MÚSICA

Los distintos mundos de un cantautor de acá

Damián Gularte muestra su nueva música en la Balzo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El cantautor Damián Gularte. Foto: Darwin Borrelli

El año pasado, Damián Gularte estuvo entregado a la preparación de su tercer disco solista, este que ahora está por presentar. Por primera vez hizo maquetas para achicar el margen de error en sus canciones, se dio el gusto de invitar a Martín Ibarburu, Hugo Fattoruso y Fernando Cabrera a formar parte, y le dio forma a este nuevo repertorio en su casa, donde hizo la mayor parte del trabajo.

Así, con dedicación y con cariño —y con una impronta "superecléctica", dice el autor— se fue armando este Mundos distintos, que será presentado el jueves de la semana próxima a las 21:00, en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre. Hay entradas anticipadas en Tickantel y en boletería de la sala, a 250 pesos.

En esa eclecticidad hay, por ejemplo, una chacarera tocada con bombo leguero, bossa nova, canciones pop, milongas que aparecen por primera vez en el repertorio del cantautor; y esa misma variedad está en las letras, en las que aparecen el amor y el desamor, y musas tan diferentes como pueden ser una mascota o el mismísimo Luis Alberto Spinetta.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"No estoy muy preocupado por si lo que estoy haciendo es muy uruguayo", comenta Gularte reflexionando sobre este reciente interés por la milonga, por ejemplo, y consciente además de que su manera de componer y de tocar está marcada más que nada por la música brasileña. "Pero tampoco me interesa hacer una música que no tenga nada de uruguayo. Creo que hay que tener de las dos cosas: hacer música uruguaya pero dejarse modernizar, poder ponerle influencias de Daft Punk por ejemplo".

Es que para Mundos distintos, Gularte se abrió a una sutil experimentación electrónica, quizás la diferencia más clara a sus discos anteriores, Manjar hembra e Individuo rodeado. Y aunque está conforme con esa modernización de su sonido aclara que, al menos para el toque de la Balzo, no trasladará tanto esa novedad al vivo.

Así como sabe eso, Gularte también sabe que en algún momento grabará un disco de candombe y milongón, algo que de alguna manera lo acercará a la obra de su padre, Jorginho, y también al legado de su abuela, la icónica Martha Gularte. "Pero él, como toda su generación, era mucho más politizado y yo no tanto. Yo hago canciones que tienen que ver con mi propia vida, con lo que me pasa. Mi propuesta va por ahí".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)