una voz que parece ser la voz de todas pero que a la vez es decididamente única, y un recorrido corto que ya le permite marcar récords.

Días atrás, la morocha de cejas gruesas y mirada penetrante se convirtió en la artista mujer con más nominaciones en la historia de los Brit Awards, los premios más importantes de la música británica, gracias a su disco debut homónimo. Es, además, la más nominada para esta edición de los Brit, con una candidatura más que el mundialmente reconocido Ed Sheeran, que es tan popular que hasta tuvo un cameo (breve e innecesario) en Game of Thrones en la temporada pasada.

“¿Cómo es esto real?”, fue la única reacción de Dua Lipa en Twitter: una línea apurada, sin puntuación ni emojis ni agradecimientos; un gesto de sorpresa de una chica que quiso cantar, y ahora ve cómo la realidad empieza a superar a sus propios sueños.

Abrirse paso

Dua Lipa hizo lo que cualquier millennial que quiere triunfar hace: subió a internet unos videos suyos cantando temas pop, para hacerse escuchar y, por qué no, para esperar el golpe de suerte. Y aunque no se volvió un fenómeno viral (para su suerte), un productor reparó en su talento y le dio el respaldo que necesitaba para empezar a componer. Así, en agosto apareció “New Love”, hoy un antecedente bastante lejano de su inicial Dua Lipa.

Durante los dos últimos años hubo más canciones, éxitos radiales, hubo una cantidad de fotos porque su porte de modelo es atractivo para revistas de referencia, y hubo tiempo para componer y definir una personalidad artística. Y el trabajo fue bueno, porque Dua Lipa no suena al primer disco de una veinteañera, y por supuesto no fue recibido de esa manera: fue recibido como un viento renovador con ganas de arrasarlo todo, un remolino capaz de demostrar que además del patrón de mujer cantante de pop que se ha repetido a lo largo de los años, hay algo más y es hora de hacerle lugar; pero sobre todo como un catálogo solvente de canciones redondas.

Hay, de un tiempo a esta parte y cada vez con más fuerza, muchas mujeres tratando de demostrar en el pop internacional que las reglas están hechas para romperlas y que se puede salir del lugar de chica linda, inocente pero sensual, enamoradiza y despechada en medidas justas pero sobre todo idealista, del tipo Britney Spears o Katy Perry. La sueca Tove Lo y la danesa MØ son, con menos exposición en este momento pero en la misma sintonía que la estadounidense Lana Del Rey o la neozelandesa Lorde, ejemplos de esta tendencia que ahora parece llegar a un nuevo lugar (aunque solo el tiempo lo dirá) de la mano de Dua Lipa, que estuvo como telonera de Coldplay en su última gira y aprovechó para hacer un show por su propia cuenta en Buenos Aires.

Dua Lipa está, además, en el lugar correcto en el momento exacto: la simpleza de sus canciones en tiempos donde se abusa de la superproducción y los efectos, lo directo de su mensaje y el empoderamiento femenino que promueve (sea en letras compuestas por ella o no, como es el caso de su hit “New Rules”) han cautivado al gran público en el hemisferio norte. El paquete lo completan esos estribillos que quedan dando vuelta en la cabeza indefinidamente, y su voz oscura y aterciopelada, que tiene algo de Rihanna y algo de Lorde y algo de Katy Perry, pero que a la vez no se puede comparar a ninguna. Este combo de procedencia exótica y elegancia londinense es el que está queriendo conquistar la música de hoy, y va por buen camino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)