LA PROPIA DISCOTECA

"Driving Rain", un disco para conocer el lado más vulnerable de Paul McCartney

Publicado en 2001, el disco "Driving Rain" está inspirado en la muerte de su esposa Linda y en la llegada de un nuevo amor (Heather Mills)

Paul McCartney
Paul McCartney. Foto: Difusión

En la larga discografía solista de Paul McCartney, Driving Rain suele quedar olvidado entre clásicos como Flaming Pie, Tug Of War y Chaos And Creation at the Backyard. Pero este álbum de 2001 está entre lo más alto de su carrera. Grabado en un momento de importantes cambios en su vida —el luto tras la muerte de su esposa Linda y la llegada de Heather Mills, su nueva pareja—, Driving Rain se construye sobre el luto de la pérdida y el renacimiento gracias a la llegada de un nuevo amor.

De ahí la razón de que las canciones estén vestidas de aires oscuros y melancólicos, tan diferentes al optimismo que suele definir sus letras. “Traté de superarte, traté de conseguir algo nuevo / Pero todo lo que podía hacer era dedicar mi tiempo a pensar en vos”, canta al comienzo de “Lonely Road”.

En esta balada, con aires rockeros, McCartney se muestra más vulnerable que nunca. “No quiero volver a andar por ese camino solitario de nuevo”, agrega en el estribillo. Varias de las canciones cargan con ese miedo de empezar de nuevo y presentan un pedido a su exesposa de volver a comenzar. Por ese lado van las hermosas “From A Lover To a Friend”, “Loving Flame” y “I Do”.

A medida que avanza el álbum, se va moviendo hacia terrenos más alegres gracias a la llegada de Heather. “Me diste fuerzas para volver a salir de la cama”, canta en “Back In the Sunshine”. Además de esta temática, el disco incluye grandes momentos, como “Spinning On An Axis”, “Rinse the Raindrops” y “Freedom” (inspirada en los atentados del 11 de setiembre de 2001).

Driving Rain es el disco ideal para conocer el lado más vulnerable de Paul McCartney. El viaje lo vale.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados