MÚSICA

Un documental sonoro para andar por otro camino

Residente recorre el mundo con su disco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Para hacer este disco, René Pérez estuvo viajando casi dos años. Foto: Difusión

Calle 13 le dio un sacudón a la música latinoamericana porque planteó, entre el reggaetón, la cumbia y el hip hop (y una actitud rockera), un terreno de rimas finas de rap, provocación y sobre todo mucha crítica social. Y Residente (o sea, René Pérez), cara más visible de aquella banda, decidió cortar de la manera más tajante que pudo ese lazo, para aventurarse así a una búsqueda solitaria. Abandonó las canciones pensadas para romper la pista, y se concentró en las texturas y las sutilezas, acompañado de decenas de personas entre los que resalta Goran Bregovic (en "El futuro es nuestro"), el de las bandas sonoras de Emir Kusturica.

Con esa premisa y siguiendo los pasos de un análisis de ADN que decidió hacerse parió a Residente, su primer disco solista y la puerta que se abre a un mundo llamativo, que a su manera hace bailar pero que requiere de cierto tiempo: es para escuchar varias veces.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

De alguna manera, lo que queda de la escuela Calle 13 acá es la manera de decir, claro, y la provocación, un sello del rapero puertorriqueño que aquí celebra la anormalidad en "Somos anormales" o ironiza con la religión en "El futuro es nuestro" ("Y baja Cristo del cielo a entregarles amor propio/ Y se dan cuenta de que es negro y de que está fumando opio").

También hay, en los ritmos, una intención de provocar al que lo escucha y de despertarle aquellas músicas más primitvas, que vienen de culturas milenarias. Así, hay influencias siberianas, chinas, africanas y latinas, que se entrelazan generando un sonido de aldea global, una suerte de world music que a la vez es muy personal.

Residente es un recorrido bastante ambicioso (que además se acompañará de un documental, que consiguió críticas aceptables en el festival estadounidense SXSW; y de un libro), una suerte de documental sonoro en el que el rapero aborda la sociedad desde su lugar de observador pero no desde una postura pasiva. Se pone, de hecho, en ese lugar de vocero que tenía en Calle 13, como intentando ser uno más de esos marginados que en general lo inspiran y habitan su lírica.

Y es un recorrido interesante, que no deja de ser una rareza pero que tiene, sobre todo, una buena idea que está bien desarrollada. Eso sí: el que quería seguir bailando a lo Calle 13, se quedará con las ganas. Acá, si hay movimiento, va más que nada por adentro.

Residente

Disco: Residente.Duración: 54 minutos.¿Está online? Sí, y también en disquerías editado por Sony Music. ¿Está bueno? No está mal, hay que darle un tiempo para procesarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados