VALERIA LYNCH

"Disfruto de ser popular, es un lugar de privilegio"

La cantante cuenta de su show en el Conrad y adelanta su nuevo disco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Valeria Lynch. Foto: Difusión

Para los uruguayos, la de Valeria Lynch es una visita difícil de resistir. Y como ella misma dice, el sentimiento es recíproco. "Tenemos una empatía muy grande con el público de Uruguay porque somos hermanos y vecinos y lo digo de corazón: Me encanta estar allá", dice en una charla telefónica con El País. Muy habladora y con una risa contagiosa, lo primero que dice Lynch es "decime vos" y no deja que la vuelva a tratar de usted. Es que así es esta cantante, que este año cumple cuatro décadas de escenarios, que se podría definir como auténtica. Una risa genuina muestra ante cada comentario que le resulta gracioso, y no pierde la oportunidad para mostrar su mirada de maestra, frente a las nuevas generaciones de artistas.

Sus conciertos en el Palacio Peñarol son un clásico que agota localidades gracias a esos éxitos que la han mantenido en la cresta de la ola por tantos años.

El próximo 15 de abril, a las 21.00, se presentará en Enjoy Conrad con Grande Val, donde realizará un repaso por alguno de sus mayores éxitos (esas canciones que si no hace su público la "mata", dice) y alguna canción de las que aparecerá en su nuevo disco, que será de rock. "También hago cosas que me gustan, como un homenaje al flaco Spinetta", dice y agrega que estará acompañada por Maxi de la Cruz, quien cubrirá la parte de humor de su espectáculo.

Así, la cantante que se define como "puro fuego" y que dice no imaginarse haciendo las cosas midiéndose, llegará, para volver a enamorarnos con su potente voz y sus cálidas baladas románticas.

—Venís a presentar Grande Val. ¿cómo va a ser ese show?

—Es un espectáculo con el que vengo dando vueltas por el país y la región. Es un show que tiene los éxitos de siempre y algunas canciones nuevas. Estoy contentísima porque está teniendo muchísimo éxito en todos lados y me faltaba Punta, que no pude estar en el verano y cuando me llamaron, me pareció fantástico.

—Con tantos éxitos, ¿es difícil decidir qué canciones integran cada espectáculo?

—Hay muchas canciones que se quedaron en el gusto popular y no puedo dejar de hacerlas. Por eso, cada vez que armo un show no pienso qué canciones pongo, sino qué canciones saco. Porque disfruto de ser popular, es un lugar de privilegio.

—¿Con qué tema empieza Grande Val?

—Arranco con "Muñeca Rota". Por supuesto que con una versión aggiornada, pero con las mismas ganas y la misma intensidad, porque es un tema divino. Es una de las canciones que no puedo dejar de hacer.

—Esa canción es bien rockera, ¿pensás volver a hacer rock?

—Sí, justo ahora grabo mi disco de rock, estoy re contenta. Fue una idea mía que surgió cuando estaba pensando qué hacer para mi próximo disco. Siempre me consideré una artista de riesgo, siempre estoy apostando a algo nuevo y diferente. Me quedo con lo clásico, con lo que la gente me conoce, porque si no me matan; pero me gusta aceptar nuevos desafíos. Y le propuse a la gente de Sony hacer un disco de rock, porque aunque no haya seguido por ese camino, siempre lo guardo en mi corazón. El llevarse al mundo por delante, y eso lo hice de la mano del rock, así que estamos eligiendo temas.

— ¿Algo que puedas adelantar?

—Vamos a tener invitados y va a dar que hablar este disco que estará en las calles en septiembre.

—¿Qué canción no puede faltar en ese disco?

—Hay un grupo cordobés de heavy metal que se llama Marya, son tres chicos que hicieron una versión del tema "Amame en cámara lenta" en heavy. Así que ellos están invitados y esa va a ser una de las canciones que va a ser preponderante.

—¿Habrá otros invitados?

—Sí, va a estar la cantante Tarja Turunen del grupo Nightwish. Después estoy eligiendo entre los grupos de rock más importantes argentinos y del exterior que marcaron mi juventud y se quedaron en mi corazón. Va a ser algo distinto que si bien es un riesgo, yo me tiro a la pileta, es un gusto que me voy a dar.

—¿Qué tiene que tener un artista para que te llame la atención?

—No solamente una buena técnica, que para mí ya es el 50 por ciento. Ya me salió la maestrita de adentro. Además de técnica tenés que tener algo que te diferencie, para que cuando te escuchen digan, éste es fulano por el timbre de voz, la personalidad o el carisma. Tiene que llegarme al corazón el cantante para que diga guau, este es un artista, y no todo el mundo lo tiene. Hay mucha gente que es afinada, pero cuando la ves en vivo no te llega. A mí no me importa si hay una nota que no afina. Sí que sea un intérprete y que se apropie de la historia que está contando en esa canción. Eso es lo que hace la diferencia a un artista.

—De la camada de artistas jóvenes que hay en Argentina, ¿quién creés que se destaca?

—A mí me gusta Lali. Me parece que es muy segura en todo lo que hace. Es una chica que tiene un enorme potencial, es diferente y tiene muy claro lo que quiere, es su propia empresaria. Ella tiene claro qué camino quiere y me hace acordar a mi juventud, cuando me llevaba el mundo por delante.

—¿Alguna otra?

—Martina Stoessel. Es distinta a Lali y son diferentes entre sí, pero tienen la suerte de haber estado con Disney que te abre las puertas, pero ahora está armando su propio estilo y camino. Es muy talentosa y es la antítesis de la otra, una es polvorita y la otra es dulzura, pero las dos tienen herramientas como para ser distintas a lo que proponen las artistas jóvenes.

—El año pasado, cumpliste tu sueño de cantar sola en el Teatro Colón. ¿Cómo te sentiste?

—Todavía no lo puedo creer. Porque para una artista popular es difícil entrar al Teatro Colón, que tiene una tradición lírica y de ballet, es muy elitista. Y que abran la cabeza para que los artistas populares podamos hacer nuestro concierto es fantástico.

—¿Te sentís una artista popular?

—Sí. Empecé mi carrera cantando rock en inglés en los sótanos, porque el rock en la década del 70 estaba prohibido. Después seguí creciendo y cuando conocí a (Héctor) Cavallero me dijo: tenés que cantar en español, y me fue marcando un camino hacia la balada y la verdad es que me encanta, porque me convertí paulatinamente en una artista querida por la gente y popular, como parte de la familia, así me siento.

Un concierto en Semana Santa.

Como dice en la entrevista, este año Lynch no pudo realizar un ciclo de conciertos en Punta del Este. No pudo despejar una agenda que estaba repleta de compromisos. Ahora, realizará su presentación en una época más fresca. Pero su optimismo es a prueba de estaciones: "Me gustó la idea de ir en esta época. Me parece que va a estar bueno". Las entradas para su espectáculo, Grande Val que se realizará el sábado 15 de abril a las 21.00, se adquieren por Red-Uts y los precios van desde los 28 a los 88 dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados