STREAMING

El documental "John & Yoko: Above Us Only Sky" ofrece una interesante mirada al proceso de grabación del disco "Imagine"

Disponible en Netflix, el documental muestra la grabación de "Imagine" y la vida en pareja de John Lennon y Yoko Ono

John Lennon y Yoko Ono. Foto: Difusión.
John Lennon y Yoko Ono. Foto: Difusión.

La escena inicial del documental John & Yoko: Above Us Only Sky —que desde el miércoles está disponible en Netflix— resume perfectamente la situación en la que John Lennon se encontraba en 1971, tras la separación de The Beatles. Con sus clásicos lentes redondos, el pelo corto (acompañado de unas largas patillas), barba de apenas unos días y una camisa azul, la cámara lo capta frente a un piano vertical mientras interpreta “How?”, uno de los momentos más íntimos del disco Imagine (1971). “¿Cómo puedo ir hacia adelante cuando no sé qué camino estoy enfrentando? / ¿Cómo puedo seguir adelante cuando no sé qué camino tomar?”, canta mientras mira a los ojos a George Harrison, quien escucha atentamente y trata de descifrar cada acorde que sale del instrumento con teclas de ébano y marfil.

Con 30 cumplidos cuando la banda más influyente de la historia se separó, John Lennon —al igual que sus otros tres excompañeros— se enfrentó a la inseguridad y al desafío que implicaba mantener la calidad de discos clásicos como Revolver, Sgt. Pepper’s, The White Album y Abbey Road, que revolucionaron la música mundial. Paul McCartney se radicó en una granja de Escocia junto a su esposa y grabó un álbum donde tocaba todos los instrumentos, George Harrison publicó un disco triple en el que terminaba de consolidar su talento compositivo e interpretativo y Ringo Starr prefirió grabar un álbum de standards.

Aunque Lennon siempre fue considerado el más duro de los cuatro músicos, sus miedos salieron a la luz en su primer disco, John Lennon/Plastic Ono Band (1970), donde hablaba de los traumas de su juventud —su padre lo abandonó y su madre murió atropellada por un policía borracho— y utilizaba la crudeza y un golpe rupturista para enfrentarse a esta nueva etapa: “No creo en The Beatles / Solo creo en mí, en Yoko y en mí”, cantó en “God”. Esa canción termina de confirmar la postura que Lennon tomaría durante el resto de su vida, algo así como John y Yoko contra el mundo.

Al ver Above Us Only Sky, el espectador puede confirmar esta idea, que es defendida por varios de los allegados al músico fallecido en 1980. “Yoko le dio todo lo que John necesitaba y lo cambió por completo”, asegura el músico, diseñador y fotógrafo Klaus Voormann —encargado de la histórica portada de Revolver—, que conocía a Lennon desde principios de los sesenta, cuando tocaba con The Beatles en clubes nocturnos de Hamburgo. “Ella era completamente diferente a la mujer diabólica que nos pintaban en las noticias, que encima era extranjera y había separado a The Beatles”, agrega el fotógrafo Kieron “Spud” Murphy.

Aunque ya pasaron casi 50 años de la disolución de la banda de Liverpool, todavía quedan personas que siguen despreciando a Ono —especialmente por sus performances basadas en gritos— y la acusan de haber separado a The Beatles. Sin embargo, es poco probable encontrar a alguien que no esté de acuerdo en que de esta relación nacieron varias de las canciones más hermosas de Lennon, como “Jealous Guy”, “Oh My Love”, “Woman”, “Love”, “(Just Like) Starting Over” e “Imagine” —que en la última entrevista que el músico dio en vida, confesó que debería haber firmado la canción como una colaboración con la artista japonesa—.

Above Us Only Sky se centra en la estancia de la pareja en Tittenhurst Park, una residencia de 29 hectáreas donde vivieron entre 1969 y 1971. Así, el director Michael Epstein entrelaza varias imágenes de la grabación de Imagine —el segundo álbum solista de Lennon— con escenas de la vida cotidiana de la pareja.

El disco fue grabado en el estudio casero que Lennon mandó construir cerca de la cocina de su casa e incluye varias de las canciones más importantes de la obra solista del inglés. Imagine tiene dos ejes temáticos. Por un lado, el ex-Beatle apunta a una mirada autorreferencial con canciones dedicadas a su relación con Ono (“Oh, Yoko”, “Jealous Guy”, “Oh My Love”), sus inseguridades (“How?”) y su competencia con McCartney (en la demoledora “How Do You Sleep?). Por otra parte, Lennon apuesta a una mirada crítica sobre la sociedad y la política de la época (“I Don’t Wanna Be A Soldier”, “Gimme Some Truth” e “It’s So Hard”), que, entre tanta injusticia, ofrece un poco de esperanza en la utópica “Imagine”.

Lo más valioso del documental de Epstein es que, al igual que la película de Let It Be, el foco está puesto en las sesiones de grabación. “Lo bonito de las grabaciones de esa época es que todos tocaban al mismo tiempo”, explica Voormann, que tocó el bajo en todo el álbum. De esta manera, se puede escuchar a los músicos —George Harrison, Nicky Hopkins, Alan White y Jim Keltner y Voormann— dándole forma a las canciones y aportando arreglos que le agregaban riqueza al repertorio de 10 composiciones.

Todo el proceso estuvo a cargo de Phil Spector —uno de los productores más innovadores y polémicos de la historia—, cuyo mayor aporte fue incluir arreglos de cuerdas a las canciones. Con una presencia intimidante, en una de las primeras escenas del documental se puede ver cómo apura a Lennon para que empiece a grabar, que de inmediato le retira las tazas de té a los músicos y los lleva al estudio para lanzarse sobre “How Do You Sleep?”.

Above Us Only Sky es una excelente herramienta para asistir a la grabación de un disco clásico y para acercarse a una de las parejas más famosas del siglo XX, cuya unión dio fruto a una serie de canciones imborrables.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)