MÚSICA

Este domingo, una nueva edición de MPU, un festival que celebra la música popular uruguaya

A partir de las 19.30, 16 propuestas musicales se adueñarán del Auditorio Nacional del Sodre

El Zurdo, Emiliano y El Alemán.
El "Zurdo", Emiliano Muñoz y El Alemán participarán de la grilla del festival. Foto: Archivo El País. 

Desde 2008, el festival de Música Popular Uruguaya (MPU), organizado por el sello discográfico Montevideo Music Group (MMG), busca reunir en un mismo espacio a referentes de la música uruguaya que, principalmente, vienen de la tradición carnavalera. “Esta es una historia que viene de hace muchos años”, dice Federico Marinari, gerente de producto del sello. Según explica, el concepto del festival —que este domingo celebra una nueva edición, esta vez en el Auditorio del Sodre— tiene dos orígenes.

Por un lado, el nombre fue tomado por la famosa corriente de Música Popular Brasileña (MPB), que a finales de los sesenta marcó un camino a seguir en cuanto a la estética y a la lírica de las canciones. Por el otro, la idea de generar una grilla variada con algunos de los representantes de la música uruguaya, nace como un homenaje a los festivales de Canto Popular que se celebraban en la Alianza Francesa, el Palacio Peñarol y el Estadio Centenario durante la dictadura.

“En esa época yo era preadolescente y me encantaba ir a escuchar ese tipo de grupos, como Pareceres, Rumbo y Contraviento”, dice Marinari en su despacho de MMG, que tiene discos de oro colgados en la pared, pósters sacados de la revista Rolling Stone y varias pilas de discos que van desde lo último del catálogo del sello hasta el repaso de lo mejor del Rock & Roll Hall Of Fame.

Las dos inspiraciones del MPU van detrás de un objetivo en común: unificar la tradición musical de cada país a través de las colaboraciones entre grupos y solistas. Sobre esta idea trabaja el festival organizado por el sello, que el domingo celebrará una nueva edición, esta vez en el Auditorio del Sodre. En las ediciones organizadas por MMG, la mayoría de las propuestas musicales que se unen en el escenario vienen del ámbito carnavalero. De esta manera, los artistas que participan frecuentemente del festival son Alejandro Balbis, Emiliano y El Zurdo, El Alemán, Edú “Pitufo” Lombardo y Los Mareados.

La presencia de varios de los representantes de la murga canción -ese género impulsado por Los Olimareños, Jaime Roos y Rumbo- en el festival, representa el apoyo de la discográfica a desarrollar el género. Marinari y Ernesto Muñoz —productor general del sello— vienen de una larga experiencia en el ambiente murguero. Para Marinari, desde hace varios años se está “ampliando el espectro de mezcla en el ambiente de la murga”. Uno de los ejemplos más claros es el disco El murguero oriental (2008), de Tabaré Cardozo, donde la tradición murguera se mezcla con géneros como rock, tango, samba, ragtime y blues.

El gerente de producto de MMG relata que Cardozo —uno de los clásicos participantes del festival, aunque este año no participará de la grilla— fue uno de los impulsores de este movimiento, al que luego se le agregaron Alejandro Balbis, Emiliano y El Zurdo y El Alemán. Tras esa primera experiencia en el Teatro Metro, en 2009 el festival se mudó al Teatro de Verano, donde se celebró tres años seguidos.

Este fue todo un acontecimiento para los músicos del ambiente murguero, porque significó la consolidación de la murga canción por fuera de la temporada carnavalera; incluso el festival fue televisado. Sin embargo, dejó de realizarse durante años, hasta que volvió en 2017. “La energía empezó a bajar porque es muy caro de hacer el festival. No se gana con esto y el punto de inflexión es la venta de entradas”, explica Marinari.

colaboraciones

Encuentros musicales

“Lo que me motiva del MPU es el reencuentro con amigos y colegas”, explica Emiliano Muñoz a El País. “En general no tenemos muchas instancias de encuentro porque cada uno está en lo suyo”, agrega. De esta manera, en esta edición del festival se nucleará a 16 de las propuestas musicales más representativas de la tradición de mezcla a la que hacía referencia Marinari. Pero además de las mezclas de géneros, ese día se dará espacio a los intercambios entre grupos.

Según adelanta Marinari, habrá diferentes colaboraciones. Por ejemplo, Jorge Nasser junto a Milongas Extremas; HA Dúo y Edú “Pitufo” Lombardo; Emiliano y El Zurdo con Héctor “Numa” Moraes y El Alemán; y Alejandro Balbis y Maxi y Pablo Porciúncula. De esta manera, se refuerza la idea de vínculo que nuclea el concepto del recital.

El festival comenzará a las 19.30 y, según explica Muñoz, la idea es generar un ambiente “bien dinámico”, donde cada músico pueda tocar seis canciones basadas en el concepto de fusión, uno de los pilares del MPU. Para los amantes de la música uruguaya, esta será una excelente oportunidad de formar parte de la fiesta de la música uruguaya y de disfrutar de una noche de intercambios a través de la música que nos representa.

música

Murga canción, un género que crece

Federico Marinari, que en la década de los noventa salió en la murga La Gran Siete, explica que el interés de los músicos por mezclar la tradición carnavalera con otros géneros se fue desarrollando desde adentro. “Me acuerdo que en las madrugadas, en esas noches de boliche después del tablado, el Ney Peraza o cualquier murguista agarraba la guitarra y empezaba a animarse a mostrar sus canciones”, relata.

A su vez, Emiliano Muñoz recuerda que Guillermo Lamolle —que fue director y letrista de La Gran Siete— fue uno de los impulsores de que los músicos se animen a componer sus canciones. “Está bueno porque te genera una identidad y te marca un camino”, explica.

De esta manera, las nuevas composiciones se fueron fusionando con los géneros que los murguistas escuchaban desde niños. “El tipo compone desde otro lugar. Los discos de El Alemán tienen mezclas con bossa y con rock, y en ningún momento es forzado”, dice Marinari.

El interés por crear bajo el lenguaje basado en el intercambio musical coincidió con la consolidación y la profesionalización del género de la murga canción, cuando a principios de los 2000, varios músicos provenientes del ambiente carnavalero comenzaron a editar sus trabajos solistas con gran aceptación del público: Tabaré Cardozo, Edú “Pitufo” Lombardo, Emiliano y El Zurdo, El Alemán y Alejandro Balbis.

Así, la murga canción empezó a conquistar nuevos escenarios y todos los músicos nombrados han ofrecido recitales con entradas agotadas en el Teatro Solís.

A su vez, varias de estas propuestas comenzaron a hacer giras internacionales, teniendo como principal destino Buenos Aires, una puerta que en los noventa se había abierto con las visitas de Jaime Roos, Falta y Resto y Araca La Cana.

De esta manera, para varios músicos, la murga trascendió la temporada carnavalera, para convertirse en una actividad que puede durar todo el año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)